Tendencias
Ursula von der Leyen
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, anunció que se estudiará la posibilidad de prohibir los vuelos con salida o destino a la región del sur de África para evitar la expansión de la nueva variante de covid-19. - Foto: Getty Images

coronavirus

UE estudia drástica medida para evitar propagación de la variante de covid-19 descubierta en Sudáfrica

La variante de coronavirus detectada en el sur de África está bajo vigilancia de la OMS y motivó el estudio de nuevas medidas en la Unión Europea.

Recientemente se conoció la presencia de una nueva variante de coronavirus detectada por primera vez en la región sur del continente africano. Según un comunicado del Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles, se identificaron 22 casos de la variante B.1.1.529 a través de la secuenciación genómica.

“Lamentablemente, hemos detectado una nueva variante que es motivo de preocupación en Sudáfrica”, dijo el virólogo Tulio de Oliveira en una conferencia de prensa.

Por ahora, lo información que se tiene sobre la nueva variante de coronavirus B.1.1.529 es limitada, por lo que permanece bajo la vigilancia de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si bien a finales de 2020, también en Sudáfrica, fue detectada la variante beta (B.1.351), según explicó Tuto de Oliveira, director del Centro de Respuesta Epidémica e Innovación (CERI), la nueva variante posee un número de mutaciones mayor al esperado. Asimismo, advirtió que se está extendiendo rápidamente en la región.

Como medida de prevención, y ante la posibilidad de que la nueva variante detectada pueda evadir la inmunidad de las vacunas existentes, la Unión Europea (UE) estudia la posibilidad de prohibir los vuelos con la región del sur de África.

De acuerdo con información de Europa Press, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció este viernes que “los países del bloque se disponen a estudiar la posibilidad de coordinar la prohibición de vuelos con salida o destino a la región del sur de África como medida de emergencia para evitar la propagación de una nueva variante detectada en Sudáfrica y que preocupa por su capacidad de mutar”.

En su cuenta de Twitter, Ursula von der Leyen señaló que, desde la Comisión Europea, se propondrá la medida restrictiva para prevenir la expansión de la nueva variante de coronavirus.

“La Comisión propondrá, en estrecha coordinación con los Estados miembros, activar el freno de emergencia para parar los viajes aéreos desde el sur de África por la variante de preocupación B.1.1.529″, escribió la presidenta de la Comisión Europea en la red social.

¿Qué se sabe de la nueva variante de coronavirus?

Hasta el momento, la información de la variante B.1.1.529 es limitada, por lo que se encuentra bajo la lupa de la Organización Mundial de la Salud. Expertos señalan que la variante se detectó por primera vez en Botswana, país ubicado en la región sur de África, sin embargo, también habría llegado a Hong Kong a través de un viajero que regresaba de Sudáfrica.

La preocupación en los expertos radica en qué capacidad tendría la variante B.1.1.529 para evadir la inmunidad de las vacunas contra la covid-19 existentes, ya que sus mutaciones deberán ser estudiadas a detalle para un concepto más preciso.

Por ahora, se desconoce cuán transmisible es y qué tipo de impacto tendría en la gravedad clínica de los pacientes con respecto a variantes detectadas en el pasado.

Este viernes, el Ministerio de Salud israelí confirmó el primer caso de la variante B.1.1529 en el país. Se trata de un viajero procedente de Malawi, país de África oriental.

En consecuencia, el primer ministro israelí, Naftali Bennett, ordenó incluir a Sudáfrica, Lesotho, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, Namibia y Eswatini en la lista roja de países por la situación sanitaria, prohibiendo la entrada de extranjeros procedentes de estas regiones.

De igual manera, según indicó el primer ministro, los israelíes que quieran regresar al país deberán mantener aislamiento preventivo durante una semana dentro de hoteles administrados por el Estado y someterse a dos pruebas PCR para confirmar que no estén infectados.

“Instruyo para que se lleve a cabo una evaluación inmediata sobre la detención de vuelos desde estos países a Israel y viceversa, o la implementación de un plan diferente para evitar que la variante se propague a Israel”, anunció el primer ministro israelí, Naftali Bennett.

Vale la pena recordar que la aparición de variantes que suponen un mayor riesgo para la salud pública a nivel mundial llevó a que a finales de 2020 se empezaran a utilizar las categorías variante de interés (VOI) y variante preocupante (VOC), de acuerdo con la OMS, con el fin de priorizar el seguimiento y la investigación.

Según la OMS, una VOI ha sufrido modificaciones genéticas que podrían permitir su transmisión con mayor facilidad, ha causado enfermedades más graves o reducido la efectividad de vacunas o tratamientos. Una variante pasa de ser catalogada como VOI a VOC cuando hay más evidencia de que cumple al menos uno de los criterios anteriores.

Actualmente variantes como eta, iota, kappa y lambda son clasificadas como VOI y las identificadas como alfa, beta, gamma y delta son catalogadas como VOC. En el caso de delta, que fue fichada por primera vez en diciembre de 2020 en India, la variante se ha esparcido por más de 100 países, entre ellos Sudáfrica, donde ha causado el mayor número de infecciones.