Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Habla Carlos Enrique Vélez, el testigo clave del caso Uribe

En entrevista exclusiva con SEMANA dice que se dejó manipular del abogado Diego Cadena para enlodar a Iván Cepeda. “Los abogados de la caridad estaban dando plata”, dijo.

SEMANA: ¿Cómo conoce a Diego Cadena?

Carlos Enrique Vélez: Por los lados de Samuel Arturo Sánchez Cañón (abogado de exparamilitares). En una llamada en la que participamos Cadena, Samuel y yo se acuerda todo. Diego Cadena escribe una carta que yo firmo, pero no terminó sirviendo porque la corte no le dio validez. En la corte me dicen ¿es que usted firma cualquier papel con huella? Dije: hermano, es muy simple, el señor escribió y al ofrecer plata, pues yo estaba prácticamente dejándome manipular por ellos, por Cadena, por Juan José (Salazar). Ellos querían dar una versión falsa de Iván Cepeda, de lo que había pasado en Bogotá. Luego viene Samuel, y ya sabiendo cómo tiene que escribirse la carta, lo hago de mi puño y letra.

SEMANA: ¿Qué había pasado en Bogotá?

C.E.V.: Ellos tienen un recibo que Samuel pasó; es el recibo que entregan en el registro de la cárcel La Picota con el sello de la guardia y todo. Lo que soporta el recibo es una supuesta reunión entre Alberto (Guerrero), Iván Cepeda y yo. Supuestamente ahí también meten a Racumín.

SEMANA: ¿Existió esa reunión con Cepeda?

C.E.V.: El 3 de septiembre en la corte, los abogados de Uribe lo primero que hacen es decirme que si me van a traer el video donde estoy yo hablando con Iván Cepeda. Delante de la corte les dije: tráiganlo a ver si es verdad. Yo estaba reunido con un abogado, Álvaro de Jesús Álvarez Triana, y con Racumín. En La Picota debe constar el minuto y la fecha. Mas nunca estuve reunido con Iván Cepeda. Y que salga el video que dicen los abogados. Iván Cepeda nunca vino a La Picota a hablar ni con Alberto (Guerrero) ni conmigo.

SEMANA: ¿En qué consistió ese trato con Cadena?

C.E.V.: Cuando él vino no tenía nada concreto, dijo: hay personas que pueden colaborar con esto. Le dije: aquí estoy yo y está Diana, Fosforito, Racumín. Yo le dije que todos debemos hablar el mismo idioma. Y así lo hicimos. Pero después le dije a Racumín, él estaba en la Tramacúa, en mi mismo patio. Le pregunté qué hubo de ese caso que le dije, ¿a usted qué le han dado? Dijo: me dieron como 200.000 pesos porque la niña está como jodida de las piernitas. Pero nos dijeron que nos iban a dar 200 palos supuestamente y de eso no han dado nada. Le dije: los voy a mandar a comer mierda, eso se va a destapar, yo voy a hablar la verdad. Racumín me pregunta: ¿entonces qué decimos? Yo le dije: voy a decir lo mío, eso es mentira lo de Iván Cepeda. Usted verá qué va a decir. Con Diana fue lo mismo. Ella siempre se ha dejado manipular con eso. En la entrevista dijo que no hubo plata, que ni para el taxi ni para nada. Aunque le giraron 400.000 pesos para que hablara con Julián, otro comandante del frente. De ahí como que le giraron los 700.000 que ella dice. Ya estaba cansado; esos manes que le prometían a uno, y uno llevado del berraco.

"Querían hacerme firmar un papel diciendo que había sido una beneficencia. Yo les dije: no les voy a firmar eso. Uno no es pendejo, he sido bandido".

SEMANA: ¿Hablar con Jopra también hacía parte del trato?

C.E.V.: Sí, por eso es que Diego Cadena fue a hablar con él. Venimos aquí y con Samuel era colaborarle a él y a Uribe con todo eso, más que todo era desprestigiar lo de Cepeda.

SEMANA: ¿Por qué firmó la carta a la corte acusando a Cepeda?

C.E.V.: Porque las “hermanitas de la caridad” estaban dando plata. Los recibos se los mostré a la corte. Los abogados dicen que eso fue humanitario, pero no es verdad; ahora ellos son los abogados de la caridad. Querían hacerme firmar un papel diciendo que había sido una beneficencia. Yo les dije: no les voy a firmar eso. Uno no es pendejo, he sido bandido.

SEMANA: ¿Por qué cambió su versión?

C.E.V.: Esto se viene explotando cuando Daniel Coronell publica información; cuando veo eso me asaro y digo qué es lo que está pasando. Yo les digo a los abogados que voy a entregar unos recibos. Me dicen que los llame, al otro día yo los llamo. Me dicen: no, Carlitos, eso no es así, usted sabe que todo lo malinterpreta la prensa. Como Cadena no puede venir, entonces me presenta a Juan José y me dice que todo a través de él. Cuando se viene todo esto abajo, es en el momento en que prácticamente le escribo al magistrado Barceló y hasta mando derechos de petición. A Juan José le envié una copia de lo que le iba a mandar al magistrado en donde le dije que estamos cagados y con el agua al cuello. Le dije: hay mucha presión, él me dice que sí, claro, hay que decir la verdad. Le dije: pero es la verdad. Ahí es cuando empieza cierta presión por la citación a la corte el 3 de septiembre; es cuando yo le saco los recibos al magistrado y se los paso.

SEMANA: Hay varias versiones sobre la plata, ¿cuánta le dieron?

C.E.V.: Casi 40 millones de pesos. Lo que pasa es que hay plata que me dieron sin recibo. Él llama a mi mamá, al primo mío, y se veían para darles la plata. Uno sabe que de los abogados no se puede confiar, ya me había pasado varias veces con Samuel, por lo que yo le decía a mi mamá que me guardara los recibos.

SEMANA: ¿Usted engañó a Cadena para que le giraran plata a un hijo que estaba grave de salud?

C.E.V.: Es el hijo de una prepaguito que tenía por ahí, ella tiene un bebé, yo le colaboraba. El niño se enfermó y dije, pues hablé con Juan José; hable con este abogado que él le va a colaborar, y este Rodolfo Echeverri le dio plata. Ese señor era el que hacía las consignaciones. Mi sobrino también recibió dinero en un sobre de manila, me dijo: es un señor bajito. La última vez que iba a dar plata eran como 60 millones en Medellín, eso como que lo grabó la corte de una interceptación.

SEMANA: ¿Parte de la defensa de Cadena dice que todo lo que dice es una venganza porque no cedieron a una extorsión?

C.E.V.: Ellos pueden decir lo que quieran, son abogados, pero están mintiendo. De qué venganza, de qué extorsión; si fuera así, extorsión, mire, en este lapso que se ha dado para ponerme una demanda por extorsión. Si fuera así, yo los hubiera buscado a ellos, pero él fue el que me buscó a mí; yo nunca lo busqué a él. Él fue el que empezó con toda esta manipulación; es tanto que nos hagan prueba de polígrafo a ver quién está mintiendo.

"Si fuera una extorsión, yo los hubiera buscado a ellos, pero él fue el que me buscó a mí; yo nunca lo busqué a él".

SEMANA: Es difícil creerle porque usted primero mintió contra Cepeda, ¿cómo saber que no miente ahora?

C.E.V.: Esto se había ensayado, pero muy rápido se volvió como una melcocha con tanta publicadera y tanta joda.

Cargando Comentarios...

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1958

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.