vida moderna

Sudor frío: estas son las causas a las que debe prestar atención

En la mayoría de casos, este síntoma se da por la disminución de oxígeno en el cerebro.


La sudoración fría es un síntoma que genera gran preocupación para algunas personas, ya que se ocasiona la disminución de oxígeno en la sangre y esto puede generar problemas de ansiedad, hipoglucemia o incluso afecciones cardiovasculares.

Cabe mencionar que el sudor es importante para el organismo, porque es la encargada de regular la temperatura corporal cuando se eleva a niveles peligrosos. Sin embargo, la sudoración fría puede ser un síntoma peligroso que puede desequilibrar el sistema nervioso autónomo y simpático. Cuando una persona tiene este síntoma, este se suele presentar con mayor frecuencia en las manos, axilas y las plantas de los pies de forma repentina.

Para tratar la sudoración fría, es importante acudir de inmediato al médico para determinar la causa del síntoma y proceder con el respectivo tratamiento médico. Como tal, existe varias razones del por qué se puede presentar la sudoración fría, es por ello que el portal web Tua Saúde da a conocer las causas a las que se debe prestar mayor atención:

  • Hipoglucemia: Esta afección se produce cuando los niveles de azúcar en la sangre están por debajo de lo establecido y tiende a provocar síntomas como sudoración fría, dolor de cabeza, desmayos repentinos, visión borrosa, confusión mental, debilidad muscular, malestar, náuseas y somnolencia. Cuando surgen estos síntomas, es importante consumir alimentos ricos en azúcar y carbohidratos de fácil digestión, pero si los síntomas son persistentes, se aconseja buscar ayuda médica.
  • Hipotensión: Se conoce como presión baja y se caracteriza por disminuir el oxígeno en el cerebro y en otros órganos, lo cual provoca la sudoración fría, mareos, palpitaciones aceleradas, debilidad, visión turbia, malestar y desmayos repentinos. Para tratar una crisis de hipotensión, la persona debe elevar las piernas por encima del nivel del corazón e ingerir líquidos.
  • Estrés y ansiedad: Por lo general, cuando se presentan situaciones de estrés, el organismo reacciona produciendo sudoración fría en la frente, manos, pies y axilas. Así mismo, se puede presentar tensión muscular, malestar, náuseas, ansias de vómito, palpitaciones y temblores. Para tratar este trastorno es relevante acudir a un psicólogo y complementar el tratamiento con remedios naturales como té de manzana, jugo de maracuyá o un baño de agua tibia.
  • Infección generalizada: Esta afección consiste en una condición en la cual varios órganos del cuerpo se ven afectado por la presencia de bacterias, hongos o virus, que ocasionan un síndrome de disfunción multiorgánica debido a la baja oxigenación. Aparte de la sudoración fría, esta condición viene acompañada de fiebre elevada, temblores, caída de la presión arterial o taquicardia.
  • Shock: Cuando una persona está en estado de shock se disminuye la oxigenación en la sangre y esto hace que los órganos reciban una menor cantidad, por lo cual colapsa su funcionamiento. Adicional a ello, esto puede venir acompañado de síntomas como sudor frío, palidez, náuseas y vómitos, debilidad, mareo o ansiedad y aumento de la frecuencia cardíaca. Si una persona está en estado de shock, se debe acudir de inmediato a urgencias para recibir primeros auxilios y recibir un tratamiento.
  • Hipoxia: Esta afección se define como la disminución de la cantidad de oxígeno en la sangre, células y los tejidos del organismo. Cuando este problema, se ocasionan síntomas con la sudoración fría, confusión mental, mareos y en casos más graves desmayos y coma.