nación

Al Concejo de Medellín le suena la enajenación de TIGO UNE

Se trata de un negocio que pocos beneficios le ha generado a Medellín, al parecer hay acuerdo para vender la participación que tiene EPM, pero resulta necesario ampliar el plazo para cumplir con el “derecho de salida” que está contemplado para agosto de 2024.


Un negocio grande y polémico estaría empezando a andar en Medellín luego de muchas trabas y discusiones. Se trata de la posible enajenación de las acciones que tiene EPM en la gigantesca empresa de comunicaciones TIGO UNE.

Este negocio que se realizó durante la alcaldía de Aníbal Gaviria le ha generado nulos beneficios a Medellín. Aunque la participación de EPM es del 50%, el manejo de la empresa lo tiene su socio Millicom que tiene el otro 50% de las acciones, pero al momento de hacer el acuerdo quedó claro que el control lo tendría Millicom.

La conclusión es que la empresa no da ganancias para la ciudad y EPM, una de las dueñas no puede tomar decisiones frente a las acciones que se toman, por eso la propuesta del alcalde Daniel Quintero es enajenar, y que el control lo tenga finalmente o Millicom o EPM, en palabras del mandatario de los medellinenses “o nos compran o les compramos”.

Este proceso solo puede darse con la venia del Concejo de Medellín que está fracturado, pero, al parecer, para este tema sí se pusieron de acuerdo  ante la evidencia de los casi nulos beneficios que representa la participación de EPM en TIGO.

Sin embargo, para poder realizar la enajenación, debe cumplirse con unos requisitos que incluso están desde el principio del negocio y se denomina el “derecho de salida”, que está en un acuerdo de accionistas que fue suscrito en octubre de 2013 y da como plazo máximo para tomar esta decisión, agosto de 2024.

Ahí está el problema del asunto, el proceso se debe hacer de acuerdo con lo contemplado en la Ley 226 de 1995, que reglamenta temas de enajenación de la propiedad accionaria. Luego de la aprobación del Concejo tendría que cumplirse con la norma y esto podría tardar, a juicio de expertos, más de un año.

Los tiempos están ajustados, pero como al Concejo de Medellín le suena la idea de vender o enajenar la participación en la empresa, le enviaron una carta al  presidente de UNE Tigo, Marcelo Cataldo, solicitando postergar la cláusula de protección del patrimonio público y estudiar la posibilidad de que EPM venda su participación.

Por eso le piden que le extienda dos preguntas a Millicom, los socios de EP. La primer, señala que: “Se considera posible que no se produzca la enajenación de la participación de UNE, cuyo dominio tiene EPM y se adelante el proceso para que EPM obtenga el control societario de UNE mediante la enajenación de Millicom a EPM o la realización de transacción que permita entregar el control societario de UNE a EPM?”.

La segunda pregunta: “conocer por parte de la Corporación (Concejo) si puede considerar la posibilidad de ampliar el plazo que tiene EPM para ejercer el “Derecho de salida” consagrado en la cláusula 7.1 del acuerdo de accionistas que se suscribió el 1 de octubre de 2013.

El año pasado EPM también había enviado una carta a Millicom con el fin de conocer si estaban interesados en venderles la prima de control de UNE y si se podía extender la cláusula de protección del patrimonio público.

Al parecer, el alcalde Daniel Quintero y el Concejo de Medellín esta vez están de acuerdo. Se está adelantando el trámite del proyecto de acuerdo “por medio del cual se autoriza la enajenación de unas participaciones accionarias”. Ahora la pregunta es si el socio Millicom accede a ampliar el plazo.