Home

Política

Artículo

Gustavo Petro en Suecia.
Gustavo Petro en Suecia. | Foto: Presidencia

Política

Colombia aportará su experiencia “en atención de asuntos humanitarios” a víctimas de guerra entre Rusia y Ucrania

El presidente Gustavo Petro se bajó de la cumbre de paz en Suiza, argumentando que se diseñó para estar del lado del conflicto.

Redacción Semana
17 de junio de 2024

La Cancillería de Colombia se pronunció este lunes 17 de junio sobre la cumbre de paz en Suiza, que tenía como objetivo llegar a un consenso sobre el fin de la guerra en Ucrania, provocada por la invasión de Rusia a territorios cercanos a la frontera.

El presidente Gustavo Petro, quien tenía agendado participar en la conferencia, canceló su presencia horas antes porque era un “alinderamiento al lado de la guerra”.

La reunión terminó con consensos en algunos temas, pero diferencias entre naciones alrededor de otras temáticas. Por esa razón, 80 países firmaron la declaración final, mientras otros 12 se abstuvieron.

La Cancillería explicó que el presidente colombiano decidió desistir luego de conocer la declaración conjunta previa al evento, con la que no estaba de acuerdo.

“La decisión tomada por Colombia de no hacer parte de la cumbre por la paz en Ucrania llevada a cabo en Suiza, que buscaba una posible salida pacífica y negociada a la guerra entre Rusia y Ucrania, se produjo después de que el país conociera el texto de la declaración propuesta y que no se lograra un consenso general sobre el texto final, pues un grupo de países asistentes no la suscribió”, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores del Gobierno.

A pesar de esto, “el Gobierno nacional reitera su disposición de apoyar en la solución dialogada que permita alcanzar la paz duradera lo más pronto posible y ofrece su experiencia en la atención de asuntos humanitarios a las víctimas de este conflicto armado”.

Agrega que Colombia hará parte de los “escenarios necesarios que permitan una salida política a la guerra”.

Al tiempo, hace un llamado a reconocer los principios del derecho internacional, la carta de las Naciones Unidas, la necesidad de garantizar condiciones de seguridad para todos y el respeto a los derechos humanos “para las poblaciones tanto de Ucrania como de Rusia”.

“Es indispensable evitar mayores afectaciones a la seguridad alimentaria y energética mundial, evitar cualquier iniciativa sobre el uso de armas nucleares. Detener la expansión de la guerra hacia otras áreas geográficas es imperativo”, expresó la Cancillería de Colombia.

Finalmente, el comunicado concluye con que es “urgente” parar las guerras que afectan al mundo.

“Detener el asesinato de miles de personas y concentrar la acción en los problemas urgentes que enfrenta la humanidad como la crisis climática, la pérdida de la biodiversidad, la pobreza y la desigualdad, entre otras. Colombia seguirá alzando su voz en los foros internacionales apropiados donde se aborden soluciones a estos desafíos”, se lee en el documento.

Desde Suecia, Petro planteó que el diálogo entre Ucrania y Rusia es “fundamental”.

“El diálogo entre Rusia y Ucrania es fundamental. El establecimiento de una zona de seguridad sin armas nucleares que separe físicamente la Otan de Rusia, que permita la seguridad permanente de las naciones exsoviéticas y de la Europa oriental, el respeto absoluto a los pueblos rusos y ucranianos al interior de Ucrania y de Rusia. La prudencia de la Unión Europea en su expansión para no desatar la guerra”, publicó en X.