Pistolas
Hombre asesinó a su yerno en acto en defensa de su hija. - Foto: Getty Images/iStockphoto

estados unidos

Hombre tomó justicia por mano propia en caso de violencia doméstica contra su hija y ahora es prófugo de la ley en Estados Unidos

Familiares del hombre responsable de la muerte de su yerno han afirmado que él intentó entregarse a las autoridades, pero no fue ‘atendido’.

Luis Mendoza es el nombre de un hombre de origen latino que se ha convertido en el objetivo de la búsqueda de las autoridades de la Policía de Los Ángeles, luego de ser señalado como el presunto responsable de la muerte de otro latino, identificado como Giovannie Gutiérrez, quien además era su exyerno.

De acuerdo con medios locales en Estados Unidos, Mendoza huyó tras ser el protagonista de un caso de justicia por mano propia, al haber intervenido en un aparente caso de violencia doméstica, buscando vengar los maltratos que Gutiérrez le había infringido a su hija.

El hecho ocurrió luego de que, en un caso de violencia doméstica, la hija de Mendoza advirtiera a las autoridades que su pareja le estaba causando una serie de agresiones producto de diferencias en el hogar, hecho del que también puso en sobreaviso a sus familiares.

En ese contexto, los familiares de la mujer fueron quienes acudieron más rápido a la residencia donde se originaba la agresión, buscando, antes que apaciguar la pugna doméstica, emprender acciones para defender a la mujer, tomando ‘justicia por mano propia’.

Medios locales recogen sobre el particular el testimonio del alguacil del correspondiente condado, Derrick Alfred, quien explicó que en defensa a la mujer, Mendoza habría desencadenado un tiroteo con consecuencias mortales para el agresor y exnovio de su hija.

En el parte de las autoridades, se registra que los alguaciles recibieron el reporte de un hecho violento presentado en la cuadra 3700 de Sierra Highway, hechos acaecidos el pasado lunes a mitad de la tarde.

En el reporte, la joven que denunció el hecho de violencia doméstica acusó que estaba siendo perseguida por su exnovio, un hombre de 26 años, quien la estaba acosando a bordo de un vehículo Chrysler blanco, en el que intentaba seguir la rueda de la mujer que conducía un auto gris.

Cuando el padre de la joven, quien también fue advertido del hecho logró ubicar a la pareja, el joven intentaba entrar al vehículo de la mujer tras haber conseguido que esta se detuviera.

Mendoza había llegado al lugar a bordo de una camioneta Ford Ranger, que se detuvo en inmediaciones de donde estaban parqueados los otros vehículos, y tras evidenciar el forcejeo, simplemente decidió disparar en contra del exnovio de su hija, impactándolo a la altura de la cabeza, y segando así su vida.

Pese a que tras recibir el disparo el joven fue llevado a un hospital, los expertos declararon que el hombre había llegado sin vida al centro asistencial, confirmando su deceso.

Aunque el caso es tomado por las autoridades como un escenario de violencia doméstica, los órganos encargados de la investigación avanzan en esta, buscando esclarecer lo ocurrido y así determinar la culpabilidad del pistolero.

Sin embargo, se sabe que el responsable de propinar el disparo al joven fue el padre de su exnovia, pero al momento de la llegada de las autoridades al lugar este ya había escapado de la escena y actualmente se mantiene prófugo de las autoridades.

Por su parte, otros familiares de la joven acosada, quienes presenciaron lo ocurrido y llegaron con Mendoza al lugar del tiroteo, sí se encontraban presentes a la llegada de los agentes policiales, por lo cual fueron inicialmente detenidas, y luego puestas en libertad al determinar que no tenían responsabilidad en lo ocurrido.

Tras las primeras versiones sobre la muerte de Gutiérrez, y en el marco de las investigaciones, la Policía de Los Ángeles dispuso la búsqueda de Mendoza, poniendo incluso a disposición de la comunidad una línea telefónica a la que se pueden comunicar para entregar información referente a la persona prófuga.

En contraposición, la familia de Mendoza afirmó a medios locales que el hombre no está prófugo, y que incluso había buscado entregarse en la oficina del sheriff, pero no fue atendido.