coronavirus

¿Vacuna de Pfizer sirve contra la nueva variante del coronavirus?

Hay expectativa mundial por el hallazgo de esta variante a la que denominaron ‘nu’.


Hay expectativa en el mundo por la aparición de la nueva variante B.1.1.529 del coronavirus detectada en Sudáfrica, la cual ha llevado a que varios países empiecen a imponer restricciones de vuelos procedentes de esa nación africana.

Además, millones de personas en el mundo empiezan a cuestionarse sobre la eficacia de la dosis de Pfizer contra esta variante de Sudáfrica, de la cual información científica preliminar señala que es altamente contagiosa.

Ante ese panorama, el laboratorio alemán BioNTech informó este viernes que está estudiando urgentemente la eficacia de la vacuna contra la covid-19 que desarrolló con Pfizer, con el objetivo de establecer saber si protege o no contra la nueva variante B.1.1.529.

“Esperamos más datos de las pruebas de laboratorio en dos semanas como máximo (...) Estos datos proporcionarán más información sobre si B.1.1.529 podría ser una variante que podría requerir un ajuste de nuestra vacuna si la variante se extiende globalmente”, dijo un portavoz de ese laboratorio.

Cabe resaltar que la detección de esta nueva variante por científicos sudafricanos ha desatado la alarma mundial, ante la preocupación de que sus numerosas mutaciones puedan hacerla aún más peligrosa que la variante delta.

De acuerdo con BioNTech, la variante B.1.1.529 “difiere claramente de las variantes ya conocidas porque tiene mutaciones adicionales en la proteína spike”.

Pfizer y BioNTech se prepararon hace varios meses para ajustar su vacuna en menos de seis semanas y entregar las primeras dosis en 100 días” si una variante resultaba resistente, subrayó el portavoz del laboratorio.

Ante esta realidad, que ya ha pasado de ser solo una crisis sanitaria a convertirse en una política y social, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió realizar una reunión de emergencia con un grupo de investigadores y demás expertos para poder estudiar esta situación y definir de una vez por todas si esta nueva variante se puede considerar simplemente como “de interés” o si, por el contrario, se debe tomar como una mutación “preocupante”.

Según declaraciones del vocero de la OMS, Christian Lindmeier, recogidas por el medio Euronews, en los últimos días “se han notificado casi 100 secuencias de la variante, y los primeros análisis muestran que tiene un gran número de mutaciones”.

Sin embargo, para la epidemióloga y directora técnica de la OMS sobre la covid-19, Maria van Kerkhove, aún es muy temprano para poder dar detalles específicos de esta nueva variante, que la organización internacional decidió denominar como B.1.1.529.

Todavía no sabemos mucho. Lo que sí sabemos es que esta variante tiene un gran número de mutaciones. Y la preocupación es que cuando hay tantas mutaciones puede tener un impacto en el comportamiento del virus”, aseguró Kerkhove.

Además, ante la incertidumbre generada por la variante B.1.1.529, la Comisión Europea también decidió llamar a una reunión extraordinaria para decidir este viernes cuáles serán los pasos a seguir para evitar al máximo el ingreso de visitantes provenientes de Sudáfrica a territorio europeo.

“La Comisión Europea propondrá, en coordinación estrecha con los Estados miembro, activar el freno de emergencia para detener el tráfico aéreo desde la región del sur de África por la variante de preocupación”, informó Ursula von der Leyen, presidenta de esta comisión.

No obstante, antes de tomar una decisión generalizada, varios países socios de la Unión Europea optaron por tomar cartas en el asunto y establecer sus propias medidas en contra de esta variante. Así, por ejemplo, Alemania anunció que declarará a Sudáfrica como zona de riesgo, por lo que desde la noche del viernes solo permitirá el ingreso de viajeros procedentes de dicho país, con ciudadanía alemana.

Asimismo, adelantándose a la decisión final de la OMS, la experta manifestó que no dudaría en calificar esta variante como “preocupante”, asegurando que lo más normal es que las personas, al ver lo que sucede alrededor de la misma, quieran que la organización esté preocupada.

Por su parte, el virólogo brasileño Tulio de Oliveira recalcó que “la variante B.1.1.529 tiene un potencial muy alto de propagación”, con base en lo observado en Sudáfrica durante los últimos días.