Home

Política

Artículo

   En el primer consejo de ministros, el presidente Petro pidió austeridad en el gasto y eliminar todas las nóminas paralelas.
El presidente Gustavo Petro ha dado lineamiento a sus ministros para sacar adelante las reformas. | Foto: césar carrión

POLÍTICA

¿Tambalean las reformas?: esta es la ambiciosa agenda que el Gobierno presentó al Congreso

Hay varias iniciativas que tendrán que ser aprobadas en los próximos meses, de lo contrario, las promesas de cambio podrían quedar relegadas.

18 de septiembre de 2022

Esta semana quedaron radicadas prácticamente todas las reformas que el Gobierno buscará sacar adelante en el primer año legislativo. Hay alerta porque los tiempos están justos y no hay marguen para errores. El presidente Gustavo Petro cuenta con unas sólidas mayorías y eso servirá para ponerle el acelerador.

“Empieza una etapa crucial de la aprobación de las reformas. Es nuestra responsabilidad en el Congreso, de los partidos de Gobierno, garantizar que el cambio se traduzca en la aprobación de las reformas”, aseguró el presidente del Senado, Roy Barreras.

Roy Barreras presidente del Senado Pacto Historico
Bogota julio 26 del 2022
Foto Guillermo Torres Reina / Semana
Roy Barreras le había pedido a los ministros presentar cuanto antes las reformas. | Foto: Guillermo Torres /Semana

Presupuesto Nacional

El primer gran pulso en el Congreso será el Presupuesto Nacional, con el que se espera recaudar 405,7 billones de pesos, es decir que buscará un incremento de 14,3 billones de pesos.

Llama la atención que se buscará duplicar el monto para el sector agrícola, que pasará de 2.060 billones de pesos a 4.060 billones, con el objetivo de impulsar la reforma agraria.

También habrá incrementos en otros rubros como educación, subsidio de energía, salud, agua potable, lucha contra el hambre, inclusión social y cultura. Se espera que la discusión de ese proyecto arranque esta semana y pueda estar aprobada cuanto antes. “El presupuesto sale en los próximos días”, le dijo a SEMANA la senadora María José Pizarro, del Pacto Histórico. Por norma constitucional, la iniciativa deberá quedar aprobada antes del 20 de octubre.

Reforma tributaria

El presupuesto es fundamental para aprobar la reforma tributaria. Había quejas por parte de la oposición, porque no se sabía en qué se invertiría el dinero recaudado. En el caso de la tributaria, el Gobierno ha dijo que espera recaudar 25 billones de pesos, no menos.

El ministro de Hacienda, José Antonio Campo, aseguró que están dispuestos a concertar algunos puntos polémicos, pero que la máxima será mantener el nivel de recaudo.

La discusión ya avanza en el Congreso y cuenta con mensaje de urgencia. Se espera que en las próximas semanas pueda arrancar el debate en forma y sea aprobada antes de diciembre, por ser la base fiscal para las demás propuestas.

Plan Nacional de Desarrollo

A los dos anteriores proyectos se suma el Plan Nacional de Desarrollo con el que se completa la base de lo que será el mandato de Gustavo Petro. Para sacar adelante esta iniciativa, Gustavo Petro hizo su primera alocución presidencial en la que anunció que se concretará a través de Diálogos Regionales Vinculantes, en los que participará la ciudadanía en mejoramiento de agua potable, infraestructura, seguridad y la propuesta de paz total.

La concertación se hará a través de varios encuentros en 50 zonas del país y se espera que para febrero el proyecto esté listo para arrancar la discusión en el Congreso.

Reforma política

Otro de los proyectos de gran calibre para el Gobierno es la reforma política, que fue presentada esta semana por el ministro del Interior, Alfonso Prada. Había alertas, porque los tiempos están apretados para su aprobación, ya que necesita de ocho debates por tratarse de un acto legislativo.

En la iniciativa, radicada por Prada, se detallan algunos puntos que salieron a la luz en borradores anteriores, como, por ejemplo, acabar con el voto preferente, es decir, cerrar las listas para fortalecer los partidos, la financiación netamente estatal, reducir la edad para ser congresista (18 años para representantes y 25 para senadores), permitir el transfugismo (pasar de un partido a otro) y eliminar la inhabilidad para que congresistas puedan ser ministros.

Desde la oposición ya han salido algunas críticas, porque se bajaría el umbral para los partidos y eso podría llevar a mayor clientelismo dentro de las colectividades.

En el proyecto radicado por Prada también se contempla la posibilidad de que los mandatarios locales no sean destituidos por la Procuraduría, luego del caso Petro contra Colombia en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que le dio la razón al exalcalde de Bogotá.

El ministro del interior Alfonso Prada, radicó la reforma política en el Congreso.
Una de las principales discusiones será la reforma política. | Foto: Ministerio del Interior

Código Electoral

En materia política, otra de las reformas importantes para el Gobierno es la del Código Electoral. Se trata del proyecto que modificará el sistema en el país y que estaba pendiente desde el anterior gobierno. A pesar de que la iniciativa ya está lista y tiene mensaje de urgencia, se presentaron varias quejas de distintos sectores que piden que primero sea aprobada la reforma política que es la base de este proyecto.

