Lactancia materna
La alimentación de las madres lactantes debe aportar vitaminas, minerales, proteínas y carbohidratos. - Foto: Getty Images

vida moderna

Estos son los alimentos prohibidos durante la lactancia materna

La leche materna es fuente de diversos nutrientes esenciales para el crecimiento de los bebés.

La lactancia materna es una etapa muy importante tanto para las madres como para los bebés, pues esta sustancia natural le proporciona a los bebes los nutrientes necesarios para crecer y desarrollar el sistema inmunológico y en las madres se reduce el riesgo de depresión postparto.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef recomiendan que este sea un alimento exclusivo de los bebés recién nacidos hasta los 6 meses de edad, y que hasta los 2 años se alimenten con una combinación de la misma con alimentos adecuados y nutritivos para su edad.

Sin embargo, la alimentación influye mucho en la calidad de la leche materna porque algunos alimentos pueden alterar su composición y es por ello no todos son adecuados en esta etapa. Para conocer algunas restricciones que se deben tener en cuenta, el portal web Tua Saúde lista los alimentos prohibidos durante la lactancia materna:

  • Alcohol: esta es una bebida que pasa rápidamente a la leche materna, por lo cual al cabo de 60 minutos la leche materna alcanza la misma cantidad de alcohol que el organismo. De este modo, la presencia de alcohol en la leche puede afectar el sistema nervioso del bebé, causándoles somnolencia e irritabilidad. También esta alteración puede comprometer el desarrollo neurológico y psicomotor del bebe, causando dificultad para aprender a hablar y caminar. Por otra parte, la ingesta de bebidas alcohólicas en esta etapa puede reducir la absorción de nutriente en el intestino de la madre, los cuales son necesarios para el crecimiento del bebé.
  • Chocolate: este alimento es rico en teobromina, una sustancia que tiene un efecto similar al de la cafeína y varios estudios han demostrado que 113 gramos de chocolate aportan 240 miligramos de teobromina, detectándose en la leche materna do horas y media después de la ingestión. Esto puede causar en el bebé irritación y dificultad para dormir. Por ello, solamente se recomienda ingerir dos cuadrados de chocolate, pues esta cantidad no causa problemas en la salud del bebé.
  • Cafeína: todos los alimentos ricos en cafeína como el café, refrescos de cola, energéticos, té verde, té mate y té negro deben ser consumidos en pequeñas cantidades durante esta etapa, porque de lo contrario podría causar irritabilidad al bebé. Además, “la ingesta de grandes cantidades de cafeína puedes disminuir los niveles de hierro en la leche, disminuyendo a su vez los niveles de hemoglobina en el bebé, pudiéndole ocasionar una anemia”, señala Tua Saúde.
  • Alimentos procesados: estos alimentos son ricos en calorías, grasas no saludables y azúcares, además de ser bajos en nutrientes como la fibra, vitamina y minerales, lo cual puede afectar la producción y la calidad de la leche materna. Por lo anterior, se recomienda aumentar la ingesta de alimentos frescos y naturales para una mejor calidad de leche materna.
  • Alimentos crudos: tanto el pescado crudo como las ostras o la leche no pasteurizada son una fuente potencial de intoxicación alimentaria y esto puede desencadenar una infección gastrointestinal en la madre.
  • Algunos tipos de té: los expertos señalan que el consumo de té de toronjil, orégano, perejil, menta piperita, ginseng, kava-kava o anís pueden afectar la producción de la leche materna y puede generar algunas contraindicaciones en el bebé. Para evitar esto, se debe consultar con un especialista en salud el consumo de estas bebidas.
  • Aspartame: este es un edulcorante artificial que cuando se ingiere, se descompone rápidamente formando fenilamina, un aminoácido que puede pasar a la leche materna. Por esto, su consumo se debe evitar en los casos en que el bebé sufra de una enfermedad metabólica llamada fenilcetonuria. La mejor opción para sustituir esto es utilizando un edulcorante natural que proviene de una planta llamada stevia.