Temen una nueva ola de coronavirus  en Inglaterra por grandes aglomeraciones tras el paso de su selección a la final de la Eurocopa
Como "devastador" asi calificó una científica de la OMS las aglomeraciones de público en la final de la Eurocopa (Photo by JUSTIN TALLIS / POOL / AFP) - Foto: AFP

coronavirus

“Devastadoras”: así calificó científica de la OMS las aglomeraciones de público en la final de la Eurocopa

60.000 espectadores asistieron a la final del torneo en el estadio Wembley, en Londres.

Aunque se había advertido sobre los riesgos de un incremento de los casos de contagio con coronavirus por aglomeraciones, tanto en las semifinales como en la final de la Eurocopa que ganó Italia sobre Inglaterra, los efectos de esos eventos podrían verse en las próximas semanas.

Por esa razón, la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó este martes su preocupación por lo que calificó como un hecho devastador ante lo que puede representar la presencia de 60.000 aficionados, el 75 % de la capacidad del estadio Wembley en Londres, Inglaterra.

Los aficionados debían presentar un certificado con el que demostraran que estaban completamente vacunados o que tenían una prueba de antígenos negativa realizada durante las 48 horas previas a la final.

Así mismo, se obligaba al uso de tapabocas en áreas interiores del estadio, pero podían quitárselo al llegar a sus asientos.

Sin embargo, en las imágenes que le dieron la vuelta al mundo se pudo evidenciar que muchos aficionados no usaron el tapabocas ni guardaron medidas de bioseguridad, lo que llevó a la epidemióloga de la OMS Maria Van Kerkhove a expresar su preocupación en Twitter, afirmando que el evento estimularía la transmisión de la covid-19, incluida la variante delta.

“¿Se supone que debo estar disfrutando viendo la transmisión que ocurre frente a mis ojos?”, escribió en su red social.

“La pandemia de #COVID19 no se tomará un descanso esta noche... La #VarianteDelta se aprovechará de las personas no vacunadas, en entornos abarrotados, sin tapabocas, gritando y cantando. Devastador”, advirtió.

Aunque esa misma preocupación había sido expresada por la canciller alemana Angela Merkel ante los riesgos de un gran número de contagios, el primer ministro británico, Boris Johnson, defendió la decisión de permitir la asistencia de más de 60.000 personas a la final, afirmando que se estaba organizando de manera “cuidadosa y controlada, haciendo análisis de todos los que acuden”.

El funcionario señaló en ese momento que las vacunas han creado un “muro de inmunidad considerable”.

UEFA abre expediente contra Inglaterra

De otra parte, la UEFA anunció este martes la apertura de un procedimiento disciplinario contra la Federación Inglesa de Fútbol después de los incidentes vividos el domingo en la final de la Eurocopa-2020, ganada en la tanda de penales por Italia ante Inglaterra en Wembley.

La instancia europea investigará especialmente “la invasión del terreno de juego por parte de hinchas, los lanzamientos de objetos de los que fueron culpables hinchas ingleses, las perturbaciones durante los himnos y la utilización de material pirotécnico”, indicó la UEFA en su comunicado.

La UEFA nombró “un inspector ético y disciplinario” para investigar “los eventos que implican a aficionados, que se produjeron dentro y en los alrededores del estadio de Wembley”, precisó la organización.

El día de la final, aficionados ingleses lanzaron piedras y objetos, e insultaron a los tifosi italianos.

Centenares de hinchas sin entrada forzaron las puertas de Wembley, consiguiendo entrar al estadio y sentarse en lugares reservados para aficionados que sí tenían boleto.

Hinchas ingleses causan desmanes antes de la final de le Euro 2020
El día de la final, aficionados ingleses lanzaron piedras y objetos, e insultaron, a ‘tifosi’ italianos. - Foto: AFP

Videos difundidos en las redes sociales mostraron violentas agresiones en los pasillos del estadio.

