Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/22/1999 12:00:00 AM

CRECED Y MULTIPLICAOS

Contrario a lo que se pensaba, el cerebro humano sí tendría la capacidad de producir nuevas <BR>neuronas.

CRECED Y MULTIPLICAOS, Sección Vida Moderna, edición 912, Nov 22 1999 CRECED Y MULTIPLICAOS
En clase de biología casi todo el mundo aprendió que las neuronas eran las únicas células del
organismo que nunca se regeneraban. Las que se perdían, lo hacían para siempre. Por eso a lo largo de la
vida se escuchan toda clase de consejos _no consumir alcohol, ni drogas, ni cosas por el estilo_ para cuidar
la población de estas células en la cabeza. La semana pasada, sin embargo, esa teoría quedó prácticamente
aplastada cuando Elizabeth Gould y Charles Gross, dos científicos de la Universidad de Princeton, anunciaron
que en la corteza cerebral de monos adultos nacen continuamente neuronas. Aunque es una investigación en
primates Gould y Gross presumen que lo mismo sucede en el hombre, pues ambos cerebros comparten
características estructurales muy similares. Las nuevas neuronas nacen en las paredes de los ventrículos
cerebrales, unas estructuras profundas en el centro del cerebro y luego migran a otras partes de la corteza.
"Nuestro descubrimiento no afectará la vida práctica en las próximas décadas", afirmó Gross a SEMANA. "Lo
hará algún día pero es necesario seguir investigando para saberlo". No obstante sus modestas declaraciones,
otros científicos piensan que este descubrimiento podrá llevar a nuevos métodos para tratar enfermedades y
daños cerebrales. En la última década el dogma de la incapacidad del cerebro humano para reponer sus
neuronas perdidas se había ido desbaratando en la medida en que científicos encontraron nacimiento de
células en partes viejas del cerebro, como el hipocampo. Sin embargo creían que se trataba de una
anomalía y no de un proceso natural. El hallazgo de Gould y Gross es mucho más dramático que los
anteriores porque la corteza es la parte más grande y avanzada del cerebro. Esta región tiene que ver con
importantes y complejas funciones cognoscitivas y de percepción que están involucradas en el proceso de
toma de decisiones y el reconocimiento y aprendizaje que hace un individuo del mundo y su entorno.
Antes de esta investigación se creía que el proceso de la memoria se apoyaba en una estructura rígida e
inmodificable. "La gente pensaba: si la corteza cerebral es importante en memoria, ¿cómo puede cambiar?,
dice Gross. De hecho, ahora podemos decir todo lo contrario: si los recuerdos se forman de las experiencias,
estas experiencias deben producir cambios en el cerebro". Los nuevos datos sugieren una revaluación del
proceso del desarrollo cerebral en el hombre. La vieja teoría de que los primeros años de vida eran la etapa
más importante del desarrollo del cerebro queda en entredicho. Las experiencias de la infancia serían tan
importantes como las de la adolescencia y la edad adulta pues aun en estas etapas se podría afectar la
estructura del cerebro.Los investigadores no saben aún cuál sería la función de las nuevas neuronas, pero el
solo hecho de que exista neurogénesis abre un nuevo campo de exploración en esa compleja computadora
humana.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com