ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 11/9/2019 2:00:00 AM

Nunca es tarde: ejercitarse desde los 20 años o los 50 tiene los mismos beneficios

La evidencia científica muestra que no importa la edad para comenzar. Hacerlo permite acceder a los mismos beneficios que tienen quienes han sido activos toda la vida.

Estudio revela que nunca es tarde para hacer ejercicio egún un estudio, las personas inactivas que comenzaron con 30 minutos de ejercicio moderado al día tuvieron 25 por ciento menos riesgo de morir.
audio player
Escucha este artículo
ES EN

*El audio de este artículo está hecho con inteligencia artificial.

Los médicos recomiendan, al menos, 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado a la semana. Para alguien que nunca ha movido un dedo, eso puede resultar un reto demasiado exigente. Es probable que los sedentarios se queden en el sofá porque piensan que nunca alcanzarán a quienes hicieron la tarea desde muy temprano. Pero hay buenas noticias. Muchos estudios muestran que no importa la edad, pues el cambio se ve de inmediato.

Los expertos señalan que los beneficios ayudan a todo nivel, pues no es necesario ser un superatleta y nunca es tarde para comenzar.

Uno de ellos, publicado en JAMA Network Open, buscaba analizar la actividad física de más de 300.000 participantes de entre 50 y 71 años. Aquellos que no habían sido muy activos previamente y que empezaron a ejercitarse a los 40 tuvieron 35 por ciento menos riesgo de muerte. Los que sí se ejercitaron antes y mantuvieron el nivel de actividad a pesar del paso de los años tuvieron entre 29 y 36 por ciento menos riesgo, lo que muestra que los beneficios de ambos grupos son comparables.

En consecuencia, “el ejercicio y la actividad física son tan importantes para la salud que nunca es tarde para hacerlos”, dice el médico deportólogo John Duperly. Agrega que una persona que comienza una rutina de ejercicios “ya tiene menos riesgo de tener problemas de salud que una sedentaria” luego de dos sesiones.

Expertos de la Universidad de Cambridge, con una muestra de casi 15.000 personas de entre 40 y 79 años, concluyeron de forma similar. Los adultos con problemas cardiovasculares y cáncer tuvieron más longevidad al volverse activos, sin importar si antes no lo habían sido. En concreto, al iniciar el estudio los previamente sedentarios que lograron hacer 30 minutos de ejercicio moderado al día tuvieron 24 por ciento menos riesgo de mortalidad.

Los expertos señalan que los beneficios ayudan a todo nivel, pues no es necesario ser un superatleta y nunca es tarde para comenzar. Los resultados observados no dependen del peso de la persona, su nivel de colesterol o su presión arterial. “No hay ninguna edad ni situación de salud en la que no haya algún beneficio de comenzar a hacer más actividad física”, señala Duperly.

Un estudio de la Asociación Estadounidense del Corazón reveló el impacto positivo de la actividad física, porque el ejercicio da elasticidad a los músculos, y ese órgano es uno de ellos. Por tanto, los pacientes que practican rutinas físicas después de ser sedentarios tienen 25 por ciento más elasticidad en el músculo ventricular izquierdo, algo importante si se tiene en cuenta que este se encarga de bombear la sangre al resto del cuerpo.

Una persona que nunca se ha ejercitado y quiere obtener estos resultados tiene que practicar con cuidado

No obstante, una persona que nunca se ha ejercitado y quiere obtener estos resultados tiene que practicar con cuidado. Según Duperly, primero debería buscar ayuda profesional o, al menos, de alguien con experiencia que oriente el proceso y disminuya riesgos. Entre ellos están los educadores físicos, fisioterapeutas y especialistas en cardiología, ortopedia o medicina del deporte.

Es importante empezar lentamente, combinando baja intensidad y frecuencia por semana, e incrementar las dos progresivamente. “Esto se puede medir en términos cualitativos (me pareció suave o extenuante) o con medidas objetivas como las pulsaciones, la fatiga o el esfuerzo respiratorio”, dice. Para mejores resultados conviene combinar cardio con ejercicios de fuerza y estiramiento, así como buscar un compañero para que lo motive y acompañe. 

EDICIÓN 1997

PORTADA

Terremoto político: el proceso contra Álvaro Uribe sacude al país

¿Qué sigue para Álvaro Uribe, para el Gobierno y para el país después de la medida de aseguramiento dictada por la Corte Suprema de Justicia? Esa decisión marca un antes y un después en la historia de Colombia.

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1997

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall