Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 2019/06/06

¿Tiro en el pie para solucionar lío del agua en Santa Marta?

Una aparente contradicción se vive en la Empresa de Servicios Públicos del Distrito de Santa Marta (Essmar). La firma, una empresa industrial y comercial del estado, fue encargada desde hace ya varias semanas del prestar directamente los servicios públicos de acueducto y alcantarillado en la capital de Magdalena, tras la salida de la firma Veolia, lo que encajaba en los planes de la administración del suspendido alcalde Rafael Martínez, de que la prestación del servicio volviera a las manos públicas.

Sin embargo el alcalde (e) Andrés Rugeles, intentó negociar una corta prórroga con Veolia buscando tiempo para hacer una licitación que concesionaria nuevamente el servicio, pero se encontró con la negativa de la multinacional, que se negaba a firmar por cualquier plazo que fuera inferior a un año. Todo ello, en medio de la profunda crisis de agua y alcantarillado que vive la ciudad, donde el precioso líquido ha tenido que enviarse a los usuarios vía carrotanques y el poco que llega a las casas va por unas tuberías que no han recibido mantenimiento por décadas y que dejan escapar el 70% de su contenido.

Entretanto, Essmar, para su funcionamiento, ha solicitado cupos de crédito a entidades bancarias por 15.000 millones de pesos para capital de trabajo con el aval de su junta directiva, en la que tienen asiento el alcalde Rugeles, como presidente, y sus secretarios de Hacienda y Planeación. SEMANA conoció una comunicación de la gerente de Essmar, Ingrid Johanna Aguirre en la que pide una explicaron al mandatario encargado sobre las llamadas recibidas en la empresa este miércoles, en la que diferentes entidades bancarias afirman que los habían llamado de la secretaría de Hacienda del Distrito para “notificarles que no accedieran a otorgar estos cupos de crédito pues desde la Alcaldía no se habían autorizado”. La aparente ambivalencia de la actual administración samaria podría jugar en contra de una solución en el corto y largo plazo en la crisis del agua que mantiene afectados a los usuarios.

Esta fue la respuesta de la secretaria de Hacienda a la directora de Essmar:

Cargando...
Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1959

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.