nación

“El Gobierno no tiene la valentía para ir a recuperar el tesoro Quimbaya a España”: Academia de Historia del Quindío

Por: Revista Semana

El presidente de la asociación, Jaime Lopera, denuncia que a pesar del fallo de la Corte Constitucional de 2017 que le ordenó al Estado colombiano recuperar las 122 piezas artesanales y de orfebrería de la cultura indígena Quimbaya, hasta el momento no existen resultados tangibles y Madrid se niega a entregarlas.


Cuatro años atrás, el fallecido canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo le dirigió una carta a la embajada de España en Colombia, con el objetivo de dar cumplimiento al fallo de 234 páginas emitido por la sala plena de la Corte Constitucional, el cual tenía un único objetivo: exigirle a Madrid la devolución de las 122 piezas en oro y orfebrería que fueron saqueadas de una tumba indígena de la cultura Quimbaya, en 1892.

Aunque no se conocen los detalles de la misiva ni tampoco la respuesta oficial, la posición del Palacio de la Moncloa (casa del jefe de Gobierno español) es clara: las piezas no serán devueltas por el momento a Colombia.

“Ha sido muy decepcionante para nosotros, pues hemos hecho toda clase de propuestas para que ambas partes queden satisfechas: incluso les dijimos que se fabriquen réplicas del tesoro Quimbaya y que esas piezas se queden en España, pero que por favor las originales nos sean devueltas”, explicó Jaime Lopera, presidente de la Academia de Historia del Quindío (AHQ).

Jaime Lopera, presidente de la Academia de Historia del Quindío
Jaime Lopera, presidente de la Academia de Historia del Quindío - Foto: ElQuindiano.com

Incluso reveló que se creó un comité de verificación para este incidente, compuesto por funcionarios del Gobierno colombiano y miembros del AHQ, quienes tienen como objetivo auditar los resultados de la gestión ante España tras la sentencia de la corte. Un trabajo que ha sido imposible de realizar, por “la incapacidad de diálogo entre los dos gobiernos”, dice Lopera.

La frustración y la indignación de los historiadores - especialmente de la comunidad quindiana - es grande, pues pasados varios años de conocerse este fallo, no existe voluntad política para recuperar el tesoro que se llevaron los colonizadores españoles, según Lopera “por miedo a dañar las relaciones entre (el presidente) Iván Duque y el Gobierno de Madrid”.

“La recuperación del tesoro Quimbaya no es una cruzada regional o local, que tenga que ver únicamente con los quindianos: esto tiene que ver con todos los colombianos, pues es nuestro patrimonio cultural más importante, y que reposa en el exterior. Los museos europeos rebosan de tesoros provenientes de culturas que no ha podido o no han tenido el valor de luchar por recuperarlos y Colombia no puede entrar en esa deshonrosa lista. Tenemos que traer el tesoro al país a como de lugar y esto nos concierne a todos”, es el llamado del historiador a sus compatriotas.

default
- Foto:

Lopera aprovechó para hacer un llamado en favor del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICAHN) el cual no ha podido levantar el arqueo y verificación del tesoro Quimbaya, el cual reposa en el museo de las Américas, en Madrid (España), pues “no se le han asignado recursos para esta tarea: no chay plata para que puedan viajar y esta es otra piedra en el zapato en la cruzada por recuperar lo nuestro”, añadió Lopera.

El monto económico del oro que recubre a la colección de arte prehispánico - medido por peso - ascendería hoy en día a 2 millones de dólares aproximadamente, pero en realidad su valor cultural e histórico es inconmensurable, además de considerarse un patrimonio de la nación y un legado irrefutable para las futuras generaciones de colombianos.

El año pasado, el artista y antropólogo Pablo Gamboa Hinestrosa, publicó su libro ‘La metamorfosis del oro’, que trata sobre historia de este tesoro y analiza su importancia. Al igual, Lopera, argumenta por qué España debe devolverlo. De acuerdo con Gamboa, “el Tesoro Quimbaya significa para Colombia lo que el busto de Nefertiti, en el Museo Egipcio de Berlín, significa para Egipto; lo que los frisos del Partenón, en el museo Británico, significan para Grecia”. Un significado que al parecer no comparten ni estas ni las anteriores presidencias.