Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/07/11 00:30

    La combinación de todas las formas de corrupción

    Un entramado de corrupción que involucra a un congresista liberal, a la Universidad de Medellín y a varias directivas de esta universidad.

COMPARTIR

Parece una historia digna de una novela, una historia de no creer. Se trata de un entramado increíble de corrupción que involucra al senador liberal Julián Bedoya. Su vida ha estado por varios años en medio de escándalos políticos. Vale la pena mencionar tres de ellos. En primer lugar, en 2018, su carrera política estuvo envuelta en el escándalo por el apoyo de políticos vinculados al Clan del Golfo. El principal hecho se dio en enero de 2018, cuando el entonces alcalde de Cáceres, José Mercedes Berrío, fue capturado el 30 de enero de 2018 por concierto para delinquir agravado, pues tendría nexos con el Clan del Golfo. En las siguientes fotos se ve a Bedoya en el municipio de Caucasia en la audiencia de legalización de captura de Mercedes Berrío, donde se dio imputación e imposición de medida de aseguramiento. 

El congresista liberal Julián Bedoya Pulgarín (izquierda de cuadros) y el exdiputado y exsecretario de Hacienda Adolfo León Palacio Ramírez.

Julián Bedoya a las afueras de los juzgados en Caucasia.

Igualmente, en la siguiente foto se ve a la primera dama del municipio de Cáceres con Julián Bedoya. La información recogida en terreno indica que la administración municipal le trabajó a Bedoya. Además, no se debe olvidar que al menos en Cáceres y Taraza nadie puede ser político sin la bendición del Clan del Golfo.  

No hay que olvidar que actualmente en la zona del Bajo Cauca antioqueño se vive una verdadera guerra civil entre Caparrapos y el Clan del Golfo, centenares de personas han sido desplazadas y municipios como Cáceres y Tarazá están quedando vacíos, son como pueblos fantasmas. El siguiente escándalo que involucra al senador Bedoya fue por las presiones a funcionarios del Sena de la regional Bajo Cauca. Presiones indebidas para votar por él en las pasadas elecciones al Congreso de a la República. 

Sin embargo, la joya de la corona es la presunta ilegalidad de su título de abogado entregado por la Universidad de Medellín. La historia es la siguiente:  El 11 de octubre de 2018, luego de nueve años por fuera de la universidad, el Consejo Académico de la Universidad de Medellín notificó el reingreso a Bedoya en la jornada mixta correspondiente de 2018-2, como consta el siguiente documento:

En la notificación y autorización de reingreso, se estableció que Bedoya debía suscribir la matrícula extemporánea para formalizar su ingreso en Plan de Formación 5. Al momento del retiro en el 2009-2 se encontraba en Plan de Formación 4. Esto, con el propósito de evitar la acreditación de la segunda lengua. De acuerdo con la respuesta formulada, el senador Bedoya se graduó el primero de marzo de 2019. Sin embargo, al no contar con respuesta suficiente y luego de las denuncias hechas por las irregularidades en su título, el mismo Julián Bedoya emitió una carta en la que autorizaba a la Universidad de Medellín (ver autorización) a entregar dicha información.

En primer lugar, la Fundación Paz y Reconciliación revisó las fechas en las cuales se permitía presentar el examen Saber Pro. En una circular interna de las universidades para el periodo 2018-II, el Icfes en cumplimiento del Decreto 3963 del 14 de octubre de 2009 estableció como fecha inicial la presentación del examen para el día 7 de octubre de 2018 a los estudiantes que estuvieran próximos a culminar los estudios de cualquier programa de pregrado PROFESIONAL o TECNOLÓGICO (ver circular).

Para esto, se establecieron como fechas extraordinarias de inscripción del 19 al 23 de julio, fecha en la que Bedoya ni siquiera estaba en proceso de reintegro. El pago extraordinario estaba para el 24 de julio como fecha máxima y el registro para el 4 de agosto. 

No obstante, el día 22 de octubre de 2018, el ICFES emitió la resolución 697 en la que estableció un examen de Estado extemporáneo y adicionó la resolución 765 de 2017, en el sentido de incluir un numeral que contuviera el cronograma exclusivo para el examen extemporáneo Saber Pro y TYT. De ahí que posiblemente el senador Bedoya se hubiera podido favorecer, pues en uso de sus facultades la directora general del ICFES decidió que era necesario establecer un examen de Estado extemporáneo para su aplicación el día 18 de noviembre de 2018. Pares obtuvo el examen de Estado del senador Julián Bedoya, el cual fue presentado el día 18 de noviembre de 2018 con una puntuación de 167 sobre 300 posibles puntos. 

Ahora bien, esto no tendría ninguna irregularidad de no ser porque la resolución del ICFES estableció estrictamente como condición para presentar el examen a: (i) Quienes iniciaron el proceso de inscripción, personalmente o a través de la IES, pero no finalizaron la etapa registro de información. (ii) Aquellos estudiantes para quienes las Instituciones de Educación Superior (IES) reportaron erróneamente la información durante el proceso de inscripción y no presentaron el examen el 7 de octubre de 2018. (iii) Quienes no adelantaron el proceso de inscripción y con posterioridad a la finalización de la etapa de registro extraordinario, (4 de agosto de 2018) solicitaron al ICFES a través de PQRS la inscripción del mismo hasta la fecha de aplicación del mismo (7 de octubre de 2018).

Ninguna de estas condiciones las cumplía Julián Bedoya, pues como se pudo observar anteriormente, él fue notificado de su reintegro hasta el día 11 de octubre, razón por la cual el pago de la matrícula extraordinaria para formalizar su reingreso no coincide en absoluto con los requerimientos para presentar el examen Saber Pro. Aun así, cabe indagarse sobre la responsabilidad del rector Néstor Hincapié de haber permitido esta inscripción, a todas luces ilegal; la de la secretaria académica Yolanda Cosio; el decano de la Facultad de Derecho Francisco Valderrama (cuya superior es la secretaria académica); Esperanza Restrepo (secretaria general de la universidad) y Juan Felipe Hernández (subsecretario general de la universidad). 

