Tendencias
Las náuseas pueden ser aminoradas con remedios caseros como la infusión de hinojo.
Los parásitos intestinales pueden provocar molestias incómodas y desmejorar la salud de quienes adquieren esta infección. - Foto: Getty Images

vida moderna

Té de ruda: sus beneficios para eliminar los parásitos intestinales

Esta planta ha sido empleada tradicionalmente en la medicina natural.

Los parásitos intestinales pueden provocar molestias incómodas y desmejorar la salud de quienes adquieren esta infección. La entidad sin ánimo de lucro y de información médica Mayo Clinic explica que el tipo más frecuente de esta afección en el mundo es la infección por oxiuro.

Según apuntan los expertos de este portal, se trata de gusanos delgados y de color blanquecino, cuyo tamaño promedio se encuentra entre 6 y 13 milímetros. La gravedad de esta condición es que durante el descanso cada uno de los parásitos hembra presentes en el organismo llegan a poner miles de huevos.

Entre la sintomatología característica de esta infección, de acuerdo con la Policlínica Metropolitana, se encuentran la picazón en el área de los genitales y anal. También puede haber alteraciones en el sueño, debido a las molestias que producen para quien los padece.

Además, otros malestares asociados a esta infección son las náuseas y el dolor estomacal. Cabe mencionar que se trata de una afección frecuente entre los menores de edad.

Shot of a young woman experiencing stomach pain while lying on the sofa at home
Además, otros malestares asociados a esta infección son las náuseas y el dolor estomacal. Cabe mencionar que se trata de una afección frecuente entre los menores de edad. - Foto: Getty Images

Su contagio puede darse por medio de la aspiración o ingesta de huevos de parásitos intestinales, como precisan desde Mayo Clinic, los cuales pueden estar presentes en alimentos o bebidas contaminados, así como en aguas no tratadas. Asimismo, se pueden llevar al organismo a través del contacto de los dedos con la boca luego de tocar una superficie contaminada.

Estos huevos maduran en el cuerpo hasta formarse como gusanos adultos en los intestinos, agregan desde la mencionada entidad.

¿Cómo puede la ruda ayudar en el tratamiento de esta afección?

Lo primero que cabe señalar es que ante cualquier sospecha o síntoma de gusanos intestinales lo más recomendable es acudir al médico de cabecera y recibir el tratamiento más adecuado de acuerdo con la edad y la condición particular de salud. En ese sentido, las opciones caseras y naturales solo deberían considerarse como un método complementario para dichos tratamientos.

Con respecto a las propiedades de la ruda, la guía de Medicamentos Herbarios Tradicionales del Ministerio de Salud de Chile señala que esta planta se ha empleado tradicionalmente para aliviar los malestares asociados con los parásitos intestinales, así como los cólicos abdominales y los trastornos menstruales.

Estos y otros beneficios se le confieren gracias a su acción antiespasmódica, emenagoga, vermífuga, hemostática y antiinflamatoria, según precisa el documento.

También puede ser de interés...

Por su parte, desde el portal de nutrición y bienestar Mejor con Salud, mencionan que esta hierba sería buena para mejorar el tránsito digestivo, previniendo molestias como el ardor, los gases y la pesadez estomacal.

Para poder aprovechar las propiedades de esta planta, se puede preparar a modo de infusión. La guía de Medicamentos Herbarios Tradicionales específica que se aconseja agregar solo una cucharada de ruda por cada litro de agua.

La receta es muy sencilla: lo primero es poner a calentar la cantidad de agua hasta que hierve, llegado a ese punto se agrega la cucharada de ruda y se deja infusionar unos minutos más antes de apagar el fuego. Se recomienda colarla antes de servirla. Su consumo no debe exceder las 3 tazas al día, para prevenir posibles contraindicaciones.

Entre las contraindicaciones de esta planta se enlista que su consumo en cantidades excesivas o muy concentradas pueden conllevar a intoxicaciones, además de provocar otras molestias como úlceras, diarrea, vómito y temblores.

Tampoco es aconsejable su consumo en mujeres embarazadas, ya que puede estimular las contracciones. En todo caso, se sugiere consultar a los profesionales de la salud antes de incluir cualquier ingrediente o preparación en la dieta diaria.

Con respecto a los parásitos intestinales, una excelente medida de cuidado siempre será la correcta higiene, que pasa por lavados de manos constantes, cambio de ropa interior diario y una ducha completa.