Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/7/2016 5:05:00 PM

El riesgo de contagio de enfermedades entre los trabajadores de la salud

Los accidentes laborales de médicos, enfermeras y paramédicos son frecuentes. Por el tipo de material biológico que manejan están en permanente peligro de infecciones.

Enfermedades a las que se arriesgan los trabajadores de la salud El riesgo de contagio de enfermedades entre los trabajadores de la salud Foto: Archivo SEMANA

Pinchazos con agujas usadas, salpicaduras con sangre contaminada y la exposición a material biológico peligroso son escenarios comunes entre los profesionales de la salud. Enfermeros, médicos, bacteriólogos, auxiliares de laboratorios clínicos, odontólogos y empleados de servicios generales son los más expuestos a sufrir de algún accidente laboral con riesgo biológico.

Y es que a pesar de que estos trabajadores adopten todas las medidas de seguridad y usen sin falta guantes, gafas y tapabocas, no están exentos a estas eventualidades. “Si llega a suceder uno de estos accidentes, en ese momento se debe tomar una muestra de la persona con la cual uno se pincha, siempre y cuando esta acepte, y hacer pruebas de laboratorio para confirmar que el paciente no tenga VIH”, cuenta la enfermera Claudia Montero.

Le recomendamos: ¿Cómo evitar ser víctima de prácticas estéticas ilegales?

Aunque la mayoría de exposiciones no generan una infección, contagiarse con virus como el de la Hepatitis, el del VIH o cualquiera de los más de 60 agentes patógenos presentes en las instituciones sanitarias, es una de las preocupaciones más grandes y no es una circunstancia lejana. Según cifras de AVENIR, empresa dedicada a la atención y seguimiento de accidentes de trabajo con peligro biológico, a diario se registran en Colombia más de 200 casos de estos accidentes.

Casi el 80 por ciento de los casos suceden por pinchazos, ya sea durante el procedimiento o después del uso del objeto. El resto corresponde a salpicaduras de sangre o cualquier otro fluido corporal que puede llegar a los ojos, boca, oídos o afectar la piel. “Si uno es más cuidadoso y utiliza los equipos médicos y de protección de manera adecuada, se reduciría el riesgo”, explica Montero.

Le puede interesar: “Los médicos no tratamos síntomas sino personas”

Marta Luz Bernal, gerente general de Avenir opina que “junto al autocuidado, es importante que los trabajadores cuenten con equipos y dispositivos seguros en sus áreas de trabajo” y agrega que es necesaria una reglamentación específica para peligros biológicos, pues, según ella, las normas existentes “no son suficientes para proteger la vida de los trabajadores”. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que frente a la exposición ocupacional de la sangre, se tenga un sistema de reporte de la situación para poder evaluar, de acuerdo a la cantidad de sangre y al tipo de patógeno involucrado, qué tipo de atención se le puede dar al trabajador.

Le sugerimos: ¿Cuál es su riesgo de enfermarse?

Si la exposición sucede entonces la OMS sugiere lavar de inmediato los pinchazos o salpicaduras con agua y jabón. En ojos, el lavado debe hacerse con agua limpia salina. El uso del cloro no está recomendado. También se recomienda reportar la situación y enviar a estudios de laboratorio a la persona expuesta para descartar cualquier contaminación.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1890

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.