100 empresas

Microsoft y la resiliencia digital de las empresas

Desde la mirada de Microsoft, hace un año estaban hablando de cómo mantener los negocios, hoy el foco es cómo se reinventan y reimaginan, cómo expandirse, crecer y lograr la agilidad y las capacidades para una verdadera transformación digital que impacte en la economía y el planeta.


La transformación de Microsoft viene desde antes de la pandemia, al hablar de un ‘ecosistema’ en el que sus clientes se volvieron socios y con los que están ‘reimaginando’ y revolucionando las industrias y modelos de negocio.

“Lo único que se ha mantenido y que se va a mantener es la velocidad de cambio, que es muy alta”. Así lo considera Jaime Galviz, gerente general de Microsoft Colombia, con más de 20 años de experiencia en esta compañía y en el sector de tecnología y transformación digital, que le permiten hacer una gran mirada a qué pasó en la pandemia y pospandemia, y qué viene.

Señala que el rebote de la economía de 2021 le ha ayudado mucho a Colombia y se ve positivamente frente a los demás países de la región. Dentro de lo destacable está la bancarización del país, que hoy está en 87 por ciento, y que se apalancó en los subsidios que entregó el Gobierno, que llegaron a proveer productos financieros, por primera vez, a más de 13 millones de colombianos.

Asimismo, el gerente de Microsoft resalta el ingreso al modo digital de más de 600.000 pymes mediante la factura electrónica y el día sin IVA, lo que les ha generado gran dinamismo y que estén vendiendo incluso por fuera del país.

Destaca el acceso a huellas digitales al ciento por ciento que van a agilizar procesos, pero también generan nuevos modelos de negocio y eficiencias porque permitirán a los bancos asignar créditos mucho más rápidos, con la validación de títulos en notarías. La visión que hace Galviz es que todas las compañías “se van a volver empresas de tecnología, en la cual la velocidad del cambio va a ser extremadamente crítica”.

Este año, en términos de crecimiento, en su concepto, van mucho más rápido que el año anterior, con la incertidumbre normal que generan las transiciones. Ve que las regiones se están moviendo muy rápidamente.

Cuando habla de reinventarse y reimaginar, se da por una transición en “un cambio de orden organizacional, en el que las empresas se miden más por su impacto y propósito, donde ya no importan tanto las jerarquías, sino las redes y la capacidad de hacer alianzas para poder innovar”.

Getty images
La gran apuesta de Microsoft está sustentada en tres inversiones. - Foto: NurPhoto via Getty Images

Y también por los movimientos que lidera la generación Z (nacidos entre 1995 y 2015), que empieza a cuestionar los modelos de trabajo, se inclina por el ‘híbrido’ y se pasa de “conglomerados que eran imperios, hoy en día donde todo el mundo se está aliando con todos, donde gente que competía se está aliando para poder generar nuevos modelos de negocios”, explicó.

Todos estos cambios llevan a una transformación en la que la digitalización es un pilar, pero no el único. Se vislumbra un ‘recambio’ muy positivo porque las empresas entendieron que deben tener una resiliencia digital para adaptarse, que con la tecnología se puede llegar a cualquier mercado colombiano y latinoamericano o mundial.

Y dentro de ese movimiento, ante golpes como la inflación, aumento de tasa de interés y vaivenes de la tasa de cambio, el ejecutivo de Microsoft considera que normalmente el sector se enfoca en qué tipo de tecnología puede ayudar a generar ahorros y cuál podría contribuir en expansión en otros terrenos.

Más inversión

La gran apuesta de Microsoft está sustentada en tres inversiones, la primera es talento, ven una demanda con componentes de tecnología en los siguientes dos a tres años.

“Digamos que tenemos más de 6,5 millones de empresas que miramos en LinkedIn que están demandando talento colombiano por la calidad, por la capacidad y donde no se requiere que se vayan a vivir a otra parte” al ver esta oferta y demanda, Microsoft invierte en programas de alianzas con las universidades y entidades como el Sena.

‘Semilleros’ es un programa que impulsa Microsoft en alianza con el Sena, en el cual lograron que los aprendices tuvieran una mayor empleabilidad, pasando de 20 a 73 por ciento. En 2021 lograron formar –entre técnicos y no técnicos– más de medio millón de colombianos, 80.000 en desarrolladores –muy alineado con el plan del Gobierno– y los demás fueron no técnicos.

La segunda gran inversión que hace esta empresa para acelerar la transformación digital es la ciberseguridad. Su presidente reconoce que la pandemia impulsó la digitalización de muchos procesos, pero también generó un gran espectro de riesgo.

