Felicidad
La felicidad es el estado de ánimo más buscado por las personas. - Foto: Getty Images

vida moderna

Cuatro hábitos que ayudan a ser más felices

La felicidad es el estado predeterminado del ser humano, pero al crecer las personas suelen alejarse de esta emoción.

La felicidad es uno de los estados de ánimo más deseado por las personas; sin embargo, este se ve alterado por los múltiples desafíos y procesos que se tienen que vivir a lo largo de la vida. La monotonía es la principal causa de aburrimiento en las personas, ya que su día a día parece no tener ningún tipo de cambio y todo lo que hacen se vuelve parte de una rutina.

Gema Sánchez Cuevas, psicóloga de la Universidad de Salamanca, propone que a la rutina y al diario vivir se le deben introducir algunos hábitos que ella menciona como “exóticos”. “Cuando se habla de exóticos no se trata de conductas extrañas ni fuera de lo normal. Se trata de costumbres que son hábitos exóticos porque, en realidad, no son muchas las personas que los adoptan. Sin embargo, vale la pena probarlos y son una manera de aumentar el significado de tu día a día”.

La especialista menciona que la mayoría de las actividades o rutinas que se han adquirido, las aprenden las personas sin darse cuenta; además, nunca se hace un análisis si ese tipo de hábitos o rutinas si son necesarias para el diario vivir: “No se nos ocurre hacer una revisión objetiva y mirar si esas costumbres realmente nos ayudan a vivir mejor o simplemente se mantienen por la inercia que genera la propia repetición. Esta es, entonces, una invitación a revisarlas y también, quizás, a adoptar hábitos exóticos que pueden ser de mucho provecho”.

Hábitos exóticos que producen felicidad

Dormir en posición de empoderamiento

La profesional de la salud menciona que la postura corporal es determinante en el estado de ánimo de las personas, ya que estas pueden determinar el comportamiento y las actitudes de un individuo. Cuando una persona está triste o desanimada, suele encorvarse más y bajar su cabeza, en señal de lo que está sintiendo; sin embargo, tomar ese tipo de posturas genera afecciones musculares que empeorarán la tristeza.

“Lo sorprendente es que esto también se aplica para cuando nos acostamos a dormir. Si nos acurrucamos en posición fetal, por ejemplo, tenderemos a despertar sin mucho ánimo y sintiendo que la jornada nos sobrepasa. En cambio, si nos estiramos completamente, expandiéndonos, probablemente nuestra actitud será más positiva al despertar”, expresó la psicóloga.

Mencionar tres experiencias positivas por una experiencia negativa que se haya vivido durante el día

“Se trata simplemente de que por cada experiencia negativa, sí o sí, se vivan tres positivas. Así de sencillo”, puntualizó la profesional de la salud. Además, agregó: “El propósito de esto es limpiar la mente y el alma de los restos que quedan luego de vivir algo malo. Una experiencia negativa genera un eco y este puede arruinarnos el estado de ánimo por todo un día, o incluso por más tiempo. Al compensarlo con tres experiencias positivas, los reductos de lo malo se dispersan y se logra recuperar el equilibrio con más facilidad”.

Colombia se ubica en la posición número 66 del Índice Global de Felicidad 2022.
Colombia se ubica en la posición número 66 del Índice Global de Felicidad 2022. - Foto: Getty Images / Autor: Russell Monk

Visualizarse feliz

La especialista menciona que hay algo que se le conoce como neuronas espejo; por ejemplo, cuando una persona ve una película que le genera tristeza, el cerebro produce la emoción como si se estuviese viviendo el suceso en carne propia; es por eso que la psicóloga indica que se “puede utilizar este extraordinario mecanismo a nuestro favor. Por ejemplo, imaginando ser felices, aunque no nos sintamos bien. Te puedes sorprender al ver lo que ocurre tras un par de días “actuando” de esta manera”.

También le puede interesar:

Enviar mensajes amables sin ninguna razón

Una manera de sanar o canalizar el dolor que puede estar sintiendo una persona es ayudando a otros. “El dar esos obsequios del corazón engrandece la vida de quien lo hace. En este caso, simplemente se trata de adquirir el hábito de enviar mensajes cálidos y positivos a las personas que apreciamos o amamos. No algo prediseñado, sino un mensaje creado por ti. Esto funciona especialmente en días difíciles. Se debe a que inmediatamente cambia el registro emocional en el que nos encontramos”.