#Inglaterra #Wembley #EuroCopa Los hooligans emboscaron a los tifosi italianos, ¡se reportan enfrentamientos!”, se publicó en @LaborantiNews.

La Policía de Londres, la Met, procedió a 86 detenciones y anunció que 19 policías habían resultado heridos en los incidentes.

Por otra parte, el joven piloto británico de Fórmula 1 Lando Norris fue agredido y sufrió el robo del reloj de lujo que llevaba al salir del estadio, después de la final.

Levantan medidas

Recientemente, el primer ministro del Reino Unido anunció que a partir del próximo 19 de julio dejará de ser obligatorio usar tapabocas y respetar el distanciamiento físico entre las personas, por lo que instó a los británicos a “aprender a vivir” con el coronavirus al tiempo que mantienen la prudencia.

La medida es anunciada a pesar de que el número de nuevos casos está disparado en torno a 25.000 diarios debido a la muy contagiosa variante delta, aunque gracias a las vacunas el aumento en los contagios no se ha traducido en un fuerte aumento de hospitalizaciones y muertes.

Las autoridades gubernamentales también establecerán un sistema que permitirá a los británicos totalmente vacunados viajar de vacaciones a países de la lista “ámbar”, que incluyen a España y la mayor parte de Europa, sin tener que hacer cuarentena a su regreso.

“Tenemos que aceptar abiertamente que si no levantamos las restricciones aprovechando la llegada del verano, ¿cuándo lo vamos a hacer?”, afirmó Johnson.

Adicionalmente, los británicos podrán reabrir las discotecas y otros locales de ocio nocturno con la posibilidad de que los asistentes puedan bailar y consumir en la barra. Tampoco habrá limitaciones a las reuniones privadas ni a grandes eventos como conciertos o partidos deportivos, y terminará la consigna del teletrabajo.

Entre tanto, el primer ministro instó a la población a “aprender a vivir con este virus” siguiendo los consejos sobre cómo actuar en sitios concurridos como el transporte público, entre otros lugares en los que se requerirá “sentido común”.

Cabe resaltar que el Reino Unido ha sido uno de los países más castigados de Europa por la pandemia del coronavirus, con más de 128.000 muertos, por lo que sus autoridades gubernamentales impusieron un estricto confinamiento a principios de enero que empezó a levantar gradualmente a finales de marzo.

De hecho, la decisión de levantar las restricciones estaba inicialmente prevista para el pasado 21 de junio, pero fue retrasada cuatro semanas debido al auge de la variante delta, originalmente identificada en India, que es ahora dominante en el Reino Unido.

El anuncio de Johnson concierne solo a Inglaterra, ya que Escocia, Gales e Irlanda del Norte (los otros países que integran el Reino Unido) deciden sus propias políticas sanitarias y optaron por un desconfinamiento más lento.

Masiva campaña de vacunación

El vínculo entre contagios y hospitalizaciones se ha controlado gracias a la masiva campaña de vacunación realizada en el Reino Unido, donde el 86 % de los mayores de 18 años ya recibió una primera inyección y casi el 65 % el esquema completo de dos dosis.

Lo anterior ha permitido que al 1.° de julio solo hubiera 1.905 hospitalizados con síntomas graves de covid-19 en el país.

Sin embargo, la decisión de suprimir la obligatoriedad de las mascarillas ha sido criticada por la oposición laborista, cuyo líder Keir Starmer calificó como una medida “imprudente”.

Por su parte, Stephen Reicher, profesor de psicología social en la Universidad de Saint Andrews, consideró “espantoso (...) hacer de todas las protecciones una cuestión de elección personal, cuando el mensaje clave es que la pandemia no es una cuestión de ‘yo’ sino de ‘nosotros’. Tu comportamiento afecta mi salud”.

Incluso, el 71 % de los ciudadanos encuestados quiere que las mascarillas sigan siendo obligatorias en el transporte público y en las tiendas, según un sondeo de YouGov entre 2.649 adultos del Reino Unido.

Con información de la AFP.