Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/18/2007 12:00:00 AM

Las lecciones de La Iliada

Las lecciones de La Iliada Las lecciones de La Iliada
La Iliada, más que un primer y alto ejemplo de la épica, sigue siendo un modelo para enfrentar el difícil tema de poetizar el combate. Y aunque a un espíritu pacifista pueda parecerle excesiva la alegría con que Homero pinta las batallas, un lector atento debe reconocer la intensidad de algunas de las escenas, el trazado claro que logran ciertos personajes y la extraña empatía que el poeta (y sus lectores) logra con Héctor, el enemigo troyano.

Por encima de los siglos, de un lenguaje que ya no es el nuestro, de las costuras del texto y de los múltiples problemas de interpretación, La Iliada sigue haciendo resonar su fragor de espadas en nuestra era de misiles y armas químicas. Los protagonistas se convirtieron en polvo, pero las palabras siguen presentes. A despecho del Quijote, la pluma puede ser más fuerte que la espada.

En La Iliada, además, se propone un juego de espejos, toda vez que la guerra de Troya es, en esencia, un reflejo de la guerra entre los dioses olímpicos. Esta poderosa noción fue recogida en el Paraíso perdido por John Milton, quien se propuso narrar la batalla cósmica entre Dios y Satán, a mitad de camino entre La Iliada y La Biblia. Y como en la obra de Homero, también en el poema de Milton se le ofrece al lector la posibilidad de simpatizar con el enemigo, incluso si este enemigo es el adversario por antonomasia de la especie humana. Algo parecido volvemos a encontrar en el siglo XX, en las Crónicas marcianas de Ray Bradbury. En efecto, en las crónicas se narra la épica conquista de Marte por parte de los terrícolas, pero al final del texto el lector inclina su favor decididamente hacia los derrotados marcianos. Desde Homero nos llega la lección de ponernos en el lugar del otro, lección que los amos de la guerra siguen sin aprender.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.