Tendencias

Home

Deportes

Artículo

Diego Armando Maradona
Una ambulancia transporta a la ex estrella del fútbol Diego Maradona a Buenos Aires, desde el hospital en el que había sido ingresado un día antes en La Plata, Argentina, el martes 3 de noviembre de 2020. Foto: AP / Maria Paula Avila. - Foto: AP

nación

¿Por qué la salud de Diego Maradona se deterioró hasta llevarlo a una súbita muerte?

Expertos explican los quebrantos de salud que experimentó el astro del fútbol mundial Maradona.

Diego Armando Maradona, leyenda del fútbol, murió de un paro cardiorrespiratorio a sus 60 años, noticia que conmocionó al planeta amante de ese deporte, pero durante varios años el 10 de Argentina presentó varios y profundos quebrantos de salud.

Además, hay preguntas sobre su salud, durante años afectada por el consumo de sustancias psicoactivas, medicamentos sumando al excesivo uso del alcohol. Hablamos en SEMANA Noticias con expertos para entender qué llevo a la muerte al astro argentino.

En ese sentido, Victor Castillo, presidente de la Fundación Cardiovascular de Colombia, dio detalles de las consecuencias de experimentar un paro cardiorrespiratorio señalando que es un evento final de la muerte.

“En el caso de Maradona es un caso que es especial porque esa persona había tenido muchos problemas de salud, porque recordemos que en el año 2000 Maradona fue hospitalizado por una falla cardiaca que presentó, y también con una arritmia cardiaca, eso fue hace 20 años cuando a Maradona tenía 40 años, así que si uno mira la evolución, es la evolución normal de una persona que desafortunadamente tenía muchas comorbilidades”, sostuvo Castillo.

Además, detalló que Maradona tuvo durante un largo trayecto de su vida muchas problemas con las drogas, a la cocaína y últimamente al alcohol.

“Adicionalmente recordemos, que los pacientes de alto rendimiento como el caso de los futbolistas terminan siendo una hipertrofia delicada lo que causa también, desequilibrio en varios aspectos clave del funcionamiento del corazón, pero adicionalmente, la cocaína produce alguna alteración en la enfermedad coronaria”, puntualizó.

Y agregó “de hecho cuando uno tiene en urgencias un paciente joven por ahí de 30 años, con un cuadro coronario lo primero que se le viene a la cabeza es que sea un consumidor de cocaína, de tal forma que, adicionalmente tenía un síndrome metabólico con sobre peso en el caso puntual de Maradona, se le había hecho en Colombia una intervención para reducir de peso, bajando casi 40 kilos y volvió a subir y esas patologías fueron su mortal desenlace”.

Por su parte, Hernando Jaime González, deportólogo, aseguró que Maradona fue excepcional como futbolista pero que en la vida personal tuvo varios conflictos, inclusive según recordó con una expulsión en el mundial de 1994 por consumo de cocaína.

“Maradona también fue sancionado por muy tiempo cuando estaba jugando en el Nápoles en Italia, la cocaína causa muchos problemas a largo plazo, las secciones incluso, una sobredosis de cocaína puede matar a una persona de una arritmia fulminante, hable con colegas de Argentina y lo que parece es que Maradona hizo muerte súbita solo, cuando llegaron a desapretarlo ya estaba muerto”, dijo González.

También añadió “en el caso puntual de Diego Armando Maradona, el ya estaba muerto cuando las personas que estaban con él empezaron a llamar a las ambulancias, la última hora que lo vieron fue a media noche, y hasta en la mañana cuando fueron a despertarlo ya estaba muerto, lo de la ambulancia es un dicho porque ya estaba muerto”.

Cabe recordar, que al centro asistencial al que fue remitido Maradona llegó Alfredo Cahe, uno de los médicos de cabecera de la leyenda del fútbol. Estuvo con él por más de 33 años y lo atendió en varias oportunidades; ahora hizo una fuerte crítica a los cuidados que tuvo Maradona en Buenos Aires.

A él (Maradona) no se le cuidó como correspondía. Tendría que haber permanecido internado, no en una casa que no estaba preparada”, indicó el profesional de la salud en una entrevista con Telefe Noticias, un medio argentino.

Cahe recordó cuando internó a Cebollita en la isla de Cuba para afrontar una extensa batalla contra su adicción a las drogas: “No me pareció lógico cuando le dieron el alta. Diego debería haber permanecido en un lugar internado, con una infraestructura diferente. Como cuando lo llevamos a Cuba, que todo el mundo protestó, pero allá se hicieron las cosas muy bien”, criticó el médico.