coronavirus

No cede el tercer pico en Colombia: 17.578 casos nuevos de covid y 436 muertes reportadas este martes

De acuerdo con el informe del Ministerio de Salud, en el país hay 106.482 contagios activos del virus.


Colombia sigue registrando altos niveles de contagio. En el nuevo reporte se totalizaron 17.578 casos nuevos, después de que se procesaran 74.514 pruebas, de las cuales 42.821 fueron PCR y 31.693 de antígenos.

El Ministerio de Salud indicó que, con estas nuevas cifras, este martes el país llegó a 2.804.881 casos acumulados, 2.616.821 personas recuperadas y los casos activos permanecen en 106.482.

Para esta misma jornada las autoridades colombianas presentaron el nuevo reporte covid, en el que se establece que 436 personas perdieron la vida luchando contra la enfermedad, de las cuales 393 corresponden a los últimos días. Así, el total de fallecimientos se eleva a 62.235 desde que comenzó la pandemia.

Bogotá y Antioquia siguen siendo las regiones más afectadas por la tercera ola de contagios de la covid-19, concentrando más de 7.000 casos nuevos en las últimas 24 horas.

Por ciudades y departamentos, estos fueron los registros de contagios nuevos en Colombia este 27 de abril:

  • Bogotá: 4.075
  • Antioquia: 3.028
  • Barranquilla: 2.022
  • Valle: 1.094
  • Cundinamarca: 868
  • Atlántico: 635
  • Santander: 556
  • Córdoba: 494
  • Santa Marta: 454
  • Caldas: 427

En el histórico, hasta este martes los lugares con mayor número de contagios confirmados son: Bogotá, que llegó a 774.663 casos de covid-19; Antioquia, con un total de 461.223; Valle del Cauca, con 234.286, y Atlántico, con 228.843.

La presencia en Colombia de las nuevas cepas del coronavirus ha alertado a las autoridades sanitarias que buscan, de todas las maneras posibles, la forma de evitar que el sistema hospitalario colapse en las regiones del país, teniendo en cuenta que la circulación de estas variantes implica un mayor índice de contagio y letalidad, tal y como se ha visto en el actual pico de contagio.

En el último programa Prevención y Acción del presidente Iván Duque, la directora del Instituto Nacional de Salud, Martha Ospina, indicó que el incremento de esta tercera ola es por el relajamiento de medidas que las personas tuvieron, incluso en meses pasados como fiestas clandestinas o aglomeración.

Para la directora del INS este panorama se da por una combinación de situaciones como las aglomeraciones, las variantes y otros factores: “Esa situación particular se da por la baja cero prevalencia en algunas ciudades, es decir, ciudades que tienen todavía muchas personas susceptibles, muchas personas a las que les puede dar la enfermedad y sumado a la presencia de linajes del virus que tienen ciertas mutaciones que lo hacen más transmisible y también la presencia de linajes que han sido conocidos internacionalmente como de especial preocupación, dos de ellos están circulando en el país”, explicó Ospina.

Asimismo, indicó que ahora hay una mayor facilidad de adquirir la infección, algo que no ocurría hace un año cuando se conocía la existencia del coronavirus sin ninguna mutación: “Las personas que antes habían estado confinadas o teniendo un mayor cuidado, tienen ahora mayor exposición porque hay mayor facilidad para adquirir la infección; actividades que antes nos parecían seguras como quitarnos un momento el tapabocas, tomarnos un tinto y tener tapabocas en un lugar cerrado con todas las personas hablando y riendo, hemos comprobado que producen contagios”, aseveró.

En ese sentido, Ospina comentó que esas actividades que hace un año “creíamos que no producían transmisión”, pues ahora sí la producen porque “la posibilidad de adquirir una infección ha aumentado. Estudios muestran que con estos linajes de especial interés hay un 70 % más de probabilidad de adquirir la enfermedad por esa mezcla peligrosa de aumento de actividades como las reuniones sociales”, puntualizó.

La funcionaria agregó: “Junto con los nuevos linajes son una mezcla que generan nuevos casos y una situación de alta transmisión y contagio que está afectando principalmente a la población más joven. Mientras en los mayores de 80 vemos los efectos de la vacunación y menos ingreso a UCI”.