Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/12/1996 12:00:00 AM

CARA DE FUMADOR

Un nuevo estudio confirma que fumar acelera el envejecimiento y hace a las personas más propensas a sufrir enfermedades de piel.

CARA DE FUMADOR CARA DE FUMADOR
Los daños que produce el cigarrillo generalmente no se ven. Tras una cortina de humo, el poder destructivo de la nicotina trabaja silenciosamente atacando pulmones y vías respiratorias. Después vienen la tos y otros síntomas externos no muy preocupantes para algunos, como los dientes o los dedos amarillentos y el mal aliento. Pero ahora el doctor Jeffrey B. Smith, de la Universidad del Sur de Florida, en Tampa, tiene algo más que agregar a la semblanza del fumador: las arrugas. Smith sostiene que los fumadores reflejan una edad mayor de la que tienen. Su planteamiento, publicado en la revista Dermatología, es la confirmación de un estudio realizado en 1985 por el médico inglés Douglas Model entre un centenar de pacientes. El médico mostró que los fumadores representaban más edad de la que tenían. Como resultado de esa investigación, Model logró que se agregara al léxico de la patología del cigarrillo la expresión 'cara de fumador', característica que encontró en el 46 por ciento de los fumadores activos y en el 8 por ciento de los ex fumadores. Varios estudios, anteriores y posteriores, han definido la piel de los fumadores como "pálida, gruesa y arrugada". Y, al parecer, las mujeres tienen mucho más que perder que los hombres. Uno de esos estudios encontró estas antiestéticas características en el rostro del 79 por ciento de las mujeres fumadoras comparado con el 19 por ciento de las no fumadoras del grupo. El estudio concluyó que las mujeres pueden ser más susceptibles a estos nocivos efectos porque fumar disminuye los niveles de estrógeno, la hormona femenina cuya presencia en el organismo tiende a descender con los años. En el nuevo estudio, con 311 pacientes, Smith sostiene que la piel se vuelve más gruesa porque los tejidos se fragmentan de la misma manera que la de quienes se sobreexponen al sol. Según el especialista, la piel del fumador tiene menos oxigenación, lo cual reduce la circulación y la formación de colágeno, componente estructural de ésta. Pero ahí no termina el diagnóstico. Dos tipos de cáncer, el más benévolo y curable como es el carcinoma escamocelular y el letal melanoma, están influenciados por el cigarrillo. No es que el fumar produzca cáncer de piel, explica el médico, pero se ha encontrado que ambas clases de cáncer tienden a avanzar más rápidamente en los fumadores, debido probablemente a que la nicotina debilita el sistema inmunológico. En un estudio entre 107.000 mujeres se halló que el riesgo de desarrollar carcinoma era 50 por ciento más alto en las que fumaban. Otras enfermedades de la piel que los fumadores están más propensos a padecer son la soriasis, la pustulosis plantar y palmar, el lupus eritematoso y la cicatrización tardía de heridas. Con estos resultados, los médicos tienen la esperanza de que si los síntomas internos de la devastadora acción del cigarrillo no intimidan, al menos la vanidad los induzca a renunciar al vicio. Como quien dice, si no le teme a la muerte témale a la vejez.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com