ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 10/13/2018 7:15:00 PM

Lucky

En la última película que protagonizó, rodada cuando tenía 90 años, el reconocido actor Harry Dean Stanton recuerda el peligro de los homenajes bien intencionados. **½

Lucky reseñada por Manuel Kalmanovitz La historia cuenta la vida de un hombre mayor de edad solitario, que vive entre sesiones de yoga, cigarrillos y música mexicana.

País: Estados Unidos

Año: 2017

Director: John Carroll Lynch

Guion: Logan Sparks y Drago Sumonja

Actores: Harry Dean Stanton, David Lynch y Ron Livingston

Duración: 88 min

Esta película pertenece al fallecido Harry Dean Stanton, su actor central y figura imperdible, aunque a menudo secundaria, del cine estadounidense de estos últimos 60 años.

En el obituario que escribió de él Peter Travers, crítico de la revista Rolling Stone, cita a Stanton explicando cómo Jack Nicholson le dio una gran lección de actuación cuando hacían juntos una película de vaqueros por allá en 1966: “Jack me dijo que no hiciera nada, que dejara al vestuario actuar. Fue una gran revelación que se volvió un principio de actuación: ser más que hacer. Debes comportarte en la pantalla como lo haces en la vida real”.

Acá, ese principio se pone a prueba y resulta no ser tan absoluto ni tan claramente exitoso. Es decir, el actor y su presencia son fundamentales en cualquier película, pero esto no lo es todo. Esa presencia puede ser bien o mal aprovechada, brillar u opacarse, resonar o no dependiendo de los demás elementos: escenarios, diálogos, otros actores, utilería, etcétera.

Le sugerimos: Comienza el BIFF con películas que triunfaron en los festivales de Cannes y San Sebastián

El exceso de diálogos abruptos, las anécdotas que no se hilan con nada e incluso la leve excentricidad visual y del guion hacen que la fuerza de este actor de 90 años (fallecido el año pasado) se disuelva hasta perderse, convertido en una rareza inofensiva, incoherente, impresionante más por su físico agotado que por el entramado que construye la película en torno suyo.

No es mucho lo que ocurre acá. Se trata más de un homenaje que de algo realmente incisivo sobre esta figura central o sobre lo que uno puede imaginar de un hombre de 90 años que fuma sin parar: la vejez, la soledad o el miedo a la muerte, todo aparece mencionado de pasada, ligeramente.

Al comienzo, Lucky ofrece un boceto de la rutina física de este hombre solitario que vive en una casa en algún pueblo del desierto. Sus ejercicios de yoga, su cigarrillo matinal, su sesión de rancheras. Luego sigue su rutina diaria con visitas a un restaurante, a una tienda, a un bar.

Puede leer: Armando Bó y la rebelión erótica

Estos lugares se repiten a lo largo de la película y sirven como escenario para que Lucky se eche aforismos rápidos y para que interactúe levemente con otras figuras, en una levedad que le apunta a ser simpática, pero que termina resaltando, en lo abrupto e ilógico, la imposibilidad de comunicación de este personaje.

A otro nivel, también hace pensar que la película atesora tanto a su actor principal que prefiere no incomodarlo exigiéndole que converse, que interactúe o que se vea afectado por el resto del reparto.

En consecuencia, se trata de un homenaje sentido, pero malogrado. Es impactante oírlo cantar fuerte y entrecortadamente en una piñata de una familia mexicana, pero el contexto, el sinsentido de haberlo puesto ahí y las interacciones laboriosas y poco creíbles con los demás invitados distraen su voz.

Al final se queda uno pensando que si uno verdaderamente quiere homenajear a este tipo flaco y de ojos grandes, que trabajó en tantas películas, lo mejor sería rebuscarse París, Texas (Wim Wenders, 1984) o Repo Man (Alex Cox, 1984) para recordar lo que tenía de distintivo.

Demonios tus ojos ***

Drama erótico español sobre la obsesión entre un director de cine y su media hermana. Dirigida por Pedro Aguilera.

BIFF ****

El Festival de Cine de Bogotá con nombre en inglés llega a su cuarta edición entre el 11 y el 17 de octubre.

La esposa **

Luego de ser galardonado con el Premio Nobel, la relación entre un escritor y su esposa ilustra perfectamente las injusticias históricas contra las mujeres.

Enemigo mortal *

Lo más reciente de Jackie Chan se lleva las palmas a la película más incoherente e inexplicable del año.

EDICIÓN 1986

PORTADA

¡La cosa está dura en la economía!

Los pronósticos de desempleo, pobreza y crecimiento son desalentadores. Será necesario aumentar la deuda y buscar mayor austeridad. Pero a pesar de los esfuerzos del Gobierno, los colombianos van a quedar un poco más pobres.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1986

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall