Estudios revelan que dormir bien tiene relación con la conservación de la buena memoria y los recuerdos
Estudios revelan que dormir bien tiene relación con la conservación de la buena memoria y los recuerdos - Foto: Getty Images

vida moderna

Infusiones frías: ¿cuáles son las más recomendadas para dormir?

Si no se logra dormir bien por varios días, se debe visitar al médico para que recete el tratamiento necesario.

Dormir bien ayuda al organismo a estar en óptimo estado físico, emocional y mental. Sin embargo, conforme la vida se vuelve más agitada, a veces se sacrifica el sueño. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda dormir al menos de seis a siete horas por día.

Aquellas personas que duermen menos del tiempo mencionado tienen mayor riesgo de desarrollar afecciones físicas y mentales. Por ejemplo, Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina, explica que al no dormir lo suficiente el cerebro puede tener problemas para desempeñar funciones básicas.

Entre las enfermedades a las cuales se está más expuesto con la falta de sueño están la diabetes, las patologías del corazón, la obesidad, algunas infecciones, depresión, ansiedad, entre otras.

Por el contrario, un buen descanso ayuda a mantenerse alerta, a pensar y resolver conflictos con mayor claridad y a tener niveles mejorados de concentración.

“La realidad es que cuando observamos a alguien que ha descansado bien, esa persona está operando a un nivel distinto que quienes intentan seguir con una o dos horas de sueño por noche”, explica el Dr. Merrill Mitler, experto en sueño y neurocientífico de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés).

Cabe resaltar que existen muchos factores que pueden interrumpir el sueño como la cafeína o algunos medicamentos, los dispositivos electrónicos, e incluso, la edad, puede jugar un papel importante en la conciliación correcta del sueño.

Los NIH informan que a medida que una persona envejece corre el riesgo de no dormir lo suficiente debido a algún padecimiento o medicinas que deba ingerir.

A pesar de lo anterior, también existen formas naturales que ayudan a dormir. Por ejemplo, es posible consumir bebidas frías en las que sus compuestos sean ideales para relajar el cuerpo y descansar adecuadamente. Entre ellas están:

Tila, verbena y amapola

El portal CuerpoMente indica que esta bebida es ideal para los días calurosos. Estas plantas actúan sobre el sistema nervioso ejerciendo une efecto calmante que ayudará a acostarse más relajado.

Ingredientes: 10 gramos de verbena fresca, cinco gramos de tila, cinco gramos de pétalos de amapolas, cinco gramos de flor de azahar, un vaso de zumo de limón (unos tres limones) y 500 mililitros de agua.

Preparación y consumo:

1. Mezclar las plantas y ponerlas en el fondo de una tetera.

2. Hervir agua y verterla sobre las plantas.

3. Dejar reposar la infusión aproximadamente un cuarto de hora.

4. En cuanto se enfríe, colar y añadir el zumo de limón.

5. Guardar en la nevera durante toda una noche.

6. Se puede beber a lo largo del día siguiente.

7. Si sobra, debe mantenerse en la nevera con el fin de conservar su frescura.

Limonada de lavanda

Esta bebida, recomendada por el portal especializado en gastronomía GastroLab, lleva como base lavanda, la cual, ayudará al cuerpo a relajarse y será más fácil conciliar el sueño. Esta planta también ayuda a regular la presión arterial gracias a su cantidad considerable de antioxidantes.

Ingredientes: dos tazas de agua, una cucharadita de lavanda, dos limones, miel al gusto y hielos (opcional).

Preparación y consumo:

1. Llevar el agua junto con la lavanda al fuego.

2. Una vez comience a hervir la infusión, bajar la flama y dejar cocinar cinco minutos más.

3. Pasado el tiempo, apagar el fuego, tapar el líquido y esperar 10 minutos más.

4. Colar, agregar el jugo de dos limones, un poco de miel y poner los hielos.

5. Consumir fría.