Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/09/18 21:31

    Los paracos, los corruptos y los herederos

    Son tantos casos de corrupción política y de reencauche de viejas mafias, que para darlos a conocer todos es necesario agruparlos, para que la ciudadanía se entere antes de las elecciones del próximo 27 de octubre. Aquí van tres de esos casos.

COMPARTIR

Cesar Arturo Alzate

César Arturo Alzate Montes fue alcalde de La Dorada, Caldas, entre el año 2000 y el año 2003, periodo en el que los paramilitares cometieron todo tipo de vejámenes en el Magdalena Medio. Nuevamente aspira a la alcaldía de este municipio, sin embargo, son graves los cuestionamientos que pesan sobre. En especial, resultan preocupantes aquellos cuestionamientos que lo relacionan con las actividades ilegales que sucedieron en la Hacienda el Japón después de que esta fuera expropiada en 1998 a su primo, el desaparecido narcotraficante Jairo Correa Alzate. 

En el año 2003, el líder de la Anuc, John Jairo Gómez Builes, denunció cómo, a pesar de estar en manos de la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE), la hacienda El Japón había sido entregada a ganaderos detrás de los cuales se escondían paramilitares y narcotraficantes de la región, y era administrada, según su testimonio, por el señor César Alzate. Que Alzate era el administrador fue confirmado en versión libre por el jefe paramilitar de las AUC en el Magdalena Medio, Ramón Isaza, quien también afirmó que desde esta hacienda operaba la base paramilitar de alias el Gurre, quien era su subalterno; adicionalmente, el paramilitar dijo mantener una relación de más de 17 años con el hoy candidato, César Arturo Alzate. 

Es importante resaltar que Jhon Jairo Correa adelantaba entonces labores para que la hacienda fuera destinada como forma de reparación a familias campesinas de la Anuc, y después de las denuncias fue asesinado (en el 2004) en su casa de La Dorada frente a su madre y su tía, crimen que aún se encuentra impune. César Alzate fue investigado y absuelto por sus presuntas relaciones con paramilitares por el Tribunal Superior de Manizales en primera y segunda instancia, en un proceso que involucraba a la exsenadora Adriana Gutiérrez y al excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga. No obstante, según el fallo en segunda instancia,  

Es decir que Alzate nunca fue investigado por las acusaciones realizadas por el dirigente asesinado, ni por las declaraciones de Ramón Isaza que soportaban lo denunciado por el líder. 

Durante el Gobierno Uribe, se aprobó la Ley de extinción de dominio, mediante la cual el Gobierno pretendía recuperar las tierras obtenidas ilegalmente. Según el ministro de Agricultura de la época, uno de los primeros procesos adelantados en 2008 para hacer efectiva la ley consistía en entregar a 60 campesinos las tierras de la hacienda El Japón, no obstante, esto nunca se concretó, como lo denunció el propio senador Uribe en 2018 mientras hacía campaña por el hoy presidente Duque en este municipio. Lo curioso es que según el director del Centro Democrático en La Dorada, Pablo Londoño, este movimiento hoy respalda la candidatura de Alzate, cuestionado precisamente por los manejos irregulares y actividades ilegales que sucedieron en la hacienda El Japón, que presuntamente habrían impedido la adjudicación de las tierras a los campesinos de la región. 

José Ricardo Orozco

La ficha del Clan Barretismo a la Gobernación del Tolima es José Ricardo Orozco. El exdiputado electo en 2011 y exsecretario de interior del gobernador Óscar Barreto, hoy cuenta con el aval del Partido Conservador, Partido de la U y ASI para su candidatura. Lo que pocos conocen es que tuvo una condena de nueve años por el delito de tentativa de homicidio agravado contra Guillermo León Valencia, por parte del Juzgado Penal del Circuito de Mocoa, pero que fue prescrita porque se aplicó un agravante en la sentencia de condena que no fue establecida en la resolución de acusación. Para la época de estos hechos, el 8 de febrero de 1990, Orozco habría proporcionado tres disparos contra Guillermo León Valencia mientras se encontraba en servicio activo como cadete de la Policía Nacional, presuntamente, por negarse a comprarle una botella de aguardiente. Cuando la Policía Nacional tuvo conocimiento de estos hechos, lo destituyó como agente el 3 de mayo de 1990 (foto 1).

