Home

Deportes

Artículo

Andrés Felipe Román, cerca de llegar a Boca Juniors
Andrés Felipe Román, cerca de llegar a Boca Juniors - Foto: Prensa Dimayor

deportes

Andrés Román: ¿qué es el corazón de atleta, la condición que inicialmente diagnosticaron al futbolista de Millonarios?

El jugador no sufriría de miocardiopatía hipertrófica, que fue la valoración que hicieron en Boca Juniors.

Millonarios dio a conocer el primer parte médico de Andrés Román después de que el jugador fuera rechazado por Boca Juniors, tras no haber podido pasar las pruebas que le realizaron en el club argentino.

En un comunicado, el equipo embajador informó que, de acuerdo a los estudios realizados en la clínica Shaio, el futbolista no sufre miocardiopatía hipertrófica, que fue el diagnóstico que dieron en Argentina.

“No se cumplen otros criterios imagenológicos igualmente característicos, además de que el paciente no ha tenido síntomas cardiovasculares de ningún tipo durante su desempeño deportivo, así como tampoco tiene antecedentes familiares de la enfermedad”, dice el comunicado.

De acuerdo a los nuevos estudios, la condición que sufre Román es corazón de atleta, que es un engrosamiento del órgano por la práctica deportiva constante y que no genera consecuencias graves como la muerte súbita que sí ocasiona la miocardiopatía hipertrófica.

SEMANA consultó al doctor Fernando Pastrana, exjefe médico de Millonarios y quien conoció de cerca el caso por medio de los actuales encargados del cuerpo médico del club capitalino.

Se hizo un electrocardiograma cuando volvió acá en la clínica Shaio y el espesor del ventrículo está en los límites normales. Es un jugador normal, con un corazón de atleta, que es cuando una persona que ha hecho ejercicio desde pequeño aumenta el tamaño del corazón sin ser una miocardiopatía”, dijo.

Ya se sabe que lo de Andrés no es una miocardiopatía, que es lo que puede generar muerte súbita. Se considera que está en los límites normales”, agregó.

El médico señaló que el especialista Boca Juniors fue imprudente con su diagnóstico y el manejo que le dio. “Es una gran mentira que lo medios le han parado más bolas al ruido de los medios argentinos. El médico argentino actuó de manera antiética al dar a conocer un resultado de un examen que se tiene que tener un consentimiento del jugador para darlo a la luz pública”, dijo.

“En Argentina le hicieron una ecografía muy rápida y le dijeron para afuera. Muy mal manejado desde el punto de vista ético de Argentina y de los medios. Es un mal diagnóstico, un examen hecho a la ligera. Si tuvieran interés en el jugador se hubieran hecho todas las pruebas que debían hacerse”, explicó.

El paso a seguir con el futbolista será tenerlo fuera de las canchas durante tres meses y esperar el resultado de un estudio genético que fue enviado a Alemania.

“Se le pidió un examen genético que se envió a Alemania y se va a esperar tres meses para desacondicionar al jugador para que el corazón reduzca el tamaño”, puntualizó el especialista.

“Se realizarán exámenes genéticos en laboratorios especializados en el exterior para encontrar mutaciones de secuencias de ADN, que sumados a la consideración de los especialistas de suspender el ejercicio de alto rendimiento por tres meses (desacondicionamiento controlado) y con exámenes adicionales cardiovasculares y físicos, se permita alcanzar una conclusión definitiva”, concluyó el equipo.

Así se enteró el jugador

La noticia de que Andrés Felipe Román no pasó los exámenes médicos con Boca Juniors tomó por sorpresa a todos los involucrados y especialmente al jugador, que vio frustrado su sueño de completar su paso al equipo xeneize.

En Argentina se han empezado a conocer detalles de lo sucedido con el futbolista. Olé ha revelado las circunstancias en las que el futbolista se enteró de la mala noticia, mientras tenía acompañamiento de Jorge “el Patrón” Bermúdez, que hace parte del Consejo del club que estaba dispuesto a pagar cerca de un millón y medio por el 50 % de su ficha y ofrecer un contrato de tres años.

El jugador se enteró de que algo grave tenía en su corazón bien temprano a la mañana, en uno de los primeros estudios que se realizó para poder convertirse en refuerzo xeneize. En ningún momento estuvo ajeno a lo que había saltado en la revisión de rutina y por eso, cuando salió del centro médico ubicado en San Telmo acompañado justamente por el Patrón, hombre fuerte del Consejo, y su representante, el colombiano ya sabía que su pase a Boca corría peligro”, explicó el medio argentino.

Luego se realizó un estudio posterior que confirmó que el futbolista sufre de una miocardiopatía hipertrófica, que es la mayor causa de muerte súbita, y se realizó una junta médica liderada por Guillermo Brotman, el director del departamento médico xeneize, en la que también estuvo al doctor del plantel, Rubén Argemi. La recomendación de los especialistas “fue contundente: en esas condiciones, Boca no podía comprar al jugador”.