Tendencias
El precio de la gasolina en Estados Unidos está alcanzando los cinco dólares por galón
El precio de la gasolina en Estados Unidos está alcanzando los seis dólares por galón en California - Foto: Getty Images / PhotoAlto/Sandro Di Carlo Darsa

estados unidos

La estrategia de Joe Biden para que el precio de la gasolina no suba en Estados Unidos; envió duro mensaje a la Opep

El bolsillo de los estadounidenses se podría ver afectado por una posible alza en el precio del combustible.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se mostró contrariado frente a la decisión de la Opep de recortar su producción en dos millones de barriles de petróleo diarios desde noviembre, por lo que decidió liberar 10 millones de la reserva del país.

“El presidente está decepcionado por la decisión corta de miras de la Opep de recortar sus cuotas de producción mientras la economía global está lidiando con el continuo impacto negativo de la invasión de Putin en Ucrania”, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

En este contexto, Biden ha ordenado al Departamento de Energía que libere 10 millones de barriles de petróleo de la Reserva Estratégica de Petróleo a partir del próximo mes.

“El presidente seguirá ordenando liberaciones de reservas si es apropiado para proteger a los consumidores estadounidenses y promover la seguridad energética”, agregó el gobierno estadounidense. Además, Biden pidió al Departamento de Energía que explore otras acciones adicionales para incrementar la producción doméstica de crudo a corto plazo.

En este sentido, Biden hizo un llamado a las empresas energéticas del país a que sigan rebajando los precios para cerrar la “gran brecha histórica” entre los precios mayoristas y minoristas de la gasolina. “A la luz de la acción de hoy, la Administración Biden consultará al Congreso sobre herramientas y autoridades adicionales para reducir el control de la Opep sobre los precios energéticos”, informó la Casa Blanca.

Las reservas comerciales de petróleo en Estados Unidos bajaron ligeramente la semana pasada, según cifras publicadas el miércoles por la Agencia estadounidense de Información sobre Energía (EIA), cuando los analistas esperaban una fuerte alza.

En la semana que terminó el pasado 23 de septiembre, estos stocks se contrajeron en 200 mil barriles, cuando el consenso de analistas establecido por la agencia Bloomberg apuntaba a un aumento de dos millones de barriles (mb). Esta diferencia con relación a las previsiones se explica en parte por un descenso de las importaciones y sobre todo un alza de 31 % de las exportaciones en la semana considerada.

En un contexto de crisis energética en Europa y de sanciones contra Rusia por la invasión de Ucrania, el crudo estadounidense es muy demandado. En un plazo de cuatro semanas, el período que prefieren considerar los operadores, las exportaciones de petróleo son 40 % más altas que el año pasado en igual época.

Más medidas de Estados Unidos sobre el precio del petróleo

El Tesoro de Estados Unidos emitió días atrás unas guías de cumplimiento aproximadas para proponer un tope al precio del petróleo ruso a partir del 5 de diciembre.

La guía, emitida por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro, otorga a las empresas privadas la tarea de hacer cumplir el tope buscando la certificación de que el petróleo ruso se vende a un precio igual o inferior al establecido por Estados Unidos junto con otros miembros del G7.

Este programa se dirige a compañías de seguros y empresas financieras que facilitan el comercio internacional de petróleo. El programa “se basará en un proceso de mantenimiento de registros y certificación que permita a cada parte en la cadena de suministro de petróleo ruso transportado por mar demostrar o confirmar que el petróleo se ha comprado al precio máximo o por debajo del mismo”, reiteró la agencia gubernamental.