En un inicio, Orozco buscó subsanar el episodio firmando un arreglo amistoso por el valor de 200.000 pesos colombianos con el padre de la víctima el 2 de marzo de 1990. Posteriormente, el 19 de abril de 1990, el juez primero de Mocoa revocó el acuerdo, por cuanto no fue un hecho de lesiones personales sino una tentativa de homicidio en persona indefensa. Más adelante, este acuerdo, que fue incumplido, ya que Orozco no pagó la totalidad de la suma, serviría como prueba de la responsabilidad delictiva del candidato. Finalmente, el 14 de febrero de 1992 tuvo su primera captura. Luego de obtener libertad condicional, con la promesa de volver a presentarse al juzgado; el 27 de abril de 1999 fue finalmente condenado a nueve años de prisión por el delito de tentativa de homicidio agravado por parte del Juzgado Penal del Circuito Mocoa, quien, al haber faltado al compromiso jurado, fue condenado como reo ausente (foto 2).

Al ser recapturado el 9 de agosto de 2002, después de estar prófugo más de dos años, Ricardo Orozco presentó una acción de tutela por violación al debido proceso. La explicación, que la sentencia ocurrió por tentativa de homicidio agravado y no homicidio simple como constaba en la acusación inicial. Así, El Tribunal Superior del Distrito Judicial de San Juan de Pasto le dio la razón el 23 de junio del 2005. De este modo, al declarar la prescripción, la acción penal fue extinguida, por cuanto el delito habría ocurrido hace más de 15 años. 

Aún para colmo, Orozco realiza una demanda el 2 de febrero de 2007 de reparación contra la Nación, en la cual buscaba 52´000.000 de lucro cesante y 15´000.000 de daño emergente. Mientras que el juez de primera instancia negó la acción de reparación directa de Orozco, el Consejo de Estado confirmó su decisión, así como concluyó la Subsección A de la Sección Tercera del Alto Tribunal, señalando que “…en ningún momento se desvirtuó su participación en los hechos que dieron lugar a la actuación judicial”. 

Iván Javier Gelvez Jiménez

Iván Javier Gelvez Jiménez es actual candidato por el Partido Centro Democrático a la alcaldía de la ciudad de Cúcuta. Gelvez es administrador de empresas y en la carrera por la alcaldía se encuentra ganando terreno. 

Su padre, Luis Martin Gelvez, fue concejal de la ciudad por dos períodos por el Partido Liberal (1984 y 1992). Reconocido empresario que fundó la ferretería El Palustre. Fue asesinado el 7 de junio de 1992 en Cúcuta, presuntamente por milicias urbanas de la Coordinadora Guerrillera. 

En la condena ante la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá de Jorge Iván Laverde, alias el Iguano, comandante del Frente Fronteras de las AUC, perteneciente al Bloque Catatumbo. En el numeral 175, página 84, se nombran las empresas que la Fiscalía señala, fueron las financiadoras de los paramilitares en la región. Dentro de estas se encuentra la Ferretería El Palustre, como se evidencia en la siguiente fotografía y en el link adjunto. Ferretería que fue manejada por Luis Martín Gelvez, hasta su muerte cuando fue heredada a sus hijos, entre ellos el actual candidato a la alcaldía Gelvez Jiménez y sus hermanos, Martín Herney Gelvez Jiménez y Deasy Fabiola Gelvez Jiménez.

De hecho, según una nota de prensa de febrero de 2002 esta ferretaría fue un objetivo militar, mediante un carrobomba activado por la guerrilla del ELN. En esta misma nota se entrevista a Gelvez Jiménez como propietario del negocio. 

Por otro lado, esta no es la única vez que El Palustre es mencionado dentro de tan controversial afirmación. En agosto de 2016 los tribunales de Justicia y Paz enviaron a la Justicia Especial para la Paz (JEP) un listado de 57 empresas que serían investigadas por la JEP por colaboración con grupos paramilitares en el que también se encontraba El Palustre.

Finalmente, en el espacio ´Hablemos de verdad´ en Cúcuta, organizado por El Espectador, 15 de agosto de 2019, Jorge Iván Laverde alias el Iguano reafirmó el papel de El Palustre en la financiación de las AUC. Específicamente en el minuto 2:57:34, en el link adjunto, responde a la pregunta de un periodista afirmando que El Palustre fue mencionado por Orlando Bocanegra Arteaga, alias El Viejo, perteneciente al Bloque Catatumbo, y quien murió tres meses después de la desmovilización, como empresa financiadora de los paras.    

Aunque los señalamientos de financiación a las AUC se atribuyen a la empresa familiar de los Gelvez, no se ha comprobado que el actual candidato, Iván Gelvez, esté relacionado con tales actividades. Sin embargo, su misma condición de aspirante a la alcaldía le exige, al menos, explicar a los cucuteños claramente el origen de estos cuestionamientos, como a su partido, el Centro Democrático, el no tener en cuenta estos a la hora de avalarlo como su candidato.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1955

PORTADA

Prueba de fuego

Con la caída de la Ley de Financiamiento, el presidente Iván Duque se juega su capital político por sacar adelante las reformas económicas esenciales para el país. ¿Habrá crisis ministerial?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1955

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.