Home

Deportes

Artículo

Corredor ecuatoriano.
Corredor ecuatoriano. - Foto: Captura de pantalla

deportes

“No queríamos hacerle daño”: Movistar dice que no trató de vengarse de Carapaz en la Vuelta a España

Eusebio Unzúe se refirió al momento en que la escuadra telefónica trabajó y terminó ayudando a Primož Roglič a defender la camiseta roja frente al ecuatoriano.

En la etapa 17 de la Vuelta a España se presentó la polémica más importante de la carrera cuando el Movistar Team ayudó a Primož Roglič a defender la camiseta roja de líder ante un ataque del ecuatoriano Richard Carapaz.

Muchos medios especializados y usuarios de redes sociales seguidores del ciclismo acusaron a la escuadra telefónica de estar tomando venganza contra el corredor ecuatoriano, pues salió mal del equipo y se dieron acusaciones de parte y parte por falta de lealtad.

Eusebio Unzúe dio varias declaraciones a medios españoles sobre lo sucedido, manifestando que no se trató de una venganza contra su excorredor.

"No queríamos hacerle daño, solo seguíamos nuestro interés personal y mejorar una posición en carrera. Enric podía ser cuarto. Sinceramente, creo que el orden del podio es justo. Han sido los tres corredores más fuertes, Roglič se ha defendido correctamente con su equipo”, dijo el patrón del Movistar a Marca.

Por su parte, Carapaz aceptó públicamente la versión de su exequipo manifestando que cada uno defiende sus intereses y lo que pasó forma parte de las situaciones de carrera que se pueden presentar.

“Son situaciones de carrera que se entienden completamente, lo dije ayer. Cada uno busca sus intereses y el de ellos era intentar entrar en la cuarta plaza. No me duele, yo di todo lo máximo por mí. Estoy contento por cómo ha ido la carrera, felicito a Roglič y pienso en volver para intentar ganar. Es mi primer año del equipo y puedo mejorar. No quiero darle más vueltas a lo sucedido ayer”.

Justo después de esto el ecuatoriano dio un afectuoso saludo a su exjefe.

En otra declaración de Unsúe, el jefe del Movistar expresó: “Pusimos a Soler a tirar delante de Mas para que no tuviera el viento de cara y pudiera rodar más cómodo. Con el aire que hacía, era mejor ir así que a rueda de Roglič”, añadió. Carapaz no tuvo la salida deseada del equipo al no correr la Vuelta de 2019. “Respeto todas las críticas por nuestro trabajo. Defendimos nuestros intereses y le pediría a la gente que en absoluto piense que fue una revancha”.

¿Qué pasó?

Carapaz saltó faltando tres kilómetros para la meta y Roglič quedó solo, junto con Enric Mas y Hugh Carthy. El ecuatoriano del Team Ineos necesitaba recortar 43 segundos al esloveno y parecía que iba en buen camino, pues solo con el ataque logró casi 15 segundos de diferencia.

Sin embargo, un kilómetro después, ocurrió la acción inesperada del Movistar. Enric Mas se puso al frente de Roglič y le marcó el paso; después llegó Marc Soler, compañero de Mas, y se sumó a la ayuda. Así, la dupla de la escuadra española llevó al líder los últimos metros de la prueba y evitó que Carapaz alcanzara a descontar toda la diferencia.

Enric Mas buscaba el cuarto lugar aprovechando que Dan Martin se había retrasado. Eso explicaría el motivo del Movistar para ponerse al frente de Roglič.

Pero este intento de poco sirvió, pues el mejor joven de la carrera apenas logró descontar tiempo. Y su esfuerzo no le alcanzó sino para ser quinto en la clasificación general.

Por este motivo, varios canales y comentaristas de ciclismo manifestaron en redes sociales que podría haber otra razón para la ayuda: esa razón tendría que ver con que el equipo español estaba evitando que Carapaz celebrara el título.

En 2019, el ecuatoriano ganó el Giro de Italia con el Movistar, pero luego afrontaron un difícil divorcio, pues a pesar de que los directores de esta escuadra estaban interesados en ampliar su contrato, el corredor se negó a hacer cualquier acuerdo. Luego el Movistar acusó al ecuatoriano de haber negociado con el Team Ineos bajo la mesa.

“Le habrán pagado mucho más que lo que le podíamos pagar aquí, pero creo que se precipitó, porque dinero este año había en el equipo. Su futuro no me preocupa. No ha mostrado lealtad y a un tío que no es leal en mi equipo no lo quiero”, dijo en su momento Pablo Lastras, uno de los técnicos del equipo.

“Vivir esas circunstancias del Movistar es muy difícil. No sabes si el día de mañana el equipo no va a esperar por ti porque el líder será otro. Había situaciones de carrera en que quedábamos los dos y no sabíamos quién tiraba para quién. Tener que llevar eso es difícil, había momentos de tensión, pero lo supimos llevar”, destacó el corredor ecuatoriano luego de su cambio.

“He hecho el cambio justo, en el momento indicado y no me arrepiento de nada. En mi paso por Movistar hemos hecho el máximo posible y he ganado una ‘grande’. Aunque me llamen de todo no les debo nada. No tengo la pena o la tristeza de haberme ido”, se había defendido Carapaz.

Finalmente, Carapaz fue segundo en la carrera y celebró este importante logro como se lo merece.