covid-19

Médico muestra cómo, supuestamente, muere un paciente que no usa tapabocas

Ken Remy, médico de la unidad de cuidados intensivos en el Centro Médico de la Universidad de Washington, ha suscitado controversia con sus imágenes y sus declaraciones.


El doctor Ken Remy, galeno que trabaja en la unidad de cuidados intensivos en el Centro Médico de la Universidad de Washington, sede San Luis-Missouri, en Estados Unidos, publicó un video en el cual muestra qué es lo que supuestamente ve un paciente antes de morir por coronavirus. Un paciente que, señala, se resistió a usar el tapabocas.

“Espero que los últimos momentos de tu vida no se vean así porque esto es lo que verás al final si no empezamos a usar mascarillas en los espacios públicos”, asegura el médico en el video, con el cual pretende crear conciencia respecto al uso del tapabocas para evitar contra el virus. “Te prometo que esto es lo que tu madre, tu padre o tus hijos verán al final de sus vidas cuando contraigan covid-19. Esto es serio. Te ruego que mantengas las medidas de seguridad para reducir la transmisión de la enfermedad”, agregó el galeno en su mensaje de advertencia.

Estas son las imágenes publicadas por el médico Ken Remy, integrante de la Unidad de Cuidados intensivos en el Centro Médico de la Universidad de Washington:

Hasta el miércoles 25 de noviembre se registraron en el mundo 12.351 nuevas muertes y 635.138 contagios. Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son Estados Unidos (donde trabaja el médico Ken Remy) con 2.439, México (858) e Italia (722). La cantidad de muertos en Estados Unidos asciende a 262.283, con 12.778.254 contagios. Las autoridades consideran que 4.835.956 personas sanaron.

Después de Estados Unidos, los países con más víctimas mortales son Brasil, con 170.769 decesos y 6.166.606 casos, India, con 135.223 (9.266.705 casos), México, con 103.597 (1.070.487) y Reino Unido, con 56.533 (1.557.007).

Estados Unidos registró el miércoles, en vísperas de la muy popular fiesta de Acción de Gracias (jueves 26 de noviembre), más de 2.400 muertos por covid-19 en 24 horas, según datos de la Universidad Johns Hopkins, la cifra más alta en seis meses. Al mismo tiempo, el país ha registrado cerca de 200.000 nuevos contagios de coronavirus en un día. Este es la segunda jornada consecutiva en que se ha superado el umbral de las 2.000 muertes diarias.

Tapabocas, elemento esencial para contrarrestar el coronavirus según los galenos
Tapabocas, elemento esencial para contrarrestar el coronavirus según los galenos - Foto: AP Newsroom

La última vez que la cifra diaria de fallecidos superó los 2.400 fue a principios de mayo, cuando Estados Unidos se encontraba en el apogeo de la crisis sanitaria. Ante este nuevo brote, que se encuentra en fase “exponencial” en Estados Unidos, según las autoridades sanitarias, muchos estados han vuelto a imponer restricciones a pesar de la llegada de la temporada navideña.

El Día de Acción de Gracias es una gran celebración familiar en Estados Unidos, más importante que la Navidad para muchos, que reúne a amigos y familias.

Frente a la vacuna

La logística para distribuir en Estados Unidos la vacuna contra la covid-19 de Pfizer/BioNTech está lista, aseguraron el martes los responsables que prevén repartir 6,4 millones de dosis en cuanto la Administración de Medicamentos (FDA) dé la autorización esperada en menos de tres semanas. Y “40 millones antes de fin de año”, añadió el general Gus Perna, jefe de operaciones de “Warp Speed”, la iniciativa del gobierno de Donald Trump para apoyar el desarrollo y la distribución de las vacunas, en la que trabaja un destacamento de militares y expertos en logística del departamento de Defensa.

Esos 40 millones de dosis incluyen también las de la vacuna desarrollada por Moderna, cuya autorización se espera también para diciembre. “Podemos entregar en cualquier lugar de Estados Unidos”, aseguró el general. El primer reparto de Pfizer será de unas 6,4 millones de dosis, según Perna. La compañía farmacéutica ha creado contenedores especiales para conservar la temperatura a -70°C hasta 15 días, con hielo seco.

La vacuna de Pfizer podría ser autorizada por la FDA poco después del 10 de diciembre, cuando se reúne el comité consultivo de la agencia sobre las vacunas. “Pensamos ser capaces de distribuir la vacuna a las 64 jurisdicciones en las 24 horas que sigan a la autorización de la FDA”, afirmó el secretario de Salud, Alex Azar. Las 64 jurisdicciones son los 50 estados del país y otros territorios como Puerto Rico o el distrito de Columbia.

El gobierno federal paga tanto por las dosis fabricadas por Pfizer como por Moderna. Será, sin embargo, cada jurisdicción la que decida dónde se entregarán las dosis: hospitales, gabinetes médicos, farmacias... Los estados enviarán su lista al gobierno federal, que coordinará el reparto en 24 horas, cada semana, a todos los lugares registrados.

Tapabocas en venta en un punto de comercio
Tapabocas en venta en un punto de comercio - Foto: AP/ Eldar Emric

El reparto de los 6,4 millones de primeras dosis se decidió proporcionalmente a la población, según Alex Azar. Las segundas dosis serán enviadas 21 días después por Pfizer, y 28 días después por Moderna. Pero, ¿quién tendrá prioridad? El gobierno federal hará recomendaciones: probablemente los residentes en centros para la tercera edad, el personal sanitario y de primeros auxilios o las personas con patologías que les hagan particularmente vulnerables al virus.

Los meses siguientes experimentarán un alza de la producción y el gobierno prevé tener las dosis suficientes para vacunar a todos los estadounidenses que lo deseen en el segundo trimestre. Los gobiernos de los estados serán quienes decidan la lista de las personas prioritarias en sus jurisdicciones, ya que las recomendaciones federales no serán obligatorias.

La vacunación en las residencias de mayores podrá comenzar en las 48 horas siguientes a la autorización del organismo regulador, a través de una de las redes de farmacias asociadas al gobierno, los CVS, especificó Alex Azar.