maternidad

Consejos para aumentar la producción de leche materna

La hipogalactia se puede desencadenar debido a la falta de estimulación de las mamas, el mal agarre de pecho, una succión deficiente o trastornos como la hipoplasia.


Para muchas madres, el proceso de lactancia se vuelve complejo debido a que su producción no es la más óptima para la alimentación del bebé. Esta situación se conoce como hipogalactia, un trastorno multifactorial, que desencadena la escasa producción de leche materna.

De acuerdo con el portal Tua Saúde, la hipogalactia se puede desencadenar debido a la falta de estimulación de las mamas, el mal agarre de pecho por una mala postura del bebé o la madre, una succión deficiente o poco efectiva, o trastornos como la hipoplasia mamaria donde hay un escaso tejido mamario. Así mismo, otras de las causas más frecuentes de la poca producción de leche materna es obesidad mórbida, diabetes, parto por cesárea, retención de la placenta.

Cabe mencionar que en la mayoría de casos la hipogalactia no es fácilmente reversible; sin embargo, con ayuda de especialistas en lactancia materna y con ayuda de algunos fármacos, se puede conseguir aumentar la producción de leche materna. Del mismo, modo, el portal Tua Saúde ha dado a conocer algunos consejos fáciles que las madres lactantes pueden hacer para aumentar la producción de leche.

  • Beber abundante agua: es importante mencionar que el agua es el principal componente de la leche materna, por lo que es muy necesario que la madre consuma abundante agua. Expertos recomiendan consumir en promedio tres litros de agua por día. A esto puede sumarle consumir alimentos ricos en agua como la gelatina y frutas como la naranja, melón y la sandía.
  • Alimentación adecuada: es de gran importancia alimentarse correctamente durante y después del embarazo, por todos los nutrientes de las comidas que consuma son necesarios para la producción de la leche. De este modo, se aconseja consumir alimentos como pescados, frutas frescas, legumbres, semillas de chía y alimentos integrales como el arroz integral y el pan integral.

Además de esto, alimentarse saludablemente no solo ayuda al aumento de la producción de leche materna, sino que también ayuda a regular el aumento del peso durante la gestación y la disminución de la grasa corporal después del embarazo.

  • Masajes en los senos: una de las técnicas más eficaces para generar más leche es realizar masajes rápidos en los senos sin manipular el pezón. Solamente debe sostener el seno colocando una mano de cada lado y hacer una presión de forma circular hasta el pezón. Este movimiento lo debe repetir cinco veces.

En caso de que el bebé no esté succionando correctamente el seno, puede ayudarse con un extractor de leche manual o eléctrico, con el fin de mantener la estimulación y a su vez la producción de la leche.

  • Descansar: muchas veces, la poca producción de leche materna se debe al estrés o los cambios hormonales, es por ellos que durante los primeros 21 días después del parto, la madre debe descansar lo suficiente y no tener ningún tipo de alteración.
  • Lactancia materna a libre demanda: esto hace referencia a que la madre debe darle el pecho al bebé siempre que él quiera. Esto ayuda a estimular la producción de la leche, ya que cuando el bebé succiona se estimula el reflejo de la hormona prolactina.
  • Consumir silimarina: este es un producto natural a base de cardo mariano. Cabe mencionar que este remedio natural debe ser aconsejado y recetado por el médico. En general, su uso es de tres a cinco veces al día, preferiblemente una hora antes de las comidas.
  • Té con plantas naturales: una buena forma de garantizar la producción de leche materna es incluir a la dieta infusiones de hinojo, toronjil, verbena o alcaravea. También es importante consultar con el médico, ya que algunas de estas plantas puede ocasionar algunas contraindicaciones tanto para la madre como para el bebé.