salud

Fresas: estos son sus beneficios para regular el colesterol y los triglicéridos

Esta fruta contiene altos niveles de antioxidantes, además de hierro y fibra.


Las fresas son una de las frutas más conocidas y versátiles. Se pueden consumir solas, en postre, en batido, en jugos, ensaladas y hasta con chocolate. Sin embargo, a pesar de su gran aceptación, muchas veces se desconocen sus propiedades y los beneficios que aportan al organismo.

Se trata de un fruta rica en antioxidantes y minerales como manganeso, magnesio y potasio, tiene vitamina C, B2, B3 y ácido fólico, contiene fibra, cerca del 90 % es agua y es baja en azúcar.

De acuerdo con una publicación realizada en la revista académica Critical Reviews in Food Science and Nutrition, estas frutas también son ricas en vitaminas E y A.

Todas estas propiedades hacen de este fruto un alimento que contribuye a mejorar la salud. Uno de sus grandes beneficios es que ayudan a regular los niveles de colesterol y triglicéridos en el cuerpo.

En 2014, investigadores de la Universidad Politécnica delle Marche, en Italia, junto con colegas de las universidades de Salamanca y Granada, realizaron un estudio en el que pudieron sacar importantes conclusiones en torno a este tema.

El equipo planteó un experimento en el que incorporaron 500 gramos de fresas a la dieta diaria de 23 voluntarios sanos durante un mes. Tomaron muestras de sangre antes y después de este periodo para comparar los datos.

Los resultados, que fueron publicados en Journal of Nutritional Biochemistry, revelaron que la cantidad total de colesterol, los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol malo) y la cantidad de triglicéridos se redujeron un 8,78 %, 13,72 % y 20,80 %, respectivamente. La lipoproteína de alta densidad (HDL o colesterol bueno) se mantuvo sin cambios. Todos los parámetros volvieron a sus valores iniciales a los 15 días de dejar el consumo de las fresas.

La importancia de los antioxidantes

Por otro lado, según un informe publicado en la revista Antioxidants, los antioxidantes que contiene este fruto son clave para cumplir con estas funciones. Los antioxidantes son sustancias químicas que equilibran el proceso de envejecimiento y el daño celular. Esto incluye infecciones, radicales libres (elementos tóxicos que se encuentran en el ambiente, en los rayos solares o alimentos), enfermedades y virus a los que las personas se exponen a diario.

De igual forma, ayudan a acelerar el metabolismo celular y lipídico. Es decir, impiden que se acumule el llamado “colesterol malo” en las paredes de las arterias. Si bien el cuerpo humano produce de manera natural antioxidantes, también pueden adquirirse a través del consumo de alimentos que contengan vitamina A, C, y E, propiedades en las que este alimento es rico.

Las fresas destacan por su contenido en antioxidantes. Mientras que en 100 gramos de naranja se encuentran 50 miligramos de de vitamina C, las fresas contienen 80 miligramos.

Alto contenido de fibra

Otro de los beneficios de las fresas para regular el colesterol y los triglicéridos se atribuye a su contenido de fibra. Según una investigación publicada en International Journal of Environmental Research and Public Health, la fibra ayuda a reducir la absorción del colesterol y triglicéridos. Por otra parte, disminuye la concentración de lipoproteína de baja densidad (LDL) en la sangre.

Es de recordar que los triglicéridos son el tipo de grasa más abundantes en el cuerpo. Funcionan como reserva energética, que el organismo consume cuando es necesario. Los valores normales en la sangre deben ser inferiores a 150 miligramos por decilitro. Si sobrepasan los 200 mg, ya se comienzan a evidenciar riesgos y si alcanzan los 500 los peligros pueden ser aún mayores.

Cuando los triglicéridos están muy altos, la persona puede empezar a padecer de enfermedades cardiovasculares. Las calorías consumidas a través de los alimentos y que no se transforman en energía terminan convirtiéndose en triglicéridos.

Por su parte, el colesterol es una sustancia lipídica que se encuentra en el cuerpo. Es esencial para su correcto funcionamiento. Sin embargo, cuando los niveles de colesterol LDL (conocido como “malo”) se elevan por encima de 130 mg/dl, se incrementan los riesgos de desarrollar problemas de salud. Esta condición es peligrosa, pues afecta al corazón, hígado e incluso al cerebro.

Por esta razón, los expertos recomiendan que se lleve una dieta saludable que evite que los niveles de estos tipos de grasa se incrementen por encima de lo normal para prevenir posibles complicaciones de salud.

Sin embargo, es importante indicar que si bien las fresas han mostrado beneficios para regular el colesterol y los triglicéridos altos, no reemplaza un tratamiento médico. Por lo tanto, solo se sugiere agregarlas a la dieta como complemento nutricional para que ayude a regular estas grasas. Es importante tratar de consumirlas en su forma natural, como parte de una alimentación balanceada y saludable.