Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/12/2009 12:00:00 AM

Tutelitis contra la Sala Penal de la Corte por parálisis del referendo

Organizaciones pro reelección instauraron casi 200 tutelas contra el Alto Tribunal. Alegan que se les está violando su derecho a la participación al interferir en el trámite del referendo.

Tutelitis contra la Sala Penal de la Corte por parálisis del referendo "Pueblo uribistas reeleccionita" rezaban las camisetas de los denunciantes que entutelaron a la Sala Penal de la Corte porque según ellos "les está violando su derecho a la participación".
Ante la Sala Civil de la Corte Suprema un grupo de organizaciones que apoyan el referendo reeleccionsita radicó casi 200 tutelas contra la Sala Penal del mismo tribunal. La tutela, que tiene el mismo contenido de la que instauró el columnista Rafael Guarín hace unas semanas, pide que se respete el derecho a la participación de quienes firmaron el referendo reeleccionista.

Con camisetas alusivas al derecho a la participación y de "Pueblo uribista reeleccionista" cerca de 20 denunciantes se presentaron ante el Alto Tribunal. La decisión de los demandantes fue tomada hace 15 días. Comenzaron haciendo una movilización a través de Facebook y después llenaron unas planillas con sus nombres, para suscribir el contenido de la tutela de Guarín –que ya fue rechazada una vez por el Alto Tribunal- y que hace una semana fue instaurada en el Consejo Superior de la Judicatura que la remitió al Consejo Seccional de la Judicatura.
 
Según dijeron a Semana.com varios de los promotores de la tutela que se agolparon frente al Palacio de Justicia, la iniciativa y las camisetas que portaban a favor del referendo fueron financiadas por la Fundación Centro de PensamientoPrimero Colombia, liderado por el ex asesor presidencial, José Obdulio Gaviria.

El objetivo de la tutela es tumbar la investigación que la Sala Penal abrió contra 86 representantes a la Cámara tras haber sido denunciados por el representante del Polo, Germán Navas Talero. Los congresistas son investigados por haber votado el referendo reeleccionista a sabiendas de que el Registrador aún no había certificado la contabilidad de la financiación de la recolección de firmas que respaldan el proyecto.

Otro de los argumentos utilizados en la tutela por el grupo de demandantes es que la Sala Penal de la Corte supuestamente está violando el debido proceso de los representantes, quienes se han declarado impedidos para continuar con el proceso de conciliación del proyecto de referendo reeleccionista. Los denunciantes alegan el argumento de la inviolabilidad del voto de los congresistas, que consiste en un derecho que tienen para no ser cuestionados por la forma como votan los proyectos.

Sin embargo, analistas del derecho han expresado que a los congresistas no se les está violando ese derecho, sino que el cuestionamiento a su actuación se debe a que tramitaron una iniciativa que no cuenta con todos los requisitos. Es decir no es por la forma como votaron (positiva o negativamente), sino porque probablemente lo hicieron en un momento en el que todavía no tenían luz verde para hacerlo.

Un recurso poco viable

Las probabilidades de que la tutela prospere son pocas. Ya el Alto Tribunal se abstuvo de recibir  la que instauró Guarín.  Quien recibió esta tutela fue el magistrado César Julio Valencia Copete, quien e declaró impedido para revisar la tutela, pero a quien le fue negado el impedimento por los demás magistrados. No obstante, él decidió no aceptarla al considerar que la sala Penal de la Corte no ha violado los derechos del denunciante.

Además todavía el derecho a la participación ciudadana tampoco ha sido vulnerado, pues el referendo todavía no ha salido de su trámite legal. Dejar que prospere el argumento de que la Corte está violando el derecho a la participación ciudadana, según los analistas, sería aceptar que todos los referendos deben convocarse sin la intervención de ninguna de las instituciones del Estado (Congreso, Corte Constitucional, Consejo Nacional Electoral y Registraduría)





EDICIÓN 1911

PORTADA

La mala hora del Grupo Aval

El grupo económico más grande del país enfrenta uno de sus momentos más difíciles por cuenta de actuaciones de la justicia colombiana y de Estados Unidos. Las consecuencias pueden ir más allá de los intereses del banquero.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1911

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.