vida moderna

Avena y miel: así se pueden usar para producir colágeno natural

Con la llegada del envejecimiento la producción de colágeno se reduce.


La proteína encargada de darle firmeza y elasticidad a algunas partes del cuerpo, entre ellas la piel, se conoce como colágeno. Con el paso de los años y ante la llegada del envejecimiento la cantidad que produce el cuerpo se empieza reducir, es por ello que se empiezan a hacer visibles los primeros signos de la vejez, como arrugas o líneas de expresión.

Aunque el envejecimiento es una etapa a la que todas las personas se van a tener que enfrentar, mantener buenos hábitos alimenticios y deportivos a lo largo de la vida puede impedir que este surja antes de lo esperado y que ante su llegada el manejo sea menos traumático.

Hoy en día es habitual usar productos que se usan con frecuencia en la cocina para preparar mascarillas caseras que pueden atenuar las arrugas más visibles y mejorar la salud de la piel en general. El portal de salud, belleza y cuidado personal Cocina Fácil menciona la receta de varias mascarillas a base de miel que pueden producir colágeno de manera natural. Antes de su aplicación se recomienda consultar con un dermatólogo para prevenir alergias o reacciones adversas.

Mascarilla de miel y avena

Ingredientes:

  • 1 cucharada de avena en hojuelas.
  • 2 cucharas de miel.

Preparación y aplicación:

  • En primer lugar, mezclar los ingredientes hasta obtener una pasta y aplicar sobre el rostro de forma circular.
  • Dejar reposar durante 20 minutos y, finalmente, retirarla con agua tibia.

Mascarilla de miel y limón

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel.
  • El zumo de un limón.

Preparación y aplicación:

  • Mezclar ambos productos y aplicar sobre la piel.
  • Dejar reposar por 30 minutos.
  • Finalmente, retirar con agua tibia y aplicar la crema hidratante de uso frecuente antes de ir a dormir.

Mascarilla de miel y cúrcuma

Ingredientes:

Preparación y aplicación:

  • Mezclar la miel y la cúrcuma hasta crear una pasta.
  • Aplicar sobre la piel del rostro y dejar reposar por media hora.
  • Por último, retirar con agua tibia.
La miel también contiene proteínas, minerales y vitaminas. Foto: Getty images.
La miel también contiene proteínas, minerales y vitaminas. - Foto: Foto: Getty images.

Beneficios de la miel

Es usual que las personas usen este producto para endulzar sus bebidas o darle un toque más natural a determinadas preparaciones. También es muy usado en los remedios caseros para aliviar la gripa o los resfriados. Entre sus propiedades este compuesto puede ayudar a producir colágeno de manera natural mejorando el aspecto y la salud de la piel.

Según explica el portal Cocina Fácil “la miel cuenta con aminoácidos, enzimas y antioxidantes que actúan como barrera hacia el exterior, evitando que los radicales libres que se encuentran en el ambiente afecten la producción de colágeno (los radicales libres son los principales causantes de las arrugas)”.

Aplicar miel directamente en la piel ayuda a que se vea de mejor aspecto, tersa y sin manchas, gracias a que contiene propiedades cicatrizantes, antibacterianas y rejuvenecedoras. Algunos productos cosméticos tienen como ingrediente a este compuesto, debido a que contiene sustancias como la fructosa, la glucosa y los ácidos alfa-hidróxidos que ayudan a eliminar las impurezas de la piel y a exfoliarla de manera natural.