Tendencias
Hombre envejecido medio molesto con alopecia mirando en el espejo, concepto de pérdida de cabello. Calvicie.
Entre las señales de alarma pueden estar: huecos muy notorios en la cabeza, pérdidas de manojos llenos de pelo al momento de peinar, y pérdida sostenida durante más de tres meses. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Cuál es la vitamina que ayuda a prevenir la caída del cabello?

Cada día se pierden entre 50 y 100 pelos naturalmente, sobre todo después de los 30 años de edad.

La caída del pelo es algo que estéticamente les preocupa mucho tanto a los hombres como a las mujeres. Cada día se pierden entre 50 y 100 pelos naturalmente, sobre todo después de los 30 años cuando el colágeno ha disminuido. Este proceso es totalmente normal ya que es el mecanismo con el que el organismo se regenera. Generalmente, el pelo cambia y el cuero cabelludo contiene cabellos tanto en crecimiento como a punto de caer.

Además, la perdida de pelo puede ser resultado de afecciones médicas, herencia, envejecimiento o cambios hormonales. Cualquiera puede perder el pelo de la cabeza, pero es más común en los hombres, según el portal Mayo Clinic.

La Clínica Dermatológica Internacional explicó en la revista Vogue que la caída de pelo reaccional se puede desencadenar por diversas situaciones y causas. Aunque este tipo de procesos puede ser pasajero. “Es una alteración del ciclo del crecimiento del pelo que da lugar a una caída de pelo muy llamativa pero durante un periodo de tiempo limitado de unos dos o tres meses que se resuelve espontáneamente”, afirmó la doctora Elena Tévar.

La mujer está molesta con un nuevo color de cabello después de teñirse
La perdida de pelo puede ser el resultado de afecciones médicas, la herencia, envejecimiento o cambios hormonales. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Por otro lado, All Things Hair señala que la caída del cabello excesiva o repentina, fuera de los parámetros, puede estar asociada a algún tipo de trastorno. Entre las señales de alarma pueden estar: huecos muy notorios en la cabeza, pérdidas de manojos llenos de pelo al momento de peinar y pérdida sostenida durante más de tres meses.

Además, existen distintos factores que pueden hacer que el cabello caiga de forma anormal:

  • Predisposición genética: cuando es el factor genético el causante de la caída. Es la más frecuente en hombres.
  • Envejecimiento: el deterioro afecta también el cuero cabelludo. A partir de los 30 años el pelo envejece y se vuelve más fino, frágil y pierde volumen.
  • Fluctuaciones constantes de peso: perder y ganar peso con dietas no controladas influye negativamente en el metabolismo.
  • Factores hormonales: en etapas concretas como después de dar a luz, durante la menopausia o en tratamientos con anticonceptivos.
  • Estrés emocional o físico: el ritmo del día a día o cualquier episodio crítico pueden desembocar en una alopecia. En estos casos se puede hablar de un proceso temporal.
  • Uso de algunos fármacos: como anticoagulantes o quimioterapia
  • Mala alimentación: lo que genera déficit de vitaminas y aminoácidos esenciales para el pelo. Si es el caso hay que tomar algún vitamínico específico para controlar la caída.

Si la pérdida del pelo no es debida a ninguno de estos elementos, ni va acompañada de fatiga, dolor, picazón, intolerancia, bajas temperaturas o irregularidades menstruales puede ser por la falta de biotina, hierro o zinc.

Vitaminas para el pelo

Cristina Morante, directora médica de la clínica especializada en salud capilar MC360, explica que la carencia de ciertas vitaminas y oligoelementos pueden provocar ciertas caídas de cabello. Entre las vitaminas y oligoelementos cuyo déficit provoca caídas puntuales de pelo se encuentran:

La biotina

  • Que también recibe el nombre de vitamina B8 o vitamina H. “Su déficit provoca una disminución del crecimiento del cabello y, por lo tanto, una miniaturización”, señala Morante.

Vitamina D

  • Esta vitamina está presente en los pescados grasos, como el atún, el salmón o la trucha, también en aceites de hígado de pescado. Por otro lado, se pueden encontrar en el queso, la yema de huevo y el hígado de ganado vacuno, pero en menor cantidad.

Vitamina B12

  • El hígado de vaca es una de las mejores fuentes de vitamina B12. También la carne de ave, huevos leche y el pescado.

Magnesio

  • Está presente, sobre todo, en los alimentos de origen vegetal, mayormente en las verduras de hoja verde (acelgas, espinacas, alcachofas); en legumbres, los granos enteros, las verduras, las semillas y los frutos secos (almendras y semillas de calabaza).

Zinc

  • Se puede encontrar en las ostras, que son consideradas la mejor fuente de zinc; las carnes rojas, carnes de ave, mariscos como cangrejo y langosta, y cereales fortificados para el desayuno.

Hierro

  • “Los efluvios telógenos pueden ser de origen carencial y precisamente la deficiencia estrella en el origen de la caída es la de hierro”, señala la doctora Martínez Lorenzo, dermatóloga de la Clínica Pilar de Frutos.

Vitamina B6

  • La vitamina B6 se encuentra en el hígado de pollo, el pescado, los plátanos, la carne de cerdo, las frutas y verduras y los granos integrales.