vida moderna

Bicarbonato de sodio: este es el truco para exfoliar la piel de manera natural

Este ingrediente, que es muy versátil y que suele no faltar en el hogar, tiene decenas de usos.


El bicarbonato de sodio es uno de los productos más versátiles en el hogar. Es un ingrediente que se utiliza para diferentes fines. Puede ser utilizado como desodorante natural, como aclarante natural para áreas del cuerpo y, sobre todo, para fabricar remedios caseros para, por ejemplo, el dolor estomacal.

Este ingrediente, que puede adquirirse en cualquier tienda o supermercado, es económico y puede ser un aliado para el cuidado de la piel. De acuerdo con el portal especializado Mejor en Salud, el bicarbonato de sodio puede ser aplicado para hidratar, ayudar a disminuir la apariencia del acné y las manchas.

Según un estudio realizado por la Universidad Semmelweis (Hungría), el bicarbonato de sodio tiene propiedades antisépticas y antibacterianas que eliminan las bacterias y mantienen el rostro limpio de impurezas y de toxinas. Asimismo, ayuda a hidratar y mejorar la apariencia de las manchas causadas por el sol y por los contaminantes del aire.

¿Cómo aplicar el bicarbonato?

Es importante realizar una prueba de alergia en una pequeña zona del cuerpo para verificar que este tratamiento no cause afectaciones en la piel. La mezcla puede ser aplicada en el rostro para exfoliar y ayudar al proceso de rejuvenecimiento de la piel. El portal Mejor con Salud señala cómo preparar esta crema casera.

Ingredientes

  • Tres cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g).
  • Tres cucharadas de agua mineral (30 ml).
  • Zumo de limón de media tapa.
  • Cuatro gotas de aceite de oliva, almendras o lavanda.

Preparación

Es importante utilizar un recipiente que esté limpio. Se agregan el agua y el bicarbonato; al mismo tiempo que se va mezclando para obtener una pasta; luego, agregar el limón y las gotas del aceite que se prefiera (oliva, almendas o lavanda).

Para la aplicación de este tratamiento se debe lavar previamente el rostro con agua tibia. Luego, aplicar la mezcla, con movimientos circulares, en toda la cara, excepto en el contorno de ojos. Se deja actuar por veinte minutos y luego se retira con mucha agua tibia.

Otros usos del bicarbonato de sodio

1. Ropa: con el tiempo es natural que las prendas de vestir se desgasten y pierdan su color natural. En el caso de la ropa blanca, el tono pierde intensidad y puede convertirse en un color amarillento. Para mejorar el aspecto de la ropa se puede aplicar una pequeña mezcla de bicarbonato de sodio con agua y dejarla actuar en el área afectada durante una hora. Luego, frotar con un cepillo o manualmente y retirar con agua. Si la ropa presenta manchas muy amarillas, se puede aplicar vinagre. Además de eliminar las manchas amarillas ayuda a evitar los malos olores corporales.

2. Baño: el baño es uno de los lugares en los que más se acumula humedad. El bicarbonato es un ingrediente que tiene propiedades antifúngicas, según señala una investigación de la Universidad de Estrasburgo (Francia). Aplicar bicarbonato de sodio mezclado con agua ayuda a eliminar los hongos que se acumulen en las paredes.

3. Lavaplatos: es una de las áreas en las que se acumulan restos de comida y aumentan la posibilidad de que existan bacterias y hongos. El lavaplatos debe limpiarse de modo periódico para evitar que se generen infecciones y se contaminen los alimentos o las comidas que estén alrededor. Para esto, se puede aplicar en toda el área de lavado tres cucharadas de bicarbonato de sodio y dejarla actuar durante diez minutos. Para la superficie, se debe aplicar una cucharada de vinagre y dejar que actúe diez minutos.

4. Colchón: en la habitación, esta es una de las áreas en las que más se acumulan polvos y permanecen ácaros. Con bicarbonato, agua y una esponja, se puede desinfectar el colchón. Dejarlo reposar durante una hora y luego ponerlo a secar al sol o con la ayuda de un secador de cabello.

5. Nevera: es muy importante realizar una limpieza profunda a la nevera, para prevenir la producción de bacterias, moho y malos olores. Con un paño y vinagre, se puede frotar en cada área y la nevera. Importante aplicar mucha cantidad en la puerta y compartimentos pequeños.