Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/27/2019 5:32:00 PM

¿Existió realmente el reto de la "Ballena azul"?: la verdadera historia detrás del juego suicida que se hizo viral en internet

En 2017, un "juego suicida" se viralizó rápidamente por internet. El reto de la "Ballena azul", dirigido a adolescentes, establecía 50 tareas para realizar en 50 días.

¿Existió realmente el reto de la "Ballena azul"? El juego establecía 50 tareas que debían completarse en 50 días. Foto: BBC
{code:java} {code};
BBC

El desafío estuvo vinculado, presuntamente, con numerosas muertes en todo el mundo. Sin embargo, nada sobre el juego es lo que parece.

Las primeras tareas que planteaba eran relativamente inofensivas: levantarse en la mitad de la noche, o mirar una película de terror.

Pero, día a día, las propuestas se iban tornando más siniestras: "Párate en el borde de un precipicio". "Tállate una ballena azul en el brazo".

¿El último reto? Hacer que el usuario se suicide.

Se informó de cientos de muertes relacionadas con el llamado "juego suicida".

Sin embargo, una investigación más exhaustiva reveló un dato curioso: el juego, al menos el del que se habló en un principio, parece no haber existido.

Puede leer: Murió una ballena después de tragarse 17 libras de bolsas de plástico

El origen

La historia del desafío de la Ballena azul comenzó con Rina Palenkova.

Ballena azulDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa tarea final de quien se propone el reto es quitarse la vida.

El 22 de noviembre de 2015, Palenkova, una adolescente que vivía en el sureste de Rusia, publicó un selfie.

En la foto se la ve al aire libre, con una bufanda negra cubriéndole la boca y la nariz, y haciendo un gesto obsceno con su mano (mostrando el dedo del medio).

Su dedo muestra rastros de sangre seca.

La foto va acompañada de una leyenda en la que dice adiós. Al día siguiente, Palenkova se quitó la vida.

Le recomendamos: El cibercrimen en 2017: la amenaza crece sobre Colombia

Límites confusos

La muerte de Palenkova fue discutida ampliamente en un foro de la red social más grande de Rusia, VKontakte.

Estos foros son lugares virtuales donde los jóvenes se juntan a conversar cosas de todos los días como la escuela, qué chicos les gustan, así como temas más oscuros como la depresión, la soledad y el suicidio.

Comparten también historias de terror. Lo escalofriante de estas historias es lo reales que parecen, algo que se logra muchas veces con fotos falsas o videos alterados.

Son la versión digital de las películas de horror clásicas que dicen estar "basadas en hechos reales", porque la clave de cualquier buena historia de horror es que pueda ser remotamente plausible.

Fue en estos grupos, en los que la línea entre la ficción y la realidad es con frecuencia borrosa, donde los usuarios comentaron extensamente sobre la muerte de Palenkova.

Algunos la elogiaron por haberse suicidado. Aparecieron numerosos videos que aseguraban mostrar los momentos finales de su vida.

Pero en medio de tantos rumores surgió un problema.

Ballenas azulesDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEn muchos foros adolescentes en Rusia, podían verse menciones a las ballenas azules.

Les recomendamos: 10 señales que advierten que un niño puede caer en la ballena azul

"Nadie conocía la verdadera historia detrás de su suicidio", dice Daria Radchenko, investigadora de la Academia Rusa de Economía Nacional y Administración Pública, que ha estudiado el llamado juego de la Ballena azul.

Al poco tiempo, la historia de Palenkova se fusionó con otras historias de suicidios adolescentes.

En la Navidad de 2015, una niña de 12 años, Angelina Davydova, se suicidó en la ciudad rusa de Riazán.

Unas dos semanas después, hizo lo mismo Diana Kuznetsova, una joven de la misma ciudad.

Cuando los padres de ambas examinaron las cuentas online de sus hijas, descubrieron algo curioso: las dos pertenecían a grupos de internet similares.

En estos grupos había dibujos de Rina Palenkova, comentarios sobre suicidios y numerosas menciones de ballenas azules.

¿Por qué ballenas azules?

Se ha especulado mucho sobre por qué en estos grupos se ha asociado a este animal con el suicidio.

Algunos periodistas aseguran que es porque las ballenas suelen encallarse y morir en las playas, y este es un fenómeno que tiene intrigados a los científicos.

Ballena azulDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionHay diferentes versiones sobre por qué la ballena azul es el animal asociado con este desafío.

Otros dicen que es una referencia a las letras de una banda de rock rusa llamada Lumen.

Es difícil, por supuesto, decir por qué ciertas imágenes tienen tal o cual resonancia. Las ballenas parecen ser animales tristes, solitarios.

Son buenas para hacer memes. Una de las imágenes más compartidas fue la de una ballena sobrevolando una ciudad por la noche.

La imagen capturó el espíritu de estos grupos: melancólico y tranquilamente surrealista.

