Home

Política

Artículo

extradición
Pastrana es un acérrimo crítico de los gobiernos de izquierda en Latinoamérica. - Foto: Diana Sanchez

mundo

Expresidente Andrés Pastrana le pide a Petro que no defienda a golpistas ni dictadores

El exmandatario se volvió a referir sobre el papel de la CIDH en medio de la crisis política de Perú.

Andrés Pastrana, quien ha estado muy activo en redes sociales con ocasión de los últimos sucesos políticos producto de la salida de Pedro Castillo en Perú por su intento de disolver el Congreso, el expresidente colombiano protagonizó un nuevo round con el presidente Gustavo Petro.

Una vez se conoció el desenlace de la novela política, Petro, a través de su cuenta en Twitter, pidió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “aplicar la Convención Americana de Derechos Humanos y expedir medidas cautelares en favor del presidente de Perú, Pedro Castillo. Se ha conculcado el derecho a elegir y ser elegido y el tener un tribunal independiente de juzgamiento”.

Pero Pastrana criticó fuertemente el pronunciamiento del Jefe de Estado, explicando que los derechos de la democracia peruana son prevalentes frente a los derechos políticos de Pedro Castillo.

Desde su cuenta en Twitter, Pastrana, quien gobernó a Colombia entre 1998 y 2002, y quien ha sido un férreo opositor de la actual administración, enfiló baterías contra la solicitud que hizo el mandatario

“Presidente Petro, la Convención Americana de Derechos Humanos está para proteger los derechos humanos y la democracia, no para defender golpistas y dictadores de Izquierda”, trinó el expresidente.

Tan pronto como se conoció que Pedro Castillo disolvió el congreso para formar un gobierno transitorio que le permitiera enfrentar el juicio que lo tenía contra las cuerdas, Pastrana expresó su preocupación por la situación y porque, para ese momento, el presidente Gustavo Petro no se había pronunciado sobre el terremoto político que se vivía en el vecino país.

“Sorprende el silencio de Petro ante el golpe de estado de la izquierda en Perú. ¿Por qué no solicita a la OEA activación de la Carta Democrática?”, trino Pastrana, refiriéndose a ese recurso jurídico aprobado unánimemente por todos los países miembros del organismo y que busca, según su artículo 20, la “realización de gestiones diplomáticas necesarias, incluidos los buenos oficios, para promover la normalización de la institucionalidad democrática”.

Más temprano se conoció que Andrés Pastrana firmó la Declaración en la que 25 exjefes de Estado y mandatarios de todo el continente expresan su estupor por la forma como Castillo adoptó medidas dictatoriales y exigen el regreso de la democracia en el vecino país.

La Declaración, firmada a instancias de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) pide al Sistema Interamericano de Derechos Humanos que también active los mecanismos necesarios para la garantía de los derechos de los ciudadanos peruanos.

Pastrana también ha sido un ácido crítico de otros gobiernos de izquierda y con conductas dictatoriales como el Nicolás Maduro en Venezuela, a quien ha rechazado como garante del naciente proceso de paz con el ELN y en repetidas ocasiones ha criticado la cercanía del nuevo Gobierno colombiano con el hombre fuerte del vecino país.

En su pronunciamiento oficial, los exmandatarios piden a la CIDH medidas prontas y efectivas que permitan el restablecimiento de la democracia en Perú. En ese sentido, exigen a los gobiernos que hacen parte del Sistema Interamericano de Derechos Humanos y a las democracias europeas que actúen cuanto antes ante la desbordada situación que se presenta en Perú, y dejan planteado lo que muchos observadores califican desde ya como un cerco diplomático.

En ese sentido, les piden que adopten “las medidas colectivas y diplomáticas eficaces que permiten restablecer el respeto por la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos en una hora agonal, en la que el relativismo político se deshace de todo compromiso con los valores éticos de la misma democracia”.