A partir de esta irregularidad, Pares siguió indagando sobre los exámenes de suficiencia que supuestamente fueron presentados por Bedoya, en las 10 materias que le hacían falta por cursar. De acuerdo con el comunicado, presentó 3 exámenes de suficiencia, los 5 exámenes preparatorios, el examen especial y el trabajo de grado en 2019-1; lo que se traduce en que Bedoya presentó toda esta cantidad de requisitos desde el día 9 de enero que la Universidad regresó de vacaciones, hasta el día 1 de febrero que tenía como plazo para presentar la carpeta con el cumplimiento de requisitos de grado de ceremonia del 1 de marzo de 2019. 

En efecto, sí presentó 3 exámenes preparatorios en 2019-1, esto indica que presentó los otros 7 entre el 11 de octubre y el 31 de diciembre de 2018. A lo que hay que descontarle los fines de semana, días feriados, y las vacaciones de diciembre de la Universidad de Medellín que salió el día 14 de ese mes. Pero, Pares también solicitó a la Secretaría General del Senado de la República los días en que sesionaron desde el 2 de octubre de 2018 hasta el día 2 de abril de 2019, en relación con la asistencia y ausencia de Julián Bedoya (ver respuesta Senado), para calcular los días en los que tuvo para presentar tantos exámenes de suficiencia en tan poco tiempo, sin contar el examen especial, el consultorio jurídico y el examen de grado. 

Así pues, Pares tomó el calendario del 11 de octubre de 2018 al 1 de febrero de 2019 (ver calendario), y descontó los días en los que había fines de semana y festivos, las sesiones del Congreso, y las vacaciones de la Universidad de Medellín para establecer cuántos días tuvo y, de acuerdo con fuentes reservadas de la Universidad, en qué días presentó los exámenes. 

En color rojo en el calendario se marcaron los días en los que sesionaron en el Congreso y Julián Bedoya asistió y, si no asistió, de acuerdo con la Secretaría del Senado, fue porque realizó un viaje del 8 al 13 de noviembre de 2018 a México, con autorización del Congreso. En color verde, se marcaron los días en los que la Universidad de Medellín estuvo de vacaciones. Y, en color azul, se marcaron los fines de semana y festivos en los que la universidad no trabaja. 

Así las cosas, de acuerdo con el calendario, en el periodo 2018-II en el que Bedoya reingresó, desde el 11 de octubre hasta el 14 de diciembre, tuvo 18 días para presentar 7 exámenes preparatorios. Según las fuentes reservadas, hubo un presunto acuerdo entre la planta docente y la planta administrativa para ajustar las semanas, los días y las horas en las que Julián Bedoya pudiera presentar los exámenes de suficiencia. Esto es, que los exámenes tenían que ser orales y escritos, y en promedio tenía presentado uno, dos o hasta tres exámenes por día. Registros que tiene la Universidad de Medellín y que se ha negado a entregar. 

Estas mismas fuentes revelaron que los exámenes acumulados en un mismo día se trataban de materias totalmente disímiles en las que obtuvo calificaciones altas o muy altas. Para este periodo, en el que presentó 7 exámenes, los primeros habrían sido presentados en la semana del 22 al 27 de octubre, es decir, dos semanas después de haber reingresado. No obstante, si se tiene en cuenta que en esta semana sesionaron en el Congerso los días 23, 24 y 25 y Bedoya asistió, solo quedaría el día 26 en el que presentó 2 o más exámenes. 

La segunda ronda de exámenes habría sido presentada en la semana del 19 al 23 de noviembre. No obstante, cabe aclarar que el día 18 de noviembre presentó el Saber Pro, y esa semana, según los registros del Congreso de la República, sesionó los días 19, 20 y 21, lo que permite inferir que ni siquiera habría tenido un día para preparar la supuesta presentación de los 3 o 4 exámenes que le faltaban los días 22 y 23 de noviembre. 

Luego de las vacaciones de la Universidad de Medellín (del 14 de diciembre al 9 de enero), en las que debió preparar sus otros exámenes, trabajo de grado y consultorio jurídico, tuvo 15 días hábiles para presentar los 3 exámenes de suficiencia que le hacían falta, pues cabe recordar que solo tenía hasta el 1 de febrero. Pero, según las fuentes reservadas, los 3 exámenes que le hacían falta los presentó la semana del 21 al 26 de enero de 2019. 

Hasta este punto, según el calendario realizado por Pares, luego de triangular fechas e información, se establece que el senador Bedoya tuvo 28 días hábiles disponibles para graduarse en tiempo récord. Y, aunque se encontró que el examen de Estado es a todas luces presuntamente ilegal y que los exámenes de suficiencia no corresponden a los niveles educativos exigidos a los estudiantes del común en la universidad, aún quedan interrogantes sobre la realización de su trabajo de grado, consultorio jurídico, el examen especial y los 5 exámenes preparatorios. 

Para concluir, Pares realizó una consulta ante el Consejo Superior de la Judicatura el pasado 3 de julio de 2018, en el cual se expidió un certificado que estipula que “En atención a las citadas disposiciones legales y una vez revisado los registros que contienen nuestras bases de datos se constató que la Cédula de ciudadanía No. 71371981., NO registra la calidad de Abogado” (ver certificado).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1959

PORTADA

¿Qué hay detrás del paro nacional del 21 de noviembre?

Razones, realidades y mitos de la movilización social del 21 de noviembre.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1959

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.