Tendencias
WhatsApp
WhatsApp - Foto: Getty Images

tecnología

WhatsApp: hasta este sábado tendrá plazo para aceptar los nuevos términos y condiciones

Este sábado 15 de mayo los usuarios de la app podrán conocer todos los cambios que la plataforma trae con esta actualización.

Este sábado 15 de mayo se cumple la fecha límite para aceptar la nueva política de condiciones y privacidad de WhatsApp anunciada a principios de este año por los voceros de la famosa aplicación y que provocó cientos de críticas por parte de los usuarios del servicio de mensajería propiedad de Facebook, tanto así que muchos, pensando en que esto podía ocasionar un riesgo para la privacidad de sus mensajes, optaron por descargar aplicaciones alternas como Telegram y Signal.

Dada esta situación, la aplicación anunció en su momento que postergaba esta actualización de la política de privacidad del 8 de febrero al 15 de mayo, tiempo en el que aclaró que estos cambios ni perjudicaban la privacidad de la información y que, por el contrario, brindará herramientas más optimas a sus usuarios.

Pese a esto, es importante que las personas tengan presente que si deciden no aceptar la novedad de la plataforma de servicio de mensajería instantánea, sus cuentas seguirán vigentes, sin embargo, las herramientas estarán limitadas.

Ahora bien, ¿qué encontrarán aquellos que tomen la decisión de continuar usando WhatsApp y por ende acepten su nueva política de condiciones y privacidad?

La app ha informado que, a partir de esa fecha, los usuarios podrán encontrar nuevas opciones para chatear con empresas a través de WhatsApp, donde podrán enviar mensajes a las compañías de interés para “hacer preguntas, realizar compras y obtener información”, así como bloquearlas o eliminarlas de su lista de contactos cuando lo deseen.

Al respecto, WhatsApp aclara que, “a fin de poder responder con rapidez, es posible que estas empresas hagan uso de Facebook como proveedor de tecnología para administrar algunas de las respuestas en su nombre”, motivo por el que indica que, en ese caso, el servicio identificará este tipo de chats de manera clara “con una etiqueta para que (el usuario) sepa cuándo ese sea el caso”.

Por otra parte, WhatsApp informa que con esta actualización está proporcionando información más clara sobre la forma en que recopila, comparte y usa los datos.

“Los cambios en nuestra Política de privacidad te proporcionan más detalles sobre la manera en que administramos tu información. Agregamos más información a ciertas secciones de nuestra Política de privacidad, así como secciones nuevas. Además, simplificamos el diseño de la Política de privacidad a fin de que sea más fácil de navegar para los usuarios”, explica.

Con respecto a las funciones que continúan igual pese a la actualización, la app aclara que la privacidad y seguridad de los chats personales con familiares y amigos jamás cambiarán, esto, para tranquilidad de muchos, que veían en este cambio, un riesgo en la seguridad de la información.

A través de su página web, WhatsApp asegura que ni WhatsApp ni Facebook pueden ver el contenido que sus usuarios comparten con familiares y amigos, incluidos los mensajes y llamadas personales, los archivos que comparten y las ubicaciones que envían. “No mantenemos un registro de los contactos a los que nuestros usuarios llaman o envían mensajes, ni compartimos tus contactos con Facebook”, aclara.

Sumado a esto y bajo la misma línea de respeto por la privacidad de la información, la empresa informa que no proporcionará el número de sus usuarios a ninguna empresa, aclarando además, que sus políticas prohíben que las compañías se pongan en contacto con los usuarios por WhatsApp sin primero haber recibido la aprobación para hacerlo.

“Nuestras funciones de privacidad adicionales, como la configuración para que tus mensajes desaparezcan o el control de quién puede agregarte a grupos, te brindan mayor privacidad”, añade.

De otro lado, el servicio de mensajería informa que la aceptación de las nuevas Condiciones de la app “no amplían la capacidad que tiene WhatsApp para compartir datos de los usuarios con Facebook, su empresa matriz”.

Por último, la app recalca que la seguridad y privacidad forman parte de su ADN, motivo por el que todas las conversaciones cuentan con la función de cifrado de extremo a extremo, herramienta que permite que los mensajes enviados no pueden ser leídos ni por la propia aplicación ni por terceros.

“Este cifrado garantiza que solo tú y la persona con quien te comuniques puedan leer o escuchar lo que se envía, y que nadie más, ni siquiera WhatsApp, pueda hacerlo. Esto ocurre debido a que, gracias al cifrado de extremo a extremo, los mensajes se aseguran con un candado, y solo tú y el destinatario tienen la llave especial que se necesita para desbloquearlos y leerlos. Todo esto ocurre de manera automática, sin necesidad de activar ajustes ni de crear chats secretos especiales para asegurar los mensajes”, explica.