Al respecto, han trabajado con el Gobierno y las empresas en regulación y procesos de estructuración. Microsoft anunció recientemente una inversión para capacitar a más de 68.000 profesionales en ciberseguridad.

También ha planteado un nuevo modelo de seguridad basado en los principios de ‘Confianza cero’: un enfoque proactivo e integrado para la seguridad digital. Microsoft es el tercer sitio que más recibe ataques en el mundo, “tenemos 1,5 millones de ataques al día”.

Y la tercera gran inversión de Microsoft es en capacidades, es decir, metodologías para poder irse a un esquema híbrido y a la nube. Una transformación que no se detiene.

El directivo precisa que para que se dé una transformación digital se debe cumplir con cuatro fuerzas: lo que se haga tiene que estar digitalizado, automatizado, personalizado para el usuario final, y la producción y el consumo tienen que ser distribuidos. Además, debe seguir un principio, y es que la transformación digital tiene que generar un ecosistema en el cual los jugadores entran y llevan un valor.

Microsoft y Hackers
La ciberseguridad es uno de los pilares en los que está enfocada la compañía. - Foto: SEMANA

Galviz también anota que hoy se hacen grandes inversiones en juntar y crear esos nuevos ecosistemas digitales en el país, y pone como ejemplo las alianzas con proveedores de software que llegan a las pymes con un Siigo o un Facture. También las alianzas de las fintech con la Dian para poder digitalizar a más de 600.000 pymes con esquemas como factura electrónica o el día sin IVA.

“Al final del día, sabemos que todas las empresas se van a volver en una empresa software, por eso hay tanta demanda técnica, hay un concepto de acelerar y generar innovación rápidamente en todas las industrias, y existe un tema de generar confianza a través de la parte de tecnología”.

Este proceso involucra también grandes retos, además de la ciberseguridad, como la cultura de innovación, que debe venir de la cabeza de las organizaciones, así como de los empleados, incluso estar dispuestos a hacer alianzas con la competencia, proveedores, canales y clientes para desarrollar nuevos modelos.

Otro gran reto es la ‘guerra de talento’, “conseguir talento técnico es complicado y retenerlo es más difícil aún”. De acuerdo con el estudio ‘Índice de trabajo’, realizado por Microsoft, que contempla a más de 31.000 personas en 31 países, incluido Colombia, se encontró que el 21 por ciento de los trabajadores en el país, en el último año, dejó su empleo, y el 40 por ciento considera cambiar de ocupación.

¿Por qué está pasando esto y qué quieren? Encontraron que los trabajadores quieren flexibilidad, movilidad y bienestar. El 46 por ciento de ellos desea trabajar en una empresa que tenga cultura positiva en el bienestar y salud mental; el 42 por ciento, que tenga flexibilidad en los horarios; el 38 por ciento quiere un poco más de vacaciones, y el 36 por ciento busca ingresos adicionales mediante la posibilidad de trabajar en proyectos con otras empresas. “Y eso va a moldear todo esto de para dónde va el trabajo híbrido”.

Para que esta transformación se dé, manifiesta el directivo de Microsoft, se debe habilitar el potencial de las cosas únicas que se tiene como país, y una de ellas son los recursos naturales, enmarcados en tres fases: una abundancia de generación de mercado de bonos de carbono para reducir las emisiones.

Una segunda fase es que habrá una escasez de alimentos en 2050 y su demanda se multiplicará, pero se va a exigir que sea cultivada naturalmente. El país tiene un potencial en tierra arable y agua para cultivar. Y una tercera fase, a ojos del gerente general de Microsoft, como la más grande de las oportunidades, es que todas las industrias, productos y servicios van a exigir que vengan de componentes naturales sostenibles, y ahí es donde juega la biosostenibilidad.

En este gran proceso, las pymes tienen una gran oportunidad gracias a que existen en el país fondos de incubación y aceleración que las apoyan. Además, la tecnología de la nube permite, muchas veces sin costo, impulsarlas y después, a medida que el negocio vaya creciendo, acelerarlas.

Y la última barrera a traspasar para que Colombia logre una verdadera transformación que impacte en la productividad y competitividad es la conectividad en el campo. “Hoy en día, cuando nosotros hablamos que el gran potencial es el campo colombiano y ese es el potencial de diversidad, recursos naturales y agricultura, pues tenemos un reto, porque en las zonas remotas tenemos 6 por ciento de conectividad donde tenemos todo ese potencial”, concluye.