Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/30/2019 12:00:00 AM

Así ha sido la renovación urbana de Puerto López

Proyectos sociales de asociación y gestión cultural en la ciudad y en el campo. Ese es el secreto de un municipio con otra cara.

La renovación urbana de Puerto López, Meta Hoy las calles de Puerto López están llenas de color, el campo de proyectos sostenibles y el río, como siempre, de vida. Foto: David Amado

Puerto López nació de un sol rojo que surca el río Meta. Y que después se esconde en los morichales. Con el pasar de los años adoptó el color gris del hormigón y el óxido de la hojalata carcomida. Tierra de pescadores –vea el monumento a los canoeros del maestro Álvaro Vásquez–, el municipio creció entre casas y comercios hasta alcanzar los 6.000 kilómetros cuadrados.

Era de calles amplias y senderos angostos. Casas de un piso a la orilla del río y más canoas que bicicletas. El primer puerto sobre el río Meta, “se ha transformado gracias a los procesos de renovación urbana que pusimos en marcha”, afirma su alcalde, Víctor Bravo.

Ampliar los senderos peatonales, mejorar las condiciones de acceso para personas discapacitadas, ampliar la red de alumbrado, instalar zonas wifi gratuitas, construir ciclorrutas, mejorar las vías destrozadas por el paso de tractomulas, renovar los parques y asociar y reubicar a los vendedores ambulantes, ha cambiado la forma en la que los portolopences se relacionan con su municipio.

Las obras de mayor envergadura abarcan la renovación de las principales calles del centro. También se renovó el Parque La Ceiba. Se construyeron escenarios deportivos y se mejoró toda la infraestructura educativa. A la par, se invirtieron recursos en proyectos productivos en la altillanura; más del 70 por ciento de la población rural se vio beneficiada por procesos de mejoramiento de maquinaria agrícola. Se lideró el proceso de reconstrucción de la concha acústica, así como el de la glorieta de entrada al municipio. Eso sin contar los procesos de recuperación del espacio público y el hecho de que va a quedar en construcción el corredor ecológico hacia la laguna La Venturosa y que el parque principal se va a reconstruir. Esta es la muestra de que con el manejo correcto de los recursos se puede transformar todo un municipio.

Hoy las calles están llenas de vida, los niños corren a la sombra de una ceiba milenaria y el comercio renace. Hay containers de color rojo y azul brillante con ilustraciones de aves, en los que los antiguos vendedores informales atienden ahora su clientela en sillas y mesas dispuestas por la Alcaldía. La organización y simetría de sus calles sorprende. Los paraderos de transporte público son modernos. Se talaron los árboles cuyas raíces crecen horizontalmente y destruyen los andenes y fueron reemplazados por nuevas especies que no ponen en riesgo la infraestructura.

Aunque no todo fue color de rosa. “El municipio tuvo que afrontar un proceso de desempleo cuando pararon la construcción de la fábrica de ‘bioenergy’ que dejó a 3.000 personas sin trabajo en un año. El reto más grande no fue realizar obras de infraestructura, sino lograr que la gente entendiera que los procesos de renovación urbana mejoran el espacio, pero la responsabilidad de mantenerlo es de todos los portolopences”, advierte el alcalde.

Lea también: Torre Mirador Matapalo: arquitectura y turismo

Desde el gobierno municipal, de la mano con la Secretaría de Desarrollo Social y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Rural, se habló con todos los gremios sobre la intención de la Alcaldía de formalizar las asociaciones en todos los sectores. Mujeres, agricultores, pescadores, vendedores ambulantes, artesanos y víctimas del conflicto se organizaron para desarrollar actividades económicas que impactaran la economía doméstica. Se les enseñó a manejar y administrar dinero, cómo mejorar los estándares de calidad, y se les impartieron programas de cultura ciudadana. Después de las capacitaciones se destinaron recursos para fortalecer emprendimientos o comenzar pequeños negocios que hoy son prósperos.

También se fortalecieron programas culturales. Las muestras de danza folclórica, conciertos de la banda sinfónica y clases de zumba aeróbica son algunas de las actividades que se convirtieron en parte de la agenda cultural y recreativa.

Una de las actividades es el patinaje. Bajo la dirección del profesor Luis Carlos Turriago entrenan alrededor de 100 niños. También está la escuela de taekwondo, una iniciativa interinstitucional de la Policía y la Alcaldía en la que 87 niños practican el deporte para evitar que caigan en el consumo de drogas o actos delincuenciales. La motivación de poder acceder a universidades que tienen convenio con la Liga de Taekwondo del Meta (50 por ciento de descuento) es suficiente para que nadie falte a clase.

El turismo no se queda atrás. El 10 de septiembre a las cinco de la tarde, el alcalde empujó el barco que le entregó la Alcaldía a la asociación de pescadores para que adelantaran programas de turismo. Se les entregaron también flotadores y equipo de seguridad. El barco cayó sobre el río Meta y empezó su primer viaje oficial bajo la guía de los pescadores de la región.

El río, la altillanura y la zona urbana se siguen reinventando, Puerto López va “por el sendero del progreso y el desarrollo”, afirma Bravo. Ya no queda un solo rastro del municipio gris que alguna vez fue, las calles están llenas de color, el campo de proyectos sostenibles y el río, como siempre, de vida.

EDICIÓN 1962

PORTADA

Duque en su laberinto

La situación para el presidente no es fácil. Puede que después de las protestas de este año consiga la paz política con los partidos. Pero llegar a la paz social con los del paro resultará mucho más difícil.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1962

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.