salud

¿Cómo desinfectar las verduras correctamente?

Lavar y desinfectar las verduras evita el contagio de enfermedades causadas por la ingesta de diferentes microbios.


Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a nivel mundial cada año se enferman unas 600 millones de personas por ingerir alimentos contaminados y de estas unas 420.000 personas pueden morir como consecuencia de la enfermedad.

Estas intoxicaciones alimentarias pueden ser transmitidas por bacterias, virus, parásitos, sustancias químicas o priones que se alojan en los productos alimenticios. En el caso de los vegetales, las enfermedades más comunes son las causadas por las bacterias escherichia coli enterohemorrágica, campylobacter, vibrio cholerae. Además, en el proceso de cultivo los vegetales pueden estar expuestos a diferentes pesticidas, toxinas naturales, sustancias químicas, metales pesados y contaminantes orgánicos persistentes.

Desinfectar vegetales antes de comerlos

Por todo lo anterior, es de vital importancia desinfectar las frutas y vegetales. El primer paso es lavar bien las manos antes de manipular los alimentos. Luego, lavar con abundante agua los alimentos para eliminar el polvo, tierra y organismos más grandes que puedan haber caído en los vegetales y verduras durante el proceso de transporte y almacenamiento previo a su compra.

Para asegurar la eliminación de pesticidas y otras sustancias químicas es necesario realizar un proceso de desinfección. Hoy en día hay productos especializados para este proceso, sin embargo, también hay preparaciones caseras que sirven de desinfectante y no agregan productos químicos a los alimentos.

Por ejemplo, se puede usar la mezcla de medio litro de agua con una cucharada de sal y el jugo de un limón para desinfectar los vegetales. Otra opción natural para desinfectar vegetales es mezclar un vaso de vinagre blanco con tres de agua.

Otra recomendación a la hora de preparar vegetales es usar diferentes utensilios para cada grupo alimenticio, por ejemplo, usar un cuchillo diferente para cortar carnes al que se usa para cortar verduras, para evitar la propagación de posibles priones y parásitos propios de las carnes.

Síntomas de una intoxicación alimentaria

Dependiendo de cada enfermedad, los síntomas pueden variar, pero esta es la sintomatología que comparten las intoxicaciones alimentarias: fiebre, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, dolores abdominales y diarrea. A largo plazo, una intoxicación alimentaria puede generar malnutrición y dependiendo de la gravedad de la enfermedad puede conllevar a la muerte.

En el caso de intoxicaciones causadas por la ingesta de sustancias tóxicas, los síntomas pueden ser igual de perjudiciales a largo plazo. Según la OMS, estos pueden causar problemas en el sistema inmunológico, neurológico, hormonal y hasta pueden ser causantes de cáncer.

No por esto se debe dejar de consumir vegetales, de hecho estos deben ser parte esencial de la dieta diaria. Su consumo aporta nutrientes, minerales y vitaminas sumamente importantes para mantener la salud de todos los sistemas y funciones del organismo.