‘Paz total’

Otro de los temas claves para la Casa de Nariño es la prórroga de la Ley de 418 de 1997, que se ha denominado como el ‘proyecto de la paz total’. Se trata de las bases para que el Gobierno pueda negociar con grupos guerrilleros y el sometimiento de bandas criminales. Esta será otra de las grandes y complejas discusiones del Congreso en los próximos meses por las implicaciones que tiene.

El proyecto ya fue radicado en el Legislativo y se espera que pronto pueda empezar su discusión, para que sea aprobado antes de que los congresistas salgan a vacaciones a final de año. Este permitiría los acercamientos con los grupos al marguen de la ley, pero también cambiaría el servicio militar por un servicio social en favor de la paz. Lo anterior generó polémica, porque en el articulado se detalla que dejaría atado al siguiente gobierno a cumplirlo. Además, los recursos quedarían centralizados en el Fondo para la Paz y en manos del alto consejero para la Paz, Danilo Rueda.

El Gobierno ya le puso mensaje de urgencia. Desde el Centro Democrático dicen que estarán en alerta a esta norma porque podría traer algunos ‘micos’.

Jurisdicción agraria

Se trata de otra de las promesas del Pacto Histórico en campaña y que ya fue radicado en el Congreso. El principal objetivo es ampliar la presencia judicial en zonas rurales que hoy presentan dificultades.

De ser aprobado, se crearía la Corte Agraria y Rural, que se sumaría a las demás altas cortes del país. Los magistrados serían elegidos por primera vez por la Corte Constitucional y su principal objetivo es resolver controversias con relación a la propiedad, ocupación y tenencia de inmuebles en zonas rurales del país. Necesita ocho debates, por lo que deberá estar a mitad de camino antes de diciembre.

Reformas para el 2023

Las anteriores serán los grandes proyectos que el Gobierno buscará sacar adelante en el primer año. “Es una agenda ambiciosa, congestionada, pero nuestro compromiso es sacar adelante la totalidad de las reformas este semestre”, aseguró Barreras.

Sin embargo, hay anuncios de otras iniciativas que se presentarán el próximo año y que no dejan de causar polémica.

La principal será la reforma pensional, que fue anunciada por el presidente Petro esta semana pero que se discutirá en 2023. Se sabe que generará un amplio debate porque el Gobierno propone hacer un ajuste profundo a los fondos privados de pensión y crear un subsidio de 500.000 pesos para más de 3 millones de adultos mayores en situación de pobreza con recursos de las AFP.

Asimismo, generará un gran debate la reforma a la salud que impulsará la ministra Carolina Corcho, también se anunció para el próximo año, en la que se hará un ajuste de fondo al sistema en el país, que pasaría por eliminar las EPS.

También estará en la agenda la reforma de educación superior (Ley 30) en manos del ministro Alejandro Gaviria. Según ha dicho el jefe de esa cartera, será presentada y discutida en el 2023, por lo que a sectores estudiantiles no les gustó mucho la idea.

Igualmente, la ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, tramitará la reforma laboral en la que la jornada laboral se reducirá hasta las 6:00 p. m.

También está pendiente la propuesta de justicia restaurativa del ministro de Justicia Néstor Osuna, quien ya inició conversaciones para socializar esa idea con la que busca reducir el hacinamiento carcelario e implementar penas alternativas. Desde el Pacto Histórico piden que se presente una reforma a la justicia más completa que contenga este punto, pero además para que sean más ágiles los trámites. Una de las preocupaciones de la bancada es que se están presentando casos de justicia por mano propia ante la falta de eficiencia de la rama judicial.

Esos proyectos hacen parte del componente social que el petrismo prometió en la campaña y que tendrán que esperar hasta el próximo año.

Agenda del Pacto

Paralelo a lo presentado por el Gobierno, desde el Pacto Histórico también han radicado varias iniciativas. Hay una propuesta para prohibir el fracking en el país que es apoyada por la ministra de Ambiente Susana Muhamad.

Asimismo, generará una amplia discusión la posibilidad de liberar jóvenes detenidos en medio de las protestas del año pasado. Los congresistas del Pacto crearon una comisión para ese propósito, adelantan conversaciones con los detenidos en cárceles del país. Luego de ese proceso presentarán una iniciativa para buscar darles una amnistía y que puedan salir de prisión.

“Vamos a mirar qué propuesta surge de esta comisión para que existan una sustitución a las penas, alternativas, para este tipo de casos, de jóvenes que estuvieron en las protestas y que algunos son militantes, pero otros fueron simplemente a protestar porque vieron las condiciones del país y los jóvenes”, aseguró el representante a la Cámara Heráclito Landínez, del Pacto Histórico.

A eso se le suma el proyecto de reducir los beneficios de los congresistas. Miembros del Pacto Histórico se unieron con la bancada del Centro Democrático para sacar adelante ese proyecto, sin embargo, hay dudas porque empezaría a regir a partir del 2026.