salud

Estas son las verduras que sirven para perder peso

Cebolla, apio, espárragos y alcachofas son solo algunos de los vegetales recomendados para incluir en la alimentación diaria.


Perder peso, más allá de permitirles a las personas lucir una buena figura, ayuda a tener mejores condiciones de salud. La alimentación saludable y el ejercicio son clave para el logro de este propósito.

Aunque hay muchas dietas para adelgazar que prometen perder kilos en muy pocos días, normalmente se trata de regímenes que no se pueden seguir por tiempo prolongado; entonces, al dejar la dieta para adelgazar es probable que se recupere el peso perdido y cada vez sea más difícil alcanzar el objetivo.

Son muchos los alimentos que pueden ayudar a las personas a bajar de peso, sin tener que recurrir a dietas estrictas y prolongadas. En la larga lista se encuentran algunas verduras que cumplen con esta función, además de nutrir y generar beneficios para el cuerpo.

La lechuga, el apio, el pepino, la alcachofa y el brócoli hacen parte del selecto grupo de vegetales que no deben faltar en la dieta diaria.

1. Lechuga: Es un vegetal que contiene mucha fibra y genera la sensación de saciedad, por lo que conviene combinarla con otras comidas. Tiene también efectos relajantes, lo que ayuda a evitar la ansiedad que pueden provocar las dietas utilizadas para adelgazar.

2. Alcachofa: Es rica en fibra, diurética, ayuda a eliminar toxinas y regula el colesterol. Contiene inulina, un carbohidrato ideal para los diabéticos, ya que se metaboliza lentamente en el organismo formando fructosa en lugar de glucosa.

3. Ajo: Por sus buenas propiedades para la salud, las personas deberían consumirlo diariamente. Ayuda a eliminar los depósitos de grasa.

4. Cebolla: Este es un producto que ayuda a eliminar líquidos y combate el estreñimiento. Los caldos de cebolla son una buena opción para evitar la retención de líquidos.

5. Espárragos. Además de ser un alimento con muchas propiedades, pues contiene ácido fólico y antioxidantes, es ideal para la dieta porque contienen solo 20 calorías por cada 100 gramos y son conocidos por sus propiedades purificadoras y diuréticas, lo que contribuye a la eliminación de toxinas y exceso de líquidos.

6. Brócoli: Ayuda a combatir la grasa. Es muy baja en calorías y rica en fibra.

7. Pepino: Está compuesto en un 95 % de agua y supone un aporte significativo de fibra lo que mejora la digestión y aumenta la saciedad. Cuenta con una acción diurética y antiinflamatoria que ayuda a reducir la retención de líquidos en los tejidos del cuerpo para disminuir la hinchazón y favorecer la pérdida de peso.

8. Espinacas: Los componentes básicos de las espinacas son agua y, sobre todo, proteínas. Tienen un nivel muy bajo de carbohidratos y sus tallos son muy ricos en fibra. Lo mejor es consumirlas crudas o salteadas.

9. Berenjenas: Están compuestas en un 92 % de agua, un 3,4 % de fibra y el resto son azúcares, grasas y proteínas. Es rica en minerales y vitaminas. Contiene solo 30 calorías por cien gramos de producto y es diurética por lo que ayuda para combatir la retención de líquidos. Adicionalmente, posee una buena proporción de fibra.

10. Tomates: Son ricos en agua y vitaminas y son conocidos por sus propiedades antioxidantes. se pueden incorporar a cualquier plato, especialmente en ensaladas.

Sin embargo, aunque estas verduras son clave en la dieta para tener un peso saludable, el portal Sanitas.es hace algunas recomendaciones que son clave si de perder peso se trata.

- Además de los vegetales frescos, consumir muchas frutas. De esta manera se consumirá menor cantidad de otros alimentos ricos en grasas y calorías, y será más fácil adelgazar.

- Reducir el tamaño de las porciones. Una dieta para adelgazar debe incluir todo tipo de alimentos, la clave está en reducir las porciones de los alimentos que aportan mayor cantidad de calorías.

- Realizar actividad física regular. Subir las escaleras en lugar de utilizar el ascensor, caminar hacia el supermercado en cambio de ir en el carro, realizar pequeños trabajos en casa o en el jardín, son algunos de los consejos que pueden ponerse en práctica sin necesidad de tener que trotar, correr o ir al gimnasio.