Tendencias
El café sigue siendo consumido en diferentes países y siendo motor de diversas economías.
Hasta 400 miligramos (mg) de cafeína al día parece ser seguro para la mayoría de los adultos sanos. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Café: ¿qué efectos tiene sobre la presión arterial?

Las personas son propensas a tener la presión arterial alta a medida que envejecen.

La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre al cuerpo, mientras que la hipertensión es el término que se utiliza para describir la presión arterial alta, de acuerdo con Medline Plus, web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados, que además explica que esta se mide de la siguiente forma:

  • Una presión arterial normal es menor a 120/80 mm Hg la mayoría de las veces.
  • Una presión arterial alta (hipertensión) es mayor a 130/80 mm Hg la mayoría de las veces.
  • Si el número superior de la presión arterial está entre 120 y 130 mm Hg y el número inferior es menor a 80 mm Hg, se denomina presión arterial elevada.

La biblioteca también explicó que hay muchos factores que pueden afectar la presión arterial, como la cantidad de agua y de sal que tiene el cuerpo de cada persona, el estado de los riñones, el sistema nervioso, los vasos sanguíneos y los niveles hormonales.

Además, las personas son más propensas a tener la presión arterial alta a medida que envejecen, pues los vasos sanguíneos se vuelven más rígidos con la edad. Cuando esto sucede, la presión arterial se eleva y la hipertensión aumenta la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardiaco, insuficiencia cardiaca, enfermedad renal o muerte prematura.

Asimismo, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, señaló que la cafeína causa un aumento corto pero drástico de la presión arterial, incluso si no se tiene presión arterial alta.

De igual forma, señaló que la causa de esta subida repentina en la presión arterial no está clara y que la respuesta de la presión arterial a la cafeína varía de una persona a otra.

Según la entidad sin ánimo de lucro, algunos investigadores creen que la cafeína podría bloquear una hormona que ayuda a mantener las arterias ensanchadas, pero otros piensan que la cafeína provoca que las glándulas suprarrenales liberen más adrenalina, lo que causa que la presión arterial aumente.

Por tal razón, para ver si la cafeína eleva la presión arterial, se debe tener un control de la presión arterial antes de tomar una taza de café u otra bebida con cafeína y se debe volver a controlar de 30 a 120 minutos después de tomarla y si la presión arterial aumenta de cinco a diez puntos, es posible que se sea sensible a los efectos de la cafeína que elevan la presión arterial.

Hay que señalar que la cafeína es muy útil para inhibir la sensación de sueño y para dar la energía suficiente para continuar con las tareas diarias, según la universidad sueca de Linkoping.

“Aunque el consumo de cantidades moderadas de café es beneficioso, puedes estar bebiendo más del que necesitas. Todo depende de cada persona. Algunas son extremadamente sensibles a los efectos de la cafeína y con una taza de café pueden sufrir insomnio. Otras, por el contrario, pueden beber más de 10 al día sin notar efectos negativos. Por esta razón es difícil calcular en qué cantidad la cafeína puede ser negativa”, explicó la universidad.

Asimismo, señaló: “lo recomendable es tomar menos de 500 miligramos de cafeína al día, lo equivalente a cuatro o cinco tazas de café solo. Una cantidad mayor suele estar relacionada con aceleración cardíaca, insomnio, irritabilidad, visión borrosa y mareos”.

Además, el portal de salud del Instituto Nacional de Salud (NIH por sus siglas en inglés) asegura que los expertos recomiendan que algunas personas eviten la cafeína. Por ejemplo, personas con problemas intestinales como reflujo ácido, personas que tienen problemas para dormir y personas con problemas cardíacos.