Tendencias

Home

Política

Artículo

Vicepresidenta Francia Márquez en la Brigada de salud  de la Armada Nacional en el municipio de  Timbiquí Cauca
Septiembre 19 del 2022
Foto Guillermo Torres Reina / Semana
La vicepresidenta Francia Márquez

política

Francia Márquez revela su razón poderosa sobre las compras millonarias que desataron escándalo: “Fui empleada y era una humillación tener una camita chiquita”

La vicepresidenta de Colombia también desmintió que vaya a renunciar al cargo.

En el ojo del huracán ha estado el gobierno del presidente Gustavo Petro, luego de que se conocieran los exorbitantes gastos en electrodomésticos y de lencería para las viviendas privadas del jefe de Estado y de la vicepresidente Francia Márquez.

En medio de ese escándalo, Francia Márquez habló con RTVC Noticias. Aseguró que ella no había hecho pedidos “de cosas gigantes” y que, por el contrario, se enfocó en las habitaciones de las mujeres que prestan sus servicios domésticos, de modo que los cuartos fueran dignos para ellas.

Dijo que ella fue empleada de servicio doméstico y hasta recordó lo que la hacía sentirse humillada.

Yo fui empleada del servicio doméstico y para mí era una humillación tener una cama chiquita, que uno no se puede ni voltear”, narró la vicepresidenta en la entrevista con el medio citado anteriormente.

De acuerdo con Márquez, a ella le manifestaron que podía solicitar cosas para dotar la casa vicepresidencial, teniendo en cuenta que allí reciben visitas internacionales.

“Yo no me enfoqué en hacer pedidos de cosas gigantes, como dicen; ni tampoco los plumones de la plumas de los gansos, yo soy ambientalista (risas). Lo primero que yo fui a mirar en esta casa fue definir qué íbamos a solicitar: fui a la habitaciones de las mujeres que trabajan aquí (...) y para sorpresa mía encontré la misma cama chiquita. Entonces hice solicitud de tres camas más grandes”, dijo puntualmente Márquez.

La vicepresidenta también contó que, una vez llegaron las camas grandes para las empleadas de servicio, entre lágrimas ellas le “dijeron gracias”.

“Esto en realidad es devolvernos la dignidad. Y de eso nadie habla. Todos hablan del valor, de cuánto cuesta eso, pero no hablan de lo importante de lo que eso significa. Si usted va, los tendidos de ellas son los mismos tendidos que tengo y para mí eso es dignidad”, destacó en RTVC Noticias.

No obstante, manifestó que si bien hay gastos necesarios, el Gobierno no puede tener compras exorbitantes.

“Fue parte de lo que le dije al director; tiene que revisarlo porque la gente tiene razón, no puede ser que tenemos niños con hambre y compramos cosas que, aunque sean necesarias, toca revisar los valores de estas porque no podemos gastar de manera exorbitante”, agregó.

En una entrevista en Vicky en Semana en febrero del presente año, Francia Márquez recordó su experiencia cuando trabajó en una casa de familia. Dijo que le pagaban 300.000 pesos mensuales, era interna y le daban permiso de salir cada 15 días para visitar a su familia.

De acuerdo con Márquez, con el poco dinero que le pagaban le alcanzaba para comprar elementos básicos como jabón, leche y los pañales para su hijo, “y para el pasaje de ida y regresar de mi casa”, cuando salía de permiso.

Así mismo, recordó que, en alguna ocasión, la persona donde trabajaba no le había cancelado el sueldo, el cual necesitaba con urgencia debido a que su hijo estaba enfermo. En esa ocasión, su jefa argumentaba no tener la plata, pero sí le había dado a su hija para que fuera a un concierto.

Me pareció doloroso, que se gastan mucho dinero en cosas banales, mientras que en verdad hay gente que en verdad necesita. Esa es la experiencia en una casa de familia, pero esa es la experiencia de quienes han ostentado el poder, que se gastan el dinero en cosas que no tienen mayor importancia (...), cosas que comprometen la vida de la gente, en eso no se invierte. Esa es mi experiencia en una casa de familia, y esa es la experiencia en la política”, señaló en ese entonces Márquez, cuando junto al hoy presidente Gustavo Petro se encontraban en campaña presidencial.

“Fui empleada del servicio y me tocó soportar bastantes humillaciones”

En febrero del año pasado, una foto en la que aparecía la hoy fallecida reina Isabel II de Inglaterra, sosteniendo ella misma la sombrilla para guarecerse de la lluvia, fue comparada con la imagen de la hoy exprimera dama de Colombia María Juliana Ruíz.

Se trataba de una mujer de la Policía Nacional sosteniendo el paraguas a Ruíz el día en que el expresidente Iván Duque asumió el mandato. Lo anterior desató en ese entonces una ola de opiniones en las redes sociales que se enfocaron en la defensa de los derechos laborales.

“Respeten a las militares. Paguen empleadas del servicio de sus bolsillos para estas cosas”, fue lo que dijo el senador Gustavo Bolívar en febrero de 2021, en alusión a la foto en la que aparecía la mujer uniformada sosteniendo la sombrilla de la hoy exprimera dama.

De inmediato, Francia Márquez Mina intervino para reclamar un trato digno y un mejor salario para las empleadas domésticas.