vida moderna

Los mejores alimentos para mantener un cabello sano y sedoso

La alimentación influye en el estado del cabello.


Una de las zonas más visibles del cuerpo es el cabello; por eso, una cantidad significativa de personas invierten tiempo y dinero en su cuidado. Se cree que la alimentación influye en la salud y en el estado del mismo, así como en el de la piel, e incluso se dice que algunos malos hábitos como fumar, la exposición al sol desmedida y sin protección y una precaria alimentación pueden influir en el estado del cabello.

Una melena fuerte, brillante y sana es un indicador de que el organismo dispone de todas las vitaminas y minerales en las cantidades adecuadas, para un correcto funcionamiento y un óptimo estado de salud. Los expertos del portal de salud, belleza y cuidado personal Nutritienda mencionan cuáles son los mejores alimentos para presumir un cabello deslumbrante.

  • Germen de trigo: dentro del grano de trigo, el germen es la parte que contiene más propiedades nutricionales. Constituye una fuente natural de ácidos grasos poliinsaturados como los esenciales, omega 6 y omega-3, posee vitaminas, minerales, proteínas y aceites, y gracias a todo esto se convierte en un aliado perfecto para mantener la salud y el brillo del cabello. Protege a las células frente al daño oxidativo y gracias al zinc contribuye al mantenimiento del pelo en condiciones normales. Se puede consumir junto a otros cereales en el desayuno, echándolo en un yogur o incluso en ensaladas o verduras.
  • Hígado: esta carne tiene importantes cantidades de nutrientes, especialmente el de ternera. Es beneficioso para muchas cosas, ya que contiene vitamina C, proteínas, vitamina A, vitamina B, hierro, calcio, zinc. Algunos de estos nutrientes ayudan al mantenimiento del cabello en condiciones normales, como el selenio y la biotina.
  • Vegetales de hoja verde: aportan muchos beneficios para la salud, gracias a la clorofila son una fuente de vitaminas, minerales y fibra, entre ellas contiene vitamina E que es un potente antioxidante que protege los tejidos de los radicales libres y ayuda a la protección de las células frente al daño oxidativo. También es una fuente de ácido fólico que su carencia puede conllevar anemia y un número bajo de glóbulos rojos que se encargan de oxigenar el tejido y por consiguiente el pelo nace débil y sin brillo. Por lo tanto, el consumo de estos vegetales, hacen que el cabello esté sano, brillante y menos propenso a caerse.
Grasas saludables.
Una alimentación sana y equilibrada también se verá reflejada en la salud del cabello. - Foto: Getty Images
  • Frutos secos: son ricos en vitaminas y minerales fundamentales para el cabello. Además, contienen y aportan ácidos grasos, antioxidantes y vitamina E, que ayuda a la protección de las células frente al daño oxidativo. Las almendras son uno de los mejores ejemplos, ya que unos 25 gramos aportan el 42 % de la ingesta diaria recomendada de vitamina E. También lo son las pipas de girasol, ricas en proteínas y aminoácidos, entre ellos el triptófano. También son muy ricas en selenio (49 mcg por 100 g de porción comestible), que contribuye al mantenimiento del cabello en condiciones normales.
  • Pescado: tanto el blanco como azul, aporta proteínas de origen animal importantes para tener un cabello cuidado. El pescado azul contiene mayor cantidad de ácidos grasos omega-3 que nutren el pelo y lo fortalecen. Además, hay que destacar el aporte que produce en micronutrientes como el fósforo, hierro y calcio (sobre todo los pescados con espinas pequeñas).
  • Legumbres: son fuente de proteína vegetal, fibra, vitaminas y minerales. Para la salud capilar hay que destacar legumbres como la soja, garbanzos o las alubias que contienen folatos (vitaminas del grupo B) que ayudan a la formación normal de células sanguíneas, lo que contribuye a una normal circulación sanguínea en el cuero cabelludo. Además, son ricas en minerales como el magnesio y el hierro, que ayuda al transporte normal de oxígeno en el cuerpo.

Con información de Europa Press.