documental

“El segundo entierro de Alejandrino” ganó el premio especial del jurado “Mayahuel” en el FICG

Por: RevistaArcadia.com

El documental colombiano nace en el seno de la comunidad Emberá Eyabida, y relata un amor que trasciende tiempo, espacio y el plano de los sueños. El Festival Internacional de Cine en Guadalajara lo reconoció en su edición 35.


En la película de Raúl Soto Rodríguez, “el amor no termina cuando morimos sino cuando dejamos de soñar con la persona amada”. Esta integró la selección oficial del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias 2020 y del FICG Festival Internacional de Cine en Guadalajara 2020. En este, en su edición 35, que culminó la semana pasada, ganó el premio especial del jurado “Mayahuel”. Además fue seleccionada también en el Festival Is Real en Italia, que empieza el 2 de diciembre, y en enero de 2021 estará en el Festival Internacional de Cine y las Artes Indígenas (Ficwallmapu), en Wallmapu.

Esta es la sinopsis de la cinta y su tráiler oficial.

Para los indígenas Emberá la vida y la muerte están atadas por los sueños. Después de cuatro años de estar enterrado, Alejandrino Carupia, el chamán más importante del resguardo Indígena de Andabú en Antioquia, le pide en sueños a su esposa Teresa Bailarín, que lleve su cuerpo a otro lado. En la comunidad crece el miedo pues existe la creencia que el espíritu de un chamán que vuelve a la vida se convierte en un “aribadá”, un ser que daña cosechas, causa enfermedades y produce muerte.

Teresa decidió cumplir el deseo de Alejandrino y desenterró su cuerpo, pero su sorpresa fue inmensa cuando encontró el cadáver de su esposo momificado. Este es el detonante para el largometraje documental.

La película logra mostrar de manera íntima los rituales y el esfuerzo que hace Teresa para cumplir el deseo de su esposo y poder llevar a cabo su segundo entierro en el pueblo de Urrao, Antioquia a dos días de camino. Teresa esperó durante seis meses junto al cuerpo de su esposo momificado, una comisión de 10 indígenas y 15 mulas para hacer el recorrido.

De esa manera, El segundo entierro de Alejandrino permite participar de un momento único: la ceremonia de un segundo entierro Emberá, a la vez que lleva a reflexionar acerca del significado de la muerte en esta comunidad, esto mientras sumerge al espectador en la profundidad de la selva Antioqueña para hacerle sentir que la fuerza del amor va más allá de la muerte.

Dirigido por Raúl Soto Rodríguez y producido por Yira Plaza O’Byrne, su realización contó con el apoyo de la comunidad indígena embera y de la Organización Indígena de Antioquia. Para su desarrollo recibió estímulos del Fondo para Desarrollo Cinematográfico, FDC, la Comisión Fílmica de Medellín, y Señal Colombia.

El segundo entierro de Alejandrino
El segundo entierro de Alejandrino - Foto: Raúl Soto
El segundo entierro de Alejandrino
El segundo entierro de Alejandrino - Foto: Raúl Soto
El segundo entierro de Alejandrino
El segundo entierro de Alejandrino - Foto: Raúl Soto
El segundo entierro de Alejandrino
El segundo entierro de Alejandrino - Foto: Raúl Soto
El segundo entierro de Alejandrino
El segundo entierro de Alejandrino - Foto: Raúl Soto
El segundo entierro de Alejandrino
El segundo entierro de Alejandrino - Foto: Raúl Soto
El segundo entierro de Alejandrino
El segundo entierro de Alejandrino - Foto: Raúl Soto
Sobre la imagen de la película, los realizadores del documental "El segundo entierro de Alejandrino" comentan: "El retrato es de Gilma Carupia Bailarín, quien nos acompañó en esta aventura documental que tuvo origen en lo profundo de la selva del Resguardo Indígena Embera Eyabida de Andabú en Urrao - Antioquia - Colombia".
El retrato es de Gilma Carupia Bailarín, el centro de la narrativa y del afiche. - Foto: El segundo entierro de Alejandrino