ciclismo

Giro de Italia 2021 | Etapa 5: homenaje a Alfonsina Strada, la única mujer en participar en la carrera italiana

Alfonsina Strada participó en dos ediciones del Giro de Lombardía y en el Giro de Italia de 1924


Durante la quinta etapa del Giro de Italia 2021 los ciclistas pasarán por la localidad de Castelfranco Emilia, lugar de nacimiento de Alfonsina Strada la única mujer en participar en la carrera italiana.

Strada conocida también como “el diablo con falda” nació el 6 de marzo de 1891 y es reconocida mundialmente como la primera mujer del mundo en competir en carreras de ciclismo masculinas. Desde 1907 empezó a ser reconocida por la prensa como “la mejor ciclista italiana”. Participó en dos ediciones en el Giro de Lombardía y en la edición de 1924 en el Giro de Italia. Fue ciclista profesional desde 1907 hasta 1936.

En 1917, en plena Primera Guerra Mundial, la ciclista italiana se presentó en la redacción de la Gazzetta dello Sport para inscribirse en el Giro de Lombardía. Al no existir ninguna norma que se lo impidiera Armando Cougnet, el patrocinador de la carrera, aceptó su inscripción. El 4 de noviembre de 1917, participó por primera vez en la carrera de ruta contra atletas masculinos.

Ese año salió de Milán junto a otros 43 ciclistas, entre los que se encontraban Gaetano Belloni, Philippe Thys, Costante Girardengo y Henri Pélissier. Alfonsina Strada fue la última en completa las carrera, llegó a una hora y media del ganador y se posicionó en el puesto 31. 20 ciclistas nunca terminaron la carrera. “El diablo con falda” volvió a participó en el Giro de Lombardía en 1918, hizo parte de los primeros 20 ciclistas en llegar a la línea de meta, a tan solo 23 minutos del líder.

En 1924 participó en el Giro de Italia. De los 90 ciclistas que partieron solo 30 lograron terminar la carrera, Alfonsina entró en ese grupo. Lamentablemente, al llegar dentro del último grupo, los organizadores decidieron excluirla de la clasificación general.

En La Gazzetta dello Sport, del 14 de mayo de 1924, Silvio Zambaldi escribió: “En sólo dos etapas, esta pequeña mujer se hizo más popular que todos los campeones ausentes juntos. A lo largo de todo el recorrido de la Génova-Florencia sólo se oía: – ¿Está Alfonsina? ¿Viene? ¿Viene? ¿Viene? Para mortificación de los valientes aspirantes a la victoria final, así es. Es inútil, un pelo de mujer tira más que cien golpes de pedal de Girardengo y Brunero.”

Luego de su primera participación en el Giro de Italia en 1924, se le prohibió su participación el siguiente año. Ante la imposibilidad de seguir participando en las carreras de ruta, Strada se dedicó a organizar carreras de exhibición en varios países de Europa.

El legado de Alfonsina Strada perdurará en la historia del ciclismo como la pionera que unió el deporte masculino con el femenino y la única mujer que ha corrido el Giro de Italia.