Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/10/2002 12:00:00 AM

Adelgazar sin esfuerzo

Pilates es un programa de ejercicios que promete resultados sin necesidad de sudar ni sufrir.

Imagínese un método de gimnasia en el que no es necesario repetir hasta el cansancio un mismo ejercicio; del que nadie sale extenuado o adolorido; que en lugar de ayudar a sacar músculo estiliza la figura y hace sentir bien a las personas -no sólo física sino también mentalmente- a tal punto que no lo ven como una tortura sino como un descanso.

Difícil de creer, sobre todo cuando se está tan acostumbrado a conceptos espartanos muy arraigados en el tema de los ejercicios, como que sólo se obtiene un beneficio cuando hay sufrimiento y dolor. Sin embargo Pilates logra tonificar, dar más fuerza a los músculos y adelgazar con ejercicios relajados que dejan plenos a quienes los practican.

Este método fue desarrollado en 1920 por Joseph Pilates, un enfermero alemán que buscaba rehabilitar a los heridos de la guerra y devolverles la fuerza para ponerlos de nuevo en capacidad de regresar al frente de batalla. Para lograrlo ideó algunos aparatos, al instalar resortes a las camas de los hospitales y con ejercicios muy específicos ayudaba a estos pacientes a devolverles la fuerza, agilidad y el tono a los músculos. Las rutinas combinaban la concentración y la respiración para lograr un beneficio no sólo a nivel corporal sino también mental. Como el éxito de la terapia fue total en 1926 se radicó en Nueva York, donde empezó a tratar no sólo a personas que tenían problemas de movimiento sino a bailarinas, gimnastas y atletas que necesitaban estar en forma para ejercer su profesión.

Con la ayuda de cinco aparatos y más de 500 ejercicios sus conocimientos fueron aplicados en hospitales, academias de baile, centros de fisioterapia y unidades deportivas para preparar deportistas. Artistas de la talla de la bailarina Martha Graham entrenaban con este método. Pero sólo recientemente la fama de Pilates se ha regado por el mundo gracias a que actrices como Julia Roberts, Madonna, Sharon Stone y Minnie Driver han declarado mantener su figura con esta técnica.

La diferencia con otras rutinas radica en que con Pilates la persona debe respirar de una manera precisa durante los ejercicios. También debe concentrar su mente en la zona que está trabajando, así como tener una buena posición corporal para conseguir el estiramiento del músculo deseado. Todo esto hace que el ejercicio no sea únicamente físico sino también mental. "Con otras técnicas se respira como se quiere, puedo estar pensando en cualquier cosa", dice Verónica Esteban, una bailarina profesional que tiene certificado como instructora de Pilates en Colombia. El método combina principios orientales y occidentales. De Oriente toma la concentración, la flexibilidad y el estiramiento y de Occidente el movimiento, el tono muscular y la fuerza. Cada ejercicio pone énfasis en todos estos elementos, lo cual es crucial para relajar la mente y el cuerpo, tonificar y estirar los músculos.

Lo anterior hace que en el método lo importante no sea la cantidad sino la calidad. A diferencia de otros gimnasios, aquí no se requiere repetir un ejercicio hasta sentir el músculo a punto de colapsar y con un dolor intenso. Algunos ejercicios de Pilates sólo se tienen que practicar 10 veces y eso es suficiente para lograr el objetivo indicado. Por eso también es una actividad menos agresiva que las que proponen otros aparatos.

Los expertos en Pilates lo recomiendan como fisioterapia y para controlar la osteoporosis (hay indicios de que el ejercicio ayuda a que los medicamentos sean más efectivos). Mejora las articulaciones, los dolores de espalda, elimina el estrés y es excelente para las embarazadas pues les ayuda a compensar el peso generado por el bebé. El método también ayuda a adelgazar, a tonificar los glúteos y a aplanar el abdomen, aunque todo depende de la dieta y de cómo responda cada organismo. Los gordos rebeldes también pueden eliminarse con esta técnica pues, aunque se trabaja en todo el cuerpo, es posible hacer ejercicios en determinadas zonas.

Algunos sienten que aumentan unos centímetros de altura. No es que Pilates ayude a crecer, es que los ejercicios estilizan la figura. "Cuando alguien levanta pesas el músculo se abulta pero con Pilates se estira y por eso la persona se ve más alta", aclara la experta.

Una sesión de Pilates cuesta entre 25.000 y 45.000 pesos pero tiene la ventaja de que cada una es personalizada y un instructor guía paso a paso las rutinas que se deben hacer. Aunque los cambios dependen de cada uno, el mismo creador del método afirmaba que con 10 sesiones el practicante lograba sentirse mejor; con otras 10 se veía mejor y con 30 podía ser una nueva persona. Aunque muchas de estas rutinas deben hacerse en aparatos especiales, esto no impide que el paciente no pueda practicarlos en su casa.

La expectativa es grande y seguramente quienes odian sufrir con los ejercicios tradicionales le darán una oportunidad a Pilates. El tiempo les dirá si valió la pena el intento.

EDICIÓN 1911

PORTADA

La mala hora del Grupo Aval

El grupo económico más grande del país enfrenta uno de sus momentos más difíciles por cuenta de actuaciones de la justicia colombiana y de Estados Unidos. Las consecuencias pueden ir más allá de los intereses del banquero.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1911

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.