Tendencias
Vacuna DIOS-CoVax
DIOS-CoVax podría ser el primer paso hacia "una vacuna universal contra el coronavirus", según sus desarrolladores. - Foto: Universidad de Cambridge

coronavirus

Inician pruebas en Reino Unido de la nueva vacuna anticovid sin agujas | Estos son los detalles

La Universidad de Cambridge, en Inglaterra, anunció el inicio de los ensayos de la vacuna DIOS-CoVax.

Una nueva vacuna contra el coronavirus ha comenzado sus primeros ensayos. Se trata de DIOS-CoVax, biológico desarrollado por la empresa asociada a la Universidad de Cambridge, DIOSynVax. A diferencia de las vacunas existentes (Pfizer/BioNTech, Sinovac, AstraZeneca, Moderna y Janssen), esta propuesta incluye una innovación médica: no usará agujas.

Según explica la información compartida por la Universidad de Cambridge, la administración de DIOS-CoVax se realiza con una ráfaga de aire que se introduce en la piel, es decir, no emplea las tradicionales jeringas con las que habitualmente se inyectan las vacunas.

Otro aspecto que destaca Cambridge es la capacidad que tendría esta vacuna para garantizar la inmunidad frente a las nuevas variantes del coronavirus, así como las cepas que ya circulan libremente por todo el mundo. Esta cualidad se daría gracias a los antígenos base de todos los tipos del virus identificados hasta el momento, lo que incrementaría su efectividad.

Estas vacunas DIOS-CoVax de próxima generación deberían protegernos contra las variantes que hemos visto hasta ahora (alfa, beta, delta, por ejemplo) y, con suerte, prepararnos para el futuro frente a variantes emergentes y posibles pandemias de coronavirus”, explicó el profesor Jonathan Heeney, líder de la investigación.

El primer paso hacia una vacuna universal

La innovación en su administración, así como la probabilidad de que garantice suficiente protección ante las cepas del coronavirus que han aparecido hasta el momento y que podrían llegar en el futuro, perfilan a DIOS-CoVax como un biológico con potencial para convertirse en una “vacuna universal”.

“Fundamentalmente, es el primer paso hacia una vacuna universal contra el coronavirus que estamos desarrollando, que nos protege no solo de las variantes de la covid-19, sino de futuros coronavirus”, anotó el profesor Heeney.

En línea con los estudios recientes que sugieren cómo las vacunas contra la covid-19 pierden su nivel de inmunización a medida que avanza el tiempo, el profesor Jonathan Heeney expresó que “(...) a medida que surgen nuevas variantes y la inmunidad comienza a disminuir, necesitamos tecnologías más nuevas. Es vital que continuemos desarrollando vacunas candidatas de nueva generación listas para ayudarnos a mantenernos a salvo de las próximas amenazas de virus”.

“Nuestra vacuna es innovadora, tanto en términos de la forma en que prepara al sistema inmunológico para tener una respuesta protectora más amplia al coronavirus, así como en su administración”, agregó.

Primeros ensayos en Southampton

Según detalla la información de la Universidad de Cambridge, los primeros ensayos de DIOS-CoVax están siendo entregados por el NIHR Southampton Clinical Research Facility (CRF). El equipo encargado de suministrar el biológico ha llamado a voluntarios sanos de entre 18 y 50 años que ya hayan recibido dos dosis de una vacuna anticovid, pero no una tercera.

Esta no es simplemente ‘otra’ vacuna contra el coronavirus, ya que tiene variantes de covid-19 y futuros coronavirus en su punto de mira. Esta tecnología podría brindar una amplia protección a un gran número de personas en todo el mundo”, destacó el profesor Saul Faust, investigador jefe clínico y director del NIHR Southampton CRF.

El ensayo de la vacuna DIOS-CoVax de fase I en Southampton hará un seguimiento a los voluntarios durante aproximadamente doce meses para garantizar que sea segura. Posteriormente, de tener éxito, los productores de la vacuna estiman que podría fabricarse en forma de granulado para impulsar la aplicación de refuerzos contra el coronavirus.

El anuncio sobre los ensayos de la nueva vacuna contra la covid-19 DIOS-CoVax se produce un día después de que el primer ministro británico, Boris Johnson, confirmara la primera muerte por la variante ómicron en Reino Unido.

“Se ha confirmado que al menos un paciente ha muerto con ómicron, así que creo que la idea de que esto es de alguna manera una versión más suave del virus es algo que tenemos que dejar a un lado”, afirmó durante una visita a un centro de vacunación.