Suicidios

Pero no fue sino hasta mayo de 2016 que la especulación sobre las ballenas azules y el suicidio pasó a ser parte de la conversación global en Rusia.

Un artículo de la periodista Galina Mursalieva en Novaya Gazeta, un periódico de investigación, hizo que la historia se popularizara.

Muralieva sugería que dentro de ciertos grupos en las redes sociales, algunos con nombres tan enigmáticos como "Ballenas oceánicas" y "f57", existía un juego.

En este juego, los llamados "curadores" les daban a los jugadores 50 tareas para completar en 50 días.

La instrucción del último día ordena el suicidio.

Puede escuchar: El audio sobre el reto de la Ballena Azul que atemorizó a Suramérica

Ballenas azulesDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionMuralieva sugería que dentro de ciertos grupos en las redes sociales, algunos con nombres tan enigmáticos como "Ballenas oceánicas" y "f57", existía un juego.

Según el reporte de Novaya Gazeta, 130 niños podrían haberse suicidado entre noviembre de 2015 y abril de 2016, por participar en estos grupos.

La historia causó considerable alarma. El gobernador de Ulyanovsk, en el oeste de Rusia, comparó en un programa de TV al desafío de la Ballena azul con el grupo extremista Estado Islámico.

Rápidamente el pánico se expandió fuera de Rusia. En Georgia, Estados Unidos, una joven de 16 se suicidó. Fue cuando su familia se enteró del reto de la Ballena azul que se dio cuenta del significado de las enormes pinturas que finalizó en la escuela antes de morir.

Eran ballenas azules.

Luego vinieron otros suicidios: un joven llamado Isaiah Gonzales, también en EE.UU., un joven de 19 años en Hyderabad, India, y dos niñas rusas, Yulia Konstantinova y Veronica Volkova.

Pocos días antes de morir, Konstantinova publicó una imagen de una ballena azul en su cuenta de Instagram.

El sospechoso

En noviembre de 2016, Philipp Budeikin, de 21 años, fue arrestado por incitar a adolescentes a quitarse la vida.

Budeikin admitió su presunta culpabilidad. Según le dijo al medio local Saint-Petersburg.ru: "Hay gente, y luego hay desechos biodegradables. Yo estaba limpiando a nuestra sociedad de ese tipo de gente. A veces pensaba que eso estaba mal, pero al final, tenía la sensación de que estaba haciendo lo correcto".

Ballena azulDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionPhilipp Budeikin, de 21 años, fue arrestado y hallado culpable de incitar al suicidio.

A Budeikin le gustaban las computadores y aspiraba a ser productor de "Witch house" un género de música electrónica de temática oscura.

Exestudiante de psicología, daba la impresión -de acuerdo a la descripción de los medios- de que utilizó tácticas extremadamente elaboradas para manipular a adolescentes y hacer que se suiciden.

El joven dijo que creó el juego en 2013 bajo el pseudónimo "f57", que combina el sonido del principio de su nombre, Philipp, y los últimos dos dígitos de su número de teléfono.

El 10 de mayo de 2017 se declaró culpable y fue sentenciado a tres años de prisión.

¿Caso cerrado?

El caso parecía cerrado.

Sin embargo, investigaciones posteriores revelaron que nada en en este reto parecía ser lo que era.

Evgeny Berg estaba de camino al trabajo cuando leyó por primera vez sobre los foros de VKontakte.

"Me impresionaron mucho. Pensé: ‘¡Oh Dios! Hay un hombre allí afuera tratando de matar a un montón de niños en Rusia‘. Sentí escalofríos".

Berg, periodista de investigación de Meduza, un medio independiente en ruso, decidió investigar la historia. Su búsqueda lo llevó hasta Sergey Pestov el padre de una de las jóvenes que murió en la época de Navidad en 2015.

Tras la muerte de su hija, Pestov y su esposa fundaron una organización llamada Saving Children from Cybercrime. Crearon un folleto que daba a entender que los culpables pertenecían a algún servicio de inteligencia extranjera, y que operativos estaban destruyendo a la sociedad rusa incitando a sus niños a suicidarse.

Ballenas azulesDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl dato que se repite, pero es poco fiable, es que se suicidaron 130 niños a causa del reto de la Ballena azul.

Pestov se convirtió en una fuente clave de estadísticas para el artículo original de Novaya Gazeta.

"Él estaba usando medios periodísticos como fuente (y otras fuentes de libre acceso) para contar un puñado de casos en toda Rusia que, en su opinión, conectaban a los grupos suicidas", dice Berg. "Y ese número era 130".

Este es el mismo número que citó por primera vez el artículo de Novaya Gazeta. "De allí surgió la cifra", añade Berg, "del padre de la niña que murió trágicamente a finales de 2015".

En una historia rodeada de rumores, esta cifra -130- es el único de los pocos "datos" reportados.

