Tendencias

Home

Deportes

Artículo

Maradona murió en un estrecho cuarto de juegos adaptado como habitación. Sin baño privado, pues tuvieron que poner un inodoro portátil. Los argentinos han criticado las condiciones en las que estaba.

deportes

Mariano Israelit, el mejor amigo de Maradona: “En Dubái vivía como un rey y aquí, como un mendigo”

Una de las personas más cercanas al exfutbolista habló sobre la muerte del diez argentino y los escándalos en torno a su muerte.

Mariano Israelit fue uno de los amigos más cercanos a Diego Armando Maradona. El productor de televisión lo conoció en el año 1982 cuando estudiaba junto con su hermano Hugo y a partir de ahí forjaron una larga relación.

Israelit decidió romper su silencio en torno a lo sucedido con el exfutbolista y su muerte en varias entrevistas con medios de comunicación argentinos.

El productor de TyC, ESPN, El Trece y Fox Sports habló con el periódico Crónica sobre su relación con Maradona y los escándalos que se desataron tras su fallecimiento.

El amigo del Diego dijo sentirse desilusionado al saber que le daban marihuana y cerveza, como se conoció después de una conversación filtrada entre el neurocirujano Leopoldo Luque y el médico que se encargaba de sus cuidados en su internación domiciliaria.

“Los audios me parecen tristísimos, lamentables. Cuando yo iba a la casa de Diego en Los Fresnos (en Bella Vista, donde vivió hasta mediados del año pasado) se sentía olor a porro, pero yo a él no lo había visto jamás fumar, ni a nadie. Después me enteré por gente de seguridad que él fumaba. Y que ahí se canjeaban estupefacientes por camisetas”, dijo Israelit.

El hombre también se refirió a Charly, la persona señalada de entregarle la droga a Maradona y quien habría conocido al ídolo por su relación con Rocío Oliva.

Maradona y Rocío Oliva
Maradona y Rocío Oliva - Foto: Imagen tomada de redes sociales

“Yo al principio tenía muy buena relación con él, tengo mensajes suyos diciéndome: ‘gracias por venir, Diego es otra persona cuando ustedes vienen, se ríe, la pasa bien’. Yo iba con el doctor Mariano Castro, amigo de los dos, y la pasábamos bien... Y de un día para el otro me terminó bloqueando, no sé por qué”, dijo Israelit.

El productor contó que sus críticas a quienes le dieran cervezas para que no estuviera en condiciones de recibir visitas, ni las de sus hijas, hicieron que su relación se cortara.

“Sí, como el tema de la cerveza, se lo dije a Charly, le daba una detrás de otra, y él me decía: ‘no pasa nada’. Sobre todo cuando iban a venir las hijas, que lo emborrachaban y se dormía”, explicó.

Una de las importantes revelaciones que hizo el amigo íntimo de Maradona fue que vivía en condiciones malas con respecto al dinero que acumuló durante su carrera como futbolista.

“Tampoco me gustaban los lugares donde vivía. Por cómo estaba él económicamente, merecía vivir en una casa mucho mejor, con todas las comodidades, aire acondicionado central, calefacción. Cuando iba yo, veía que tenía ventiladores, artefactos eléctricos para calentarse... No me parecía que fuera forma de vivir para Diego. En Dubái había estado como un príncipe, y acá como un mendigo”, le dijo el hombre al medio argentino.

Sobre su último encuentro, Israelit dijo que el astro le comentó: “No me abandonen, no me dejen solo”, y que eso lo dejó “aterrado”.

“Era caprichoso, hacía lo que quería, le podías hablar, pero la última palabra la tenía siempre él. La última vez que lo vi fue a principios de marzo, antes de pandemia, luego hablé con él por teléfono. Esa última vez me dijo: ‘no me abandonen, no me dejen solo’. Yo me fui aterrado, con un escalofrío en la espalda. Se lo veía deprimido, triste, lo habían operado de la rodilla y no podía caminar bien”, contó.

Con respecto a si se habría salvado con mejores cuidados y otras condiciones para vivir, concluyó: “Es fácil opinar con “el diario del lunes”, pero quizá si no le hubiesen hecho caso a él de irse a una casa que no tenía las comodidades para recibir a un paciente de una operación de la cabeza, con una ambulancia en la puerta todo el tiempo... capaz se hubiese salvado.