Pero aunque muchos medios lo usen, el dato es poco fiable.

Según Evgeny Berg y Meduza, se origina en un padre tratando de entender las razones detrás de una tragedia personal.

La defensa de la reportera

Galina Mursalieva, autora del artículo de Novaya Gazeta, niega que su artículo esté basado en una sola y endeble estadística.

"El número 130 no está basado en las conclusiones de un padre que perdió a su hija", dice.

"Está basado en las conclusiones de más de 200 padres que perdieron a sus hijos".

"El padre de la niña que murió solo ayudó en ese período de tiempo. No hay ninguna razón para que no les crea. Verifiqué muchas cosas".

Muralieva trabajó en la historia durante meses e incluyó entrevistas con los padres de los niños muertos y expertos en leyes y psicología.

Ella dice que la publicó para que hacer que los investigadores -quienes en su opinión no estaban tomándose el problema en serio- entrasen en acción.

Ballena azulDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionCon sus memes surrealistas y sus historias espeluznantes que mezclan fantasía con realidad, la subcultura de los foros adolescentes puede confundir a los adultos.

Pero a pesar del espacio que los medios le dieron al desafío a lo largo de los años, ni la policía ni los periodistas han podido probar que ni un solo suicidio estuviese vinculado a estos grupos.

"De hecho han sido muchos más que 130 casos", asegura Mursalieva. "Pero dime, ¿quién puede confirmar que esto pasó? ¿Cómo puede confirmarse?"

Este parece ser el problema crucial. ¿Cómo se puede "comprobar" realmente la causa de un suicidio?

Puede ser más acertado decir que los adolescentes que sufren depresión -algunos de ellos con tendencias suicidas- pueden sentirse atraídos por grupos que tocan estos temas. Estos mismos niños pueden usar imágenes similares, como las ballenas azules, para articular sus sentimientos en las redes.

¿Verdad o ficción?

Con sus memes surrealistas y sus historias espeluznantes que mezclan fantasía con realidad, la subcultura de los foros adolescentes puede confundir a los adultos.

Es posible que periodistas y padres preocupados ingresen a estos grupos y junten elementos dispares para formar una historia que en realidad nunca estuvo allí.

Esta lectura encaja con los hallazgos de Alexandra Arkhipova, profesora de Estudios Folclóricos de la Universidad Estatal Rusa de Humanidades.

Cuando ella y sus colegas ingresaron en estos foros que estaban supuestamente conectados con el reto de la Ballena azul, encontraron algo extraño.

"Todos estos ‘curadores‘", dice Arkhipova, "resultaron ser niños de entre 12 y 14 años".

Lejos de ser adultos manipuladores, todos los curadores parecían ser niños que habían leído o escuchado sobre el juego.

De hecho, la investigación de Arkhipova sugiere que el "desafío" puede no haber existido de una forma concreta antes de que se publicara el artículo de Novaya Gazeta.

Ella señala que los "curadores" que encontró en internet eran copiones que representaban paso a paso las partes de un juego del que se estaba hablando extensamente en la prensa.

"En todos estos grupos la gente, principalmente la gente joven, estaba esperando este juego", dice. Pero "este juego nunca empieza".

¿Y cómo se explica entonces la historia de Philipp Budeikin, el hombre que confesó haber creado el juego? Curiosamente, pudo haber tenido algo que ver con su carrera musical.

En conversación con el periodista Evgeny Berg, amigos de Budeikin dicen que él no es un siniestro autor intelectual.

De hecho, ellos dicen que él llenó los foros en internet con contenido espeluznante sobre suicidio y Rina Palenkova para conseguir la mayor cantidad de seguidores posibles y luego promocionar su música.

Es una práctica común en VKontakte, donde la gente explota el acceso a una gran cantidad de seguidores para promocionar proyectos o vender productos.

Cuando arrestaron a Budeikin, presentaron 15 acusaciones en su contra. Al mes siguiente, todos menos uno habían colapsado.

La verdad del juego de la Ballena azul es seguramente más triste y más mundana que lo que nos hicieron creer los múltiples artículos que aparecieron sobre el tema.

El índice de suicidios en Rusia es alto, sobretodo entre los jóvenes.

Rusia tiene uno de los índices más altos de suicidio adolescente en el mundo.

Es cierto que algunos adolescentes parecen haber sido atraídos hacia foros en internet en donde se discutía el suicidio.

Y en esos foros, se compartían memes de ballenas azules.

Pero la idea de un juego siniestro, uno que lentamente empujaba a jóvenes vulnerables hacia un camino tortuoso hacia el suicidio, parece ser una explicación demasiado simplista para un problema complejo.

No hay una solución única para el problema del suicidio adolescente. Tampoco hay un "viejo de la bolsa" al que podamos encerrar para evitarlo.

TEMAS RELACIONADOS